Ser detective en tiempos de Covid-19

Ser detective en tiempos de Covid-19


Se han investigado más cuarentenas falsas a medida que decae la búsqueda de infidelidades

26 de agosto de 2021 . Actualizado a las 5:00 a.m.

Ser detective en tiempos de pandemia no es fácil ni rentable. Varias oficinas que operan en el área gallega confirman que tienen menos clientes y desde que surgió el coronavirus el trabajo de campo fue complicado. Recibimos la asignación de trabajar para un empleador que se suponía que estaba de licencia. A un colega se le encomendó la tarea de seguirlo mientras conducía un camión por el medio de la montaña, por senderos del bosque y al amanecer cuando las calles y calles estaban prácticamente vacías. Y para confirmar la identidad de alguien, claro, hay que acercarse … Pero al final pudimos confirmar que mientras estaba en paro en una empresa seguía trabajando en otra, recuerda Carlos Daz Chirn, responsable de Investya.

Con la pandemia, los casos de personas que hacen trampa con la cuarentena obligatoria para Covid-19 también llegan a los detectives privados. Nos encargaron seguir a una empleada de una empresa conocida en su industria que supuestamente tuvo que entrar en cuarentena porque tuvo contacto con otras personas que dieron positivo. Pero en realidad ella estaba caminando o comprando, tan rica. Sí, llevaba una máscara, explica. Juan Otegui, Jefe de Detectives Captor. Demuestra que su trabajo no es juzgar lo que una persona hace o no hace, sino actuar como una especie de notario en la calle. Y las empresas suelen conocer los perfiles de sus trabajadores, por lo que más o menos ya saben quiénes son los legionarios y están tratando de escapar o prolongar innecesariamente las pérdidas, dice Otegui. Teniendo esto en cuenta, significa que, en general, si un empleado llama a su empresa y dice que ha estado en contacto cercano con una persona positiva de Covid, no causará ningún problema después de que se complete la cuarentena y la mayoría de ellos recomienda que se quede. hogar. Pero también hay quienes usan eso para ir a la playa, trabajar en otra cosa, hacer otras actividades o simplemente hacer lo que quieren, dice.

Los detectives privados se ofrecen como rastreadores Covid-19

Pablo Gmez Cundns

Todos los detectives están de acuerdo en que con la pandemia hay menos trabajo por hacer. La población tiene menores ingresos económicos y por eso solicita servicios con presupuestos muy reducidos que no pueden ser aceptados. El trabajo podría disminuir en un 40% durante la detención y ahora estamos volviendo gradualmente a la normalidad. Eugenio Baleato, de Detectives Baleato, señala que uno de los cuatro empleados de la empresa tuvo que utilizar un ERTE, pero solo de forma temporal, porque a pesar de los pedidos decrecientes tuvimos que seguir realizando trabajos de investigación que no requirieran seguimiento ni movimiento físico y afines sobre tecnología o tecnología, electrónica. Baleato destaca que ha habido casos en los que los trabajadores han abusado de los ERTE para realizar tareas incompatibles con el trabajo que realizaban normalmente. Y también notamos que ha aumentado el número de días por enfermedad. Incluso durante la pandemia, hubo muchos empresarios que iniciaron sus propios despidos para cobrar una compensación y usar este dinero y el dinero que recibieron de la huelga para montar su propio negocio, dice.

También explican que desde el comienzo de la pandemia, las órdenes para monitorear parejas o matrimonios han disminuido. Aclaran que luego del encarcelamiento, muchas personas se dieron cuenta de que convivir era imposible, y directamente, sin acudir a un investigador privado para descubrir trapos sucios y confirmar alguna infidelidad, se dieron cuenta de que el divorcio o la separación era la solución más fácil.





Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *