Andalucía rebaja las expectativas de crecimiento al 5,5% por la guerra y la huelga de transportes

Andalucía rebaja las expectativas de crecimiento al 5,5% por la guerra y la huelga de transportes


El Consejero de Estado Rogelio Velasco, segundo desde la izquierda, ayer en la comisión parlamentaria. / Sur

Las proyecciones económicas iniciales de la comunidad antes del estallido de la guerra iban a crecer un 6 por ciento.

Héctor Barbotta

Del 6% al 5,5. Las previsiones de crecimiento económico de Andalucía para este año se han reducido en medio punto como consecuencia directa de la guerra por la invasión rusa a Ucrania y las circunstancias resultantes como el paro en el sector del transporte por carretera. Se trata de un impacto menor que el que sufrirá toda España, según los datos presentados este jueves en una comisión parlamentaria por el consejero de transformación económica Rogelio Velasco.

El consultor, que parecía estar informando sobre las consecuencias de la guerra en Andalucía, señaló que la huelga de las empresas de transporte también había empeorado las previsiones. No se trata de estimaciones que puedan considerarse definitivas. En un contexto mundial marcado por la incertidumbre, añadió Velasco, habrá que esperar hasta mayo, cuando se publiquen los datos del PIB de Europa y España del primer trimestre del año para una previsión más ajustada.

Lo mejor de Andalucía es que su economía ha sido limitada y aún menos expuesta a los efectos de la guerra que España en su conjunto. Las exportaciones andaluzas a ambos países en conflicto suponen el 0,7 por ciento del total, y las importaciones desde estos orígenes apenas alcanzan el 0,2 por ciento.

En concreto, las exportaciones de Andalucía a Rusia, que ocupa el puesto 26 en la lista de compradores de productos andaluces, ascendieron el año pasado a 202 millones de euros, según informó Velasco en la comisión parlamentaria. Se trataba principalmente de materias primas como minerales y alimentos, especialmente aceitunas y aceite de oliva. Las exportaciones a Ucrania también ascendieron a 46 millones de euros, el 0,1 por ciento del total.

En cuanto a las importaciones a Andalucía, el total de productos comprados a Rusia ascendió a 517 millones de euros, el 1,6% del total importado. Se trata principalmente de productos energéticos, en especial del petróleo y sus derivados.

Las exportaciones andaluzas a Ucrania, por su parte, ascendieron a 46 millones, el 0,1% del total, mientras que las importaciones supusieron 184 millones, el 0,6% del total, destacando el aceite de maíz y girasol.

Ante esta muy limitada exposición directa de Andalucía a las economías de ambos países, la ministra alertó sobre las variables monetarias o el impacto en los tipos de cambio, apuntando en especial a la inflación, que ya asciende al 9,8 por ciento en España. Para el caso andaluz explicó: “Antes de la invasión y el escenario económico, las expectativas de crecimiento para este año 2022 hacían bajar las expectativas de crecimiento, aunque francamente eran positivas”.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.