Espadas cierra filas con Pedro Sánchez y reivindica su gestión de la crisis contra la «inercia» del tablero.

Espadas cierra filas con Pedro Sánchez y reivindica su gestión de la crisis contra la «inercia» del tablero.


Juan Espadas abraza a Pedro Sánchez tras su discurso. / sur

El presidente del Gobierno celebra el cuarto aniversario de su llegada a La Moncloa en un acto en Dos Hermanas con el apoyo de ocho ministros

Héctor Barbotta

Partiendo a recuperar la Secretaría General del PSOE después de que un movimiento interno lo apartara del poder orgánico, Pedro Sánchez tuvo como primer apoyo al entonces alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano, principal rival interno de Susana Díaz. Este camino le llevó primero a la recuperación del poder interior y luego a La Moncloa tras una moción de censura al Gobierno de Mariano Rajoy, que la próxima semana cumple cuatro años.

Este sábado, el presidente del Gobierno volvió a la ciudad sevillana para celebrar este aniversario. Lo hizo en compañía de ocho ministros y en el marco de una precampaña para las elecciones autonómicas de Andalucía, en las que empieza a tener un papel clave.

«Este no es un acto de precampaña en el que Pedro Sánchez nos está apoyando, es un homenaje a los cuatro años de gobierno de Pedro Sánchez», ha aclarado Juan Espadas nada más comenzar su intervención ante un público fiel de unas 1.800 personas. en el que contrastaba el liderazgo de su colega de partido de La Moncloa con el de un Gobierno andaluz al que consideraba indolente y alejado de la ciudadanía.

Espadas, a quien sus opositores políticos se refieren como delegado de Sánchez en Andalucía, estuvo lejos de sentirse complejo ante esta crítica. Confirmó la moción de censura de 2018 como una decisión que cambió el rumbo de la historia y permitió gobernar el país con un gobierno digno, que desde ese momento se dedicó a proteger a los españoles.

El candidato del PSOE-A a la junta directiva no dudó en poner a Sánchez al frente del Gobierno español al mismo nivel que sus antecesores socialistas, afirmando que Felipe González modernizaba el país y Rodríguez Zapatero consolidaba la democracia con la conquista de nuevos derechos, Sánchez tuvo que afrontar los momentos más difíciles de la historia, y lo hizo poniendo en primer lugar la protección de las personas. A su juicio, el denominador común de los tres presidentes socialistas es hacer justicia a las circunstancias históricas en las que cada uno tuvo que actuar. “El hilo conductor”, añadió, “es no haber dejado a nadie atrás”.

Espadas contrastó la gestión de la crisis por parte de un Gobierno central «perpetuamente consciente de lo que necesita Andalucía y una Junta de Gobierno aletargada a la que le da igual lo que necesiten los andaluces».

El candidato socialista aseguró que el principal objetivo de la mesa durante la pandemia es deslegitimar un Gobierno electoral y que cada domingo Pedro Sánchez convoca a los presidentes autonómicos, Juanma Moreno da la espalda a los alcaldes andaluces, que «no atienden el teléfono es «.

Por ello, ha declarado que para hacer frente a la pandemia hacía falta un Gobierno como el de Pedro Sánchez «y no uno como el que tuvimos en Andalucía», asegurando que en estos años, a pesar de que llegaron más recursos que nunca Juanma Moreno prefirió el enfrentamiento. «No se pueden dejar los recursos en un cajón cuando la gente necesita respuestas», dijo.

Por eso, advirtió que las próximas no son unas elecciones más, pues está en juego el futuro de la comunidad. «Andalucía no está satisfecha ni se resigna a un Gobierno mediocre, necesitamos mucho más», dijo el candidato, que se comprometió a reforzar la sanidad mediante fuertes inversiones en los servicios básicos y reducir la tasa de educación. “Si baja la natalidad, más calidad”, dijo.

También subrayó otra de las ideas que ya se han convertido en el eje de su campaña y con las que intenta frenar el trasvase de votos socialistas al PP: advertir de que la decisión se tomará entre un gobierno de derecha y uno de derecha. ala PSOE de Andalucía. «Ese es el dilema», dijo el candidato, que definió a Juanma Moreno como «un personaje encubierto de la extrema derecha que toma los votos y se los da». «Son igual de peligrosos. Los únicos que garantizan más democracia y más derechos son los socialistas», advirtió.

Ocho ministros en la campaña andaluza

Hablando en el mitin en la localidad sevillana de Dos Hermanas, Pedro Sánchez fue apoyado por ocho miembros de su gabinete. Junto a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el de Agricultura, Luis Planas, habituales en los actos del PSOE andaluz, José Manuel Albares (Política Exterior), Reyes Maroto (Industria), Raquel Sánchez (Transporte), Félix Bolaños (Presidencia), Isabel Rodríguez (Política Territorial) y Diana Morant (Ciencia e Innovación)

asignaturas

Diana Morant, Felipe González, Isabel Rodríguez, José Luis Rodríguez Zapatero, Juan Espadas, Juan Manuel Moreno Bonilla, Luis Planas, Pedro Sánchez, Reyes Maroto, Susana Díaz, PSOE de Andalucía, Andalucía, Dos Hermanas, Elecciones Andalucía 2022


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.