La directiva prepara medidas para paliar la «tormenta perfecta» que cae sobre el campo

La directiva prepara medidas para paliar la «tormenta perfecta» que cae sobre el campo


La ministra Carmen Crespo durante su intervención en el Parlamento. / Sur

La Junta de Andalucía también pide al Ejecutivo central que tome medidas contra la sequía y la subida de los costes energéticos

Héctor Barbotta

Una tormenta perfecta en tiempo seco. La subida de precios de apenas un 1,11 por ciento de los productos agrícolas en un contexto inflacionario de más de seis puntos, una sequía sin precedentes, las medidas laborales que cree están afectando a la actividad agraria, la reforma de las subvenciones de la Política Agraria Común (PAC) y la aumento de combustible y electricidad. Todos estos elementos forman una «tormenta perfecta» que azota el paisaje andaluz. Así lo reconoció este jueves la ministra de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, quien esperaba que el Consejo de Gobierno apruebe el próximo martes una serie de medidas para hacer frente a esta situación.

Crespo aludió a este cúmulo de circunstancias al responder a una pregunta en el Parlamento del diputado de Vox Eugenio Moltó, reconociendo que el sector agrario, que se manifestará este viernes, tenía «toda la razón» en sus demandas.

El consejero señaló que las instituciones deberían hacer algo para negociar una PAC que sea beneficiosa para los agricultores y en ese sentido explicó que ya se ha cambiado el 75 por ciento de la propuesta original. «Nos queda un 25 por ciento donde tienen que renunciar a 12 ecoesquemas para que Andalucía se refleje en la PAC en provincias como Jaén o Sevilla», ha asegurado, donde más del 60 por ciento de los agricultores se verían perjudicados

Crespo aludió a los reclamos que la junta había hecho al gobierno en la mesa del sector para aliviar la difícil situación de los ganaderos y agricultores, incluida la introducción de la doble tarifa eléctrica. La junta también ha solicitado la convocatoria de la Mesa Nacional de Sequía, que considera fundamental en las circunstancias actuales.

La consultora acusó al Gobierno central de utilizar los Fondos de Próxima Generación para financiar las obras hidráulicas declaradas de interés general y lamentó que aún no se haya iniciado ninguna de las obras previstas para Andalucía, para las que solicitará su activación en la mesa de sequía. «Es hora de que se pongan en marcha», dijo. La junta también pedirá bonificaciones en agua desalada para usuarios y agricultores.

En la próxima semana, la Junta de Andalucía quiere prorrogar el decreto de sequía «con todas las medidas posibles» para ayudar a superar esta situación.

Aunque las citó sucintamente, las medidas que impulsará el Gobierno se centrarán en rebajar las condiciones para acceder a las subvenciones europeas y autofinanciadas, entre ellas la rotación de cultivos, el límite de kilos para el algodón o el arroz con inundaciones.

El primero se refiere a la obligación de rotación de cultivos impuesta a los agricultores en el marco de algunas líneas de ayuda. También se reduce el requisito de producción mínima para el algodón, y para el arroz no hay obligación de mantener los campos de arroz inundados.

Por otro lado, Crespo señaló que la Junta de Andalucía está de acuerdo con la existencia de una ley de cadena alimentaria, pero reiteró que a la ley actual le faltan detalles importantes. Hizo un llamado al Departamento de Agricultura para ayudar a las comunidades a asumir la obligación de intensificar las inspecciones.

Ha explicado que la Comisión de Cooperación entre el Estado y las Comunidades Autónomas tuvo la semana pasada su primera reunión de coordinación y está previsto que se apliquen dos reales decretos para el registro de contratos alimentarios, los nuevos estatutos de AICA -Agencia de Información y Control Alimentarios- y el cambio de régimen de contratación». «Sin eso, es muy difícil hacer otra cosa», advirtió.

El Parlamento pide al Gobierno central que ejecute las obras hidráulicas de interés general ante la sequía

El Pleno del Parlamento de este jueves ha exigido al Gobierno central, con carácter prioritario y urgente y «sin más dilación ni excusa», finalizar todas las obras hidráulicas pendientes en Andalucía que han sido declaradas de interés general del Estado, aprovechando la oportunidad de la próxima generación de fondos.

Así se refleja en una propuesta no de ley defendida por el PP-A, respaldada íntegramente por PSOE-A, Cs y Vox, mientras que parcialmente respaldada por Unidas Podemos.

La Cámara también ha solicitado al Ejecutivo Nacional que lleve a cabo otras medidas relacionadas con la política de aguas que la Junta de Andalucía ha solicitado en los últimos años, como la ejecución de todas las obras hidráulicas de interés general del Estado relacionadas con el cumplimiento del traspaso de la comarca. Huelva, aprobada por la Ley del Estado sobre la transferencia de recursos de 19,99 hm3 desde la delimitación hidrográfica de los ríos Tinto, Odiel y Piedras a la delimitación hidrográfica del Guadalquivir, y en particular la ampliación del túnel de San Silvestre, el Pedro Arco presa, la Terminación de la Presa de Alcolea, el Canal de Trigueros y la ampliación de las Bombas de Bocachanza.

También se solicitaron las obras hidráulicas de interés general del Estado en la provincia de Almería relacionadas con la ampliación de la desaladora de Carboneras; la reparación y ampliación de la desaladora del Bajo Almanzora y la ampliación de la desaladora del Campo de Dalías, y la instalación de plantas de energías renovables que garanticen un precio sostenible del agua desalada. También reclamamos la ejecución de la conducción de agua desalada desde Venta del Pobre a Tabernas para asegurar el abastecimiento humano y la sostenibilidad del riego, así como la conducción de agua desalada desde la desaladora de Campo de Dalías hasta Adra.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.