El funcionario vigués condenado por el caso de la hermana de Silva pide indulto alegando ser de PSOE y UGT

El funcionario vigués condenado por el caso de la hermana de Silva pide indulto alegando ser de PSOE y UGT


Su abogado pide perdón al Gobierno advirtiendo que ya ha pagado 54.000€ al Ayuntamiento, que se arrepiente de su delito, se ha jubilado y por tanto no corre riesgo de reincidencia

01 de febrero de 2022 . Actualizado a las 4:39 p.m.

Francisco Gutiérrez Ore, alto cargo del Ayuntamiento de Vigo, condenado a cinco años y tres meses de prisión por haber colocado a la cuñada de Carmela Silva en un contrato municipal, ha pedido al Ministerio de Justicia el indulto y la suspensión de la pena impuesta por la Audiencia de Pontevedra y confirmada por el Tribunal Supremo hasta que su petición sea fundada. En un escrito del 22 de enero, su abogado defensor perfiló a la condenada como una persona que buscaba personalmente mejorar su preparación académica y ahondaba en la defensa de los trabajadores, hecho que cuenta con un historial militante a probar juzgado en el PSOE y en el sindicato UGT desde 1982. Ha tenido una impecable trayectoria previa como funcionario público y es consciente de los derechos sociales y laborales desde su afiliación al sindicato UGT y al PSOE, asegura su abogado, que evidencia esta militancia en su escrito.

Ore, que llegó a ser presidente de la Comisión de Operaciones del Ayuntamiento de Vigo durante el mandato de Manuel Soto, muestra en el documento presentado al Gobierno su pesar por el delito en el que ha sido atrapado y que ha sido denunciado por la plataforma Xuntos. Está profundamente arrepentido de lo que hizo.subraya, reconociendo su preferencia por la cuñada del presidente de la Diputación Provincial de Pontevedra y teniente de alcalde de Vigo, Carmela Silva. El familiar de la política socialista recibió 108.147 euros por su contratación para un trabajo ficticio para el ayuntamiento, según recordó en el escrito el abogado de la acusada.

El procurador busca el indulto parcial de su cliente, aceptando pago por su parte al erario municipal igual a la mitad de lo que recibe el afiliado, con igual cantidad a ser depositada por el gerente de la concesionaria involucrada en el plan para favorecer a la cuajada. es un delincuente principal Nunca ha sido condenado y no tiene antecedentes penales ni antecedentes penales que avancen cortos. Hizo todo lo posible para gastar el 50% de la cantidad condenada en reparar el daño causado a la administración, continúa.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.