La distribución de fondos alimenta las relaciones en el Parlamento al inicio de la nueva sesión

La distribución de fondos alimenta las relaciones en el Parlamento al inicio de la nueva sesión


La portavoz del PSOE, Ángeles Férriz, y del PP, Toni Martín. / María José López / Europa Press

El PP profundiza la división de la izquierda al retirar recursos de Por Andalucía para cederlos a Adelante

Héctor Barbotta

Justo al comienzo de un nuevo rumbo que recorrerá el proceso electoral municipal, la relación entre las facciones en el Parlamento andaluz atraviesa su peor momento. Sobre el reparto de los espacios físicos tras las elecciones autonómicas, por las que los socialistas tuvieron que ceder sus cargos históricamente ocupados, y el anuncio del PSOE-A de que a partir de ahora invocaría un artículo del reglamento, el 171, que durante los últimos 25 años nunca se ha utilizado para impedir que el Parlamento plantee asuntos fuera de las competencias andaluzas, se acaba de añadir una nueva fuente de conflicto: el dinero.

El foco de la discordia esta vez no está en el Partido Socialista sino en los dos grupos de su izquierda, cuyos magros resultados electorales les han dejado en una posición difícil a la hora de disponer de los recursos suficientes para llevar a cabo su labor parlamentaria. .

Este miércoles, al comienzo de la primera reunión de portavoces del nuevo rumbo de la cámara, el portavoz del PP, Toni Martín, ha anunciado que parte de los fondos adicionales destinados en 2022 a Por Andalucía (la coalición de IU, Podemos y Más País) son extraídos de este grupo para ser entregados a Adelante Andalucía (la formación impulsada por los anticapitalistas de Teresa Rodríguez tras su salida de Podemos).

El PP entiende que puede disponer de estos recursos económicos como mejor le parezca, ya que se trata de fondos a los que cedió en su momento para destinarlos a otros grupos. Se trata de un total de 200.000 euros de los casi cinco millones y medio de euros que corresponde al reparto anual que se realiza en base al presupuesto de la Cámara. El 25 por ciento de eso, 50.000 euros, se trasladará al Adelante.

Hasta 2019, cuando la representación en el Parlamento se dividió por primera vez en cinco grupos políticos, con una diferencia no muy significativa entre el mayor y el menor, la distribución tenía una parte fija para cada uno de los grupos políticos y otra parte proporcional en función de la la representación alcanzaba a todos. A partir de este año se acordó que los fondos sólo se distribuirían según el criterio proporcional de los escaños. De esta forma, el grupo más grande, el PSOE, percibía 3,2 millones al año y el más pequeño, Vox, algo más de 1,1 millones.

Tras las elecciones de este año, en las que el PP obtuvo la mayoría absoluta con 58 escaños y los dos grupos de izquierdas recibieron cinco y dos eurodiputados respectivamente, se mantuvo el criterio de proporcionalidad sin fijar una cuantía mínima por grupo, si bien, tal y como acordó el Parlamento Mesa el 28 de julio aprobó, «algunas modulaciones resultantes del acuerdo entre las facciones». Esta aclaración consistía en que el PP renunciaba a 200.000 euros de su presupuesto para dejárselo a Por Andalucía. En ese momento, el grupo Adelante, con sólo dos parlamentarios, aún no estaba constituido ni reconocido como tal.

nuevo elenco

Este convenio, que Por Andalucía consideraba válido para toda la legislatura, aunque la Mesa lo aprobó solo para 2022, fue volado. Ahora hay que aprobar un nuevo reparto y el PP ha anunciado su intención de confiscar 50.000 euros de lo que recibe Por Andalucía y dárselos a Adelante.

La mayoría que tiene la etnia en la mesa parlamentaria le permite hacer este cambio, que aún no se materializa, pero espera un buen arranque en las relaciones intergrupales.

El movimiento también se presta a la interpretación política en un momento en el que el anuncio del PSOE de que invocará el artículo 171 deja a la población con la necesidad de encontrar aliados para encontrar una mayoría cualificada en caso de que se produzca la situación. El grupo Adelante ya ha anunciado su reticencia a sumarse al estancamiento de los debates nacionales en el parlamento andaluz, como insistió este miércoles su diputado José Ignacio García, pero advirtió que buscará una compensación en cualquier caso.

El PP ya había trabajado para profundizar las divisiones en la izquierda y dar alas al grupo de Teresa Rodríguez. Lo hizo en plena campaña electoral, cuando Juanma Moreno señaló que él y el líder del Cádiz son los únicos que no reciben órdenes de Madrid, y recientemente al presentar una propuesta de este grupo en torno a la conmemoración del asesinato de Manuel García asumió Caparrós. Ahora ha dado un salto cualitativo en un momento en el que la distribución de recursos ya se ha traducido en serias diferencias internas entre los componentes de Por Andalucía.

coaliciones municipales

La reducción de la ya exigua financiación de este grupo no hará más que tensar aún más la coalición IU-Podemos cuando aún no se han determinado las coaliciones para las elecciones municipales de mayo.

En Por Andalucía se han negado a valorar esta situación, aunque su portavoz, Inmaculada Nieto, ha asegurado que la moderación y apertura al diálogo mostrada por el PP no es más que una estafa. «Nunca antes se había ejercido una mayoría absoluta con este nivel de arrogancia y arrogancia», dijo. La portavoz socialista Ángeles Férriz también cuestionó la moderación del PP, citando a la cantante Shakira diciendo que Juanma Moreno «claramente no es lo que parece, no es una buena persona».

En el PP argumentan que su generosidad con el resto de colectivos quedó claramente demostrada cediendo recursos que les convenían.

asignaturas

Antonio Martín Iglesias (Toni Martín), Ángeles Férriz, Inmaculada Nieto, Teresa Rodríguez, PSOE de Andalucía, Partido Popular de Andalucía, Adelante Andalucía, Por Andalucía, Podemos, IU Izquierda Unida, Parlamento de Andalucía


Elena Resanes

Deja una respuesta