HF1FRLT1 20210421201128 RICCw0pOiqqdBJvHlg0iwgP

La Asociación Memorial en el cementerio de Cáceres (Amececa) ha iniciado una nueva campaña para la construcción de la antigua prisión provincial de Cáceres convertirse en un espacio de memoria cultural ligado a la represión, los derechos humanos y la paz franquista.

Amececa critica el descuido de las administraciones hacia este emblemático lugar donde, recuerda, “entre 450 y 500 personas dejaron sus murallas para ser asesinadas por piquetes militares de 1936 a 1943 y entre 150 y 200 personas están muertas dentro de la prisión”.

La antigua cárcel provincial de Cáceres (conocida popularmente como la “cárcel vieja”) cerró sus puertas en el otoño de 2009 y desde entonces ha sufrido un importante proceso de deterioro, denuncia la asociación.

En mayo de 2015, Amececa propuso a todos los candidatos presentados en la ciudad de Cáceres para las elecciones municipales la creación de un espacio de memoria en este edificio, petición que fue trasladada al nuevo equipo de gobierno del Ayuntamiento de Cáceres (con el gobierno de Partido Popular) a principios de octubre del mismo año.

En noviembre de 2017 presentó esta misma solicitud a la Junta de Extremadura y también el 22 de ese mes pidió que se declarara el edificio Bien de interés cultural. Durante la campaña electoral de mayo de 2019, Amececa propuso a los distintos candidatos adquirir el compromiso para que el Ayuntamiento pudiera implementar “cuanto antes los convenios necesarios con otras instituciones públicas (Junta de Extremadura, Diputación Provincial de Cáceres, Gobierno de España y de la Unión Europea) con el fin de obtener “de ellos” los fondos económicos para rehabilitar el edificio de la antigua prisión provincial de Cáceres para darle una finalidad sociocultural que incluye la creación de un espacio de memoria vinculado a la represión franquista, los derechos humanos y paz “. Esta propuesta fue trasladada al nuevo equipo de gobierno socialista del Ayuntamiento a principios de julio del mismo año.

A finales de octubre de 2019 Amececa recuerda haber pedido también a la Junta de Extremadura (PSOE) iniciar una colaboración institucional / económica con el Ayuntamiento. Sin embargo, no estaba operativo y “los resultados no podrían haber sido más decepcionantes”, lamenta el grupo, que recuerda que “el proceso de deterioro del edificio continúa inexorablemente”.

“Todo parece indicar que nuestras instituciones públicas extremeñas han olvidado que la antigua prisión provincial de Cáceres fue en algunos momentos de su historia una ‘prisión política’ ligada a la represión franquista”, denuncia Amececa.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *