Los trabajadores salvan su empresa en Almendralejo

Los trabajadores salvan su empresa en Almendralejo

La nueva empresa ya ha recuperado a una veintena de trabajadores y quiere duplicar esa cifra. / GC

Dos años después de la quiebra, ex empleados y un ingeniero de Mérida obtienen una nueva gerencia en las fábricas de Nemoin

Gloria Casares

Esto no es normal, pero también hay finales felices en las empresas que atraviesan graves dificultades financieras. Es el caso de Nemoin, la empresa de calderería y carpintería de Almendralejo, que dos años después de la quiebra y despido de 77 empleados se ha hecho cargo del negocio bajo una nueva dirección. Lo hizo luego de que un grupo de trabajadores, encabezado por un ingeniero de Mérida, lograra hacerse con la propiedad de la empresa fallida.

En la sentencia dictada por el Juzgado de lo Mercantil de Badajoz número 1 de este mes de noviembre que atribuye la venta de Nemoin a B4M Ingeniería y Construcción, el hecho de que esta empresa hubiera alquilado las instalaciones durante más de un año y ya hubiera contratado a muchos de sus antiguos empleados.

El ingeniero de Mérida Antonio Gallego comenzó a dirigir la nueva empresa en la misma planta de Almendralejo con dos empleados, y en poco tiempo tuvieron 24 contrataciones, todos ex trabajadores. Ahora la idea es llegar a 40 o 45 empleados, según dijo a HOY Ramón Virués, director comercial de la empresa.

alegatos

Pero antes de la firma de la adjudicación inmobiliaria, el Juzgado de lo Mercantil enfrentó cargos, lo que motivó a rectificar la adjudicación inicial a una empresa catalana examinando la diferencia entre las dos ofertas concursadas, según la sentencia.

El motivo es que, además de este colectivo de ex trabajadores, una empresa catalana se decantó por el concurso que quería mantener la maquinaria de Nemoin para sus plantas de esa comunidad autónoma.

La empresa Contratos y Diseños Industriales presentó la mayor oferta económica en el denominado ‘subchip’, ofreciendo 820.000 euros, el doble del importe inicial por el que se liberó y solo 10.000 euros más que la empresa extremeña.

Sudáfrica

Sin embargo, el juez tuvo en cuenta en la resolución final que las ofertas difieren solo en un 1,22% y que la empresa no tiene vinculación con Extremadura. Sobre todo, se ha demostrado que el catalán debe más de un millón de euros a los quebrados. Además, tuvo su maquinaria retenida en Sudáfrica por un importe de 658.970 €, que ha sido citada como una de las causas de la insolvencia de Nemoin. Además, como subcontratista, interrumpió la ejecución de una obra en Dubai, por importe de 4.350.000 euros, «lo que implicó la imposibilidad de obtener financiación para evitar la competencia y obtener un acuerdo de reestructuración», indica el fallo.

Ramón Virués es el director comercial.

En este sentido, el juez sostuvo que confiar el ex Nemoin a la empresa catalana significaba “apoyar acciones reprobables desde el punto de vista económico y comercial, que sientan un peligroso precedente. A esto hay que añadir que el postor presume de un crédito no probado contra el quebrado, en un intento de no pagar la cantidad adeudada », le reprocha en la sentencia.

También consideró cartas de apoyo de la empresa pública Avante Extremadura y del Ayuntamiento de Almendralejo y empresarios del sector de la región extremeña.

Los ex trabajadores de Nemoin expresaron, en palabras de Ramón Virués, su alegría por este resultado. «Hemos intentado evitar que esto se derrumbe y tener un trabajo nuevamente y hay trabajos».

Pedidos

Durante este tiempo, la nueva compañía ya ha realizado importantes obras por encargo de grandes empresas como Elecnor en lugares como Gante (Bélgica), así como en España, en zonas como Salamanca o Sevilla en diversas asignaciones.

«Para nosotros lo más importante es que nuestros competidores del sector en Almendralejo nos han apoyado. Hemos seguido trabajando para Calprisa, Talleres Vaca o Transfinox y nos están apoyando y dándonos la oportunidad de seguir ”, dice el gerente comercial.

También agradecen el apoyo de Antonio Gallego, «que ha apostado por nosotros y liderará este proyecto». También consideran imprescindible el apoyo de Extremadura Avante y el plan de viabilidad presentado, que prevé la promoción del trabajo de laboratorio en las instalaciones de Almendralejo.

En enero de 2020, esta empresa de Almendralejo fue noticia tras presentar un expediente de normativa laboral (ERE) con el objetivo de despedir a 77 de sus 82 trabajadores, que entraría en vigor poco tiempo después.

Así que solo quedaron 5 personas del personal. Nemoin nació en 1984 para el diseño y construcción de complejas estructuras metálicas.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *