Consejos para tener la mejor despedida de soltera en Granada

Consejos para tener la mejor despedida de soltera en Granada

Al establecer un compromiso formal con la pareja existen pocos temas tan ansiados como la boda. Aunque, ¿cómo olvidarse de la despedida de soltera? Otra de las celebraciones más importantes al planear la boda.

Con las responsabilidades adquiridas tras un matrimonio, una larga reunión entre amigas puede volverse una tarea imposible. La despedida de soltera es solo una previsión. Para quién esté en la búsqueda de Despedidas Granada, los consejos a continuación serán indispensables.

La novia por encima de todo

La idea original de la despedida de soltera es la de disfrutar al máximo la soltería de la novia antes de comprometerse en matrimonio. Siendo así, es totalmente ilógico organizar una despedida solo complaciendo a la anfitriona o las amigas, y no a la novia.

Cada quien tiene una forma muy particular de disfrutar. Lo que al grupo de amigas puede parecerle muy divertido, a la novia podría parecerle fuera de lugar. Es imprescindible preguntarle a la novia cuáles son sus deseos y expectativas para la despedida.

Si se desea darle una sorpresa total y por eso no se le quiere preguntar cuáles son sus deseos para la reunión, basta con preguntarle entonces definitivamente qué no quisiera ver en su despedida.

Por supuesto, la idea de preguntarle qué quiere para su fiesta y qué definitivamente no quiere; así lo pondrán en práctica el día de la despedida. Por ejemplo, si la novia no quiere strippers, ¿por qué llevarlos? La de la boda es ella, y aunque todas deben pasarlo bien, ella es quien debe estar más feliz.

Organizar un kit de primeros auxilios

A primera vista podría parecer muy exagerado, pero basta con ponerse a pensar. Si es una despedida tipo fiesta, ¿no van a terminar todas muy borrachas y propensas a accidentes?

En el mismo sentido, es ideal organizar una despedida donde al menos una de las invitadas más cercanas a la novia se mantenga sobria si no habrá más encargados de la fiesta. Ella puede llevar la batuta y establecer ciertos límites si considera la existencia de un riesgo en algún momento de la reunión.

Los invitados son los de la novia

A menudo las mejores amigas de la novia organizan una despedida de soltera tanto con las amigas de la novia como con las amigas de ellas mismas incluso si ni siquiera conocen a la novia. ¡Eso es un error! Nada más incómodo para la novia que compartir uno de los momentos más importantes de su vida con extrañas.

Además, se debe evitar a toda costa invitar a personas con quienes la novia no se lleve del todo bien, incluso si sí se llevan bien con la organizadora de la despedida. La prioridad es la felicidad de la novia.

Es preciso olvidarse de formalidades y cortesías en invitar personas con quiénes la novia no pueda sentirse en plenitud por desagrado o por vergüenza. El protocolo se deja para la boda, a la despedida solo estarán aquellos con quiénes la novia realmente querría compartir.

Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *