La Junta de Andalucía lidera el camino en el ámbito de los riesgos laborales con planes pioneros concretos para la administración de justicia

La Junta de Andalucía lidera el camino en el ámbito de los riesgos laborales con planes pioneros concretos para la administración de justicia


Imagen del Archivo Judicial de Granada / Alfredo Aguilar

Se creó un servicio de prevención separado para el Poder Judicial con un total de 16 técnicos

La Consejería de Turismo, Renovación, Justicia y Administración Local de la Junta de Andalucía ha destacado este sábado que en 2021 se han realizado importantes mejoras y avances «rompedores» en el ámbito de la prevención y los riesgos laborales en la administración de justicia, que » hasta el momento no contaba con un plan concreto y se entregó un protocolo para prevenir ataques externos a funcionarios y situaciones de acoso.

Así se destaca en un comunicado del ministerio en el que destaca que también ha ampliado los planes de contingencia que ya cubren al 78% de los centros de justicia, frente al 46% en 2018.

La primera de las medidas adoptadas al respecto por el Ministerio, encabezado por Juan Marín, fue el establecimiento de un servicio de prevención separado para la administración de justicia con un total de 16 técnicos: dos de la Dirección General del Despacho Judicial y Política Fiscal. , y 14 adscritos a los Secretariados Generales de las Provincias, distribuidos entre las ocho Provincias.

La puesta en servicio de este servicio ha permitido trabajar en un plan de prevención propio y específico para la administración de justicia, que fue aprobado en mayo de 2021. Su efectiva implementación se desarrolló durante el segundo semestre del año y resultó en el desarrollo de una serie de protocolos, procedimientos y actividades específicas para la gestión de la prevención de riesgos laborales en el Poder Judicial.

El primero de ellos es el Protocolo sobre atención de agresiones externas en la administración de justicia, que tiene como objetivo prevenir situaciones de peligro para los servidores públicos que puedan surgir durante la función pública y que ha sido elaborado con el consentimiento del Poder Judicial y previa consulta. y procedimiento de participación de la Comisión Sectorial de Seguridad y Salud.

Por tanto, el Protocolo prevé una serie de medidas a seguir en la prevención, resolución y seguimiento de situaciones de violencia externa. En primer lugar, se especifica la obligación de realizar una evaluación de riesgos para todos los lugares de trabajo con el fin de tomar las medidas adecuadas.

También está considerando medidas de carácter general para prevenir la violencia externa, tales como: evitar el aislamiento, la demarcación física y temporal; Organizar los muebles de acuerdo con el nivel de riesgo; áreas de espera adecuadas y cómodas para el público; o garantizar, entre otras cosas, una gestión adecuada de las colas y las esperas.

Por otro lado, el protocolo contiene una serie de pautas o medidas generales que deben seguir los funcionarios, una guía básica de avisos legales y la necesidad de llevar un registro de ataques.

“Este es el primer protocolo de ataque desarrollado especialmente para los centros de trabajo de la administración de justicia en nuestro país, un documento histórico que representa un avance muy importante en la gestión de la prevención de riesgos laborales”, dijo el Director General de la Oficina del Ministerio de Justicia y Finanzas. Carlos Rodríguez Sierra.

PROTOCOLO CONTRA DAÑOS

Las autoridades judiciales andaluzas también tienen un protocolo contra el acoso en la administración judicial. La adopción del plan de prevención permitió la creación de comisiones internas de investigación de estos casos en cada una de las ocho provincias.

El documento establece mecanismos para prevenir y evitar conductas que puedan constituir acoso laboral, acoso sexual o por razón de género u otras formas de discriminación, tales como: B. Raza u origen étnico, religión o creencias, discapacidad, edad, orientación sexual u otras circunstancias o circunstancias personales o sociales y establece un procedimiento para el tratamiento de los casos tanto en el caso del personal de las autoridades judiciales como de los fiscales y los Institutos de medicina forense y forense pueden existir.

El comité de investigación interna de cada entidad federativa es el organismo que recibe la solicitud de intervención, decide sobre su trámite o remisión y, en su caso, el organismo que realiza la investigación y elabora un informe con las conclusiones y propuestas de medidas a tomar, agotado.

UN PLAN DE IGUALDAD QUE MIRARÁ AL FUTURO

Por otra parte, en 2021 el Ministerio de Justicia también creó la comisión negociadora para la elaboración del plan de igualdad de los funcionarios al servicio de la administración judicial en Andalucía, que está integrada por partes iguales por miembros de la administración y organizaciones más representativas. sindicatos del sector. En preparación del plan, se realizó un estudio preliminar que encontró que el 68% de los funcionarios judiciales son mujeres.

Este plan establece una serie de objetivos, medidas y acciones, debidamente planificadas y coordinadas, para avanzar progresivamente en la consecución de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. El documento resultante tiene una vigencia inicial de cuatro años, luego de los cuales se somete a una revisión y evaluación que conduce a la creación y aprobación de un nuevo plan con el mismo período de vigencia.

Por último, la Consejería Juan Marín también ha aprobado un protocolo para la implantación de planes de emergencia y evacuación en las administraciones judicial y financiera, que asegura unas condiciones adecuadas de evacuación y seguridad contra incendios en caso de emergencia.

Para ello, se han constituido comités de emergencia en cada provincia, cuyo principal objetivo es revisar las condiciones de evacuación y seguridad contra incendios de la sede, informando a los trabajadores y al público sobre las rutas de evacuación en caso de emergencia y realizando simulacros. o ejercicios para asegurar la efectividad de la revisión de los planes de contingencia.

“Durante los dos últimos años, coincidiendo con la pandemia actual, se han realizado importantes esfuerzos para fomentar la creación de estos documentos para ayudar a planificar posibles emergencias en el lugar de trabajo”, dijo Rodríguez Sierra.

Como resultado, entre 2013 y 2018 se elaboraron 76 planes de contingencia (46% de puestos de trabajo) de un total de 118 planes de contingencia (78% de puestos de trabajo) en el período 2019-2021.

Este trabajo se continuará en 2022 y en la implementación del plan de prevención con las evaluaciones de riesgos de los órganos de las oficinas judicial y tributaria que se están implementando actualmente y las nuevas sedes o edificios judiciales que se hayan puesto en funcionamiento, así como de psicosocial. riesgos en la sede con mayor número de trabajadores; o el desarrollo de protocolos de actuación específicos para los institutos de medicina forense y forense.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.