Alerta sanitaria por las altas temperaturas en Andalucía

Alerta sanitaria por las altas temperaturas en Andalucía


El Ministerio de Sanidad y Familia, a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, hace un llamamiento a la población a la cautela y a la adopción de medidas de precaución ante las altas temperaturas que se esperan en Andalucía para los próximos días.

Sanidad ha destacado en un comunicado la importancia de tomar medidas preventivas y de protección frente al calor en la población general, pero especialmente entre los mayores de 65 años; personas dependientes en la vida cotidiana con trastornos de memoria, conducta y orientación; Personas con enfermedades crónicas (diabetes, obesidad, problemas cardiovasculares, respiratorios); los que toman medicamentos como diuréticos, antihipertensivos, antidepresivos; Personas con fiebre o enfermedades agudas que han mostrado dificultad para adaptarse al calor; Bebés y niños menores de cinco años.

La medida más importante recomendada es evitar la luz solar directa; Salir protegido (ropa ligera, gorra y bloqueador solar); ventilar las habitaciones; cierre las ventanas, mantenga un buen nivel de líquidos; bebe aunque no tengas sed; tomar frutas y verduras; y esfuerzo físico moderado en las horas más calurosas.

La exposición a altas temperaturas es un ataque al organismo, existe el riesgo de deshidratación, agravamiento de una enfermedad crónica y golpe de calor. Cuando esto sucede, es necesario detener todas las actividades durante varias horas, refrescarse y descansar en un lugar fresco y beber agua o jugo de frutas.

Salud y Familia insta a la ciudadanía a extremar estas medidas cuando se trata de bebés y niños menores de cuatro años. De hecho, no se recomienda la luz solar directa para bebés menores de seis meses. Por ello, se hace especial hincapié en las recomendaciones para un colectivo muy vulnerable como es el de los niños, como son B. Evitar la exposición al sol entre las 11:00 a. m. y las 6:00 p. m.

Cuando estos menores salen, es importante contar con la protección adecuada como gorros, goggles y paraguas, y beber líquidos con frecuencia, aunque no tengan sed. Además, es recomendable que los niños pequeños utilicen protector solar con un factor de protección de 30 o más, dependiendo de su tipo de piel.

protección para los niños

Es importante que el producto se aplique media hora antes y cada dos horas, así como después de cada baño. En cuanto a la nutrición, se recomienda la lactancia materna exclusiva para los lactantes y un mayor consumo de frutas y verduras para los niños mayores, evitando alimentos grasos y bebidas azucaradas.

Por otro lado, las personas mayores también son más sensibles al calor ambiental excesivo porque sudan menos que las personas más jóvenes, su regulación de la temperatura es menor, su temperatura corporal puede subir más rápido y son menos adaptables a las altas temperaturas. La piel es más fina y más sensible a los rayos del sol.

Además, las enfermedades crónicas pueden aumentar la exposición al calor, y las personas con problemas de memoria o de conducta, o de orientación, no pueden satisfacer necesidades básicas como la sed o el sobrecalentamiento.

recomendaciones

Las principales recomendaciones incluyen evitar viajes y actividades en las horas de más calor y más aún actividades físicas como deportes, jardinería, bricolaje y otras. Cuando salga, trate de permanecer en la sombra, use ropa holgada de color claro (algodón), lleve una botella de agua y lleve una botella de agua. También es recomendable cerrar las ventanas y cortinas en las fachadas expuestas al sol y mantener las ventanas cerradas mientras la temperatura exterior sea superior a la de tu vivienda.

En cuanto a la comida y la bebida, se recomienda beber tanto como sea posible incluso sin sed. La mejor bebida es el agua a temperatura ambiente, no muy fría. Los zumos de frutas, la leche o las sopas frías como el gazpacho nos ayudan a mantenernos hidratados. También es recomendable evitar el consumo de bebidas alcohólicas, bebidas estimulantes como el té o el café. En cuanto a la alimentación, Salud recomienda comer como de costumbre, preferentemente frutas y verduras, consumir comidas a lo largo del día y en cantidades moderadas, y evitar las comidas calientes, pesadas y ricas.

Para reducir los efectos del calor sobre el sueño, es recomendable establecer un horario regular y hacer siestas de no más de 30-45 minutos. También es recomendable cenar de forma regular y ligera (esperar de dos a tres horas antes de acostarse), no consumir alcohol, cafeína u otros estimulantes antes de acostarse y evitar molestias externas como el ruido. Las habitaciones deben mantenerse frescas y usar aire acondicionado. Si no está disponible, es importante ducharse con agua tibia (no fría).

Cómo reconocer un golpe de calor

Algunas de las señales de advertencia para ayudar a los ciudadanos a identificar una posible deshidratación o golpe de calor incluyen piel seca, boca seca, ojos hundidos y disminución de la orina.

Otros síntomas de advertencia incluyen somnolencia, pérdida del conocimiento, convulsiones, insomnio e inquietud inusual durante la noche, espasmos musculares en brazos, piernas y abdomen, aumento rápido de la temperatura corporal, fiebre alta, debilidad, cansancio, dolor de cabeza intenso, náuseas, calor, rubor. piel y sed seca e intensa.

Con el golpe de calor, los signos se agravan: la piel no solo está seca, sino que también comienza a sentirse caliente y enrojecida, se detiene la sudoración, se puede notar fatiga e incluso vómitos, dificultad para respirar, taquicardia y pérdida del conocimiento. .

En estas situaciones, el Departamento de Salud y Familia recomienda dar agua o soluciones de glucosamina por vía oral en caso de síntomas de deshidratación mientras la persona está consciente, mantener en un lugar fresco y ventilado, y si se presentan vómitos u otros síntomas relacionados, se debe es recomendable acudir al medico.

Como cada temporada y de acuerdo con el Plan Nacional de Medidas Preventivas de los Efectos de la Temperatura en la Salud, el Ministerio de Sanidad y Familia activará en los próximos días el Plan de Prevención de Altas Temperaturas para minimizar los efectos del calor en la salud de la población, con especial atención a los colectivos más vulnerables.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.