Las farmacias constatan que los extremeños acumulan fármacos de yoduro potásico para la radiactividad

Las farmacias constatan que los extremeños acumulan fármacos de yoduro potásico para la radiactividad

Las farmacias están viendo un aumento en la demanda de medicamentos con yoduro de potasio. “Compran para acumular, no para consumir”, denuncia Cecilio Venegas, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Badajoz, sobre el aumento de pedidos que se están realizando en los comercios extremeños.

La razón de este comportamiento hay que buscarla en la invasión rusa de Ucrania. Y no es único en nuestra región, también se está dando en otras comunidades españolas, ni en nuestro país. En los territorios europeos más cercanos a la zona de conflicto, como República Checa, Polonia o Bulgaria, pero también en otros más alejados, como Bélgica y Noruega, también se nota que los ciudadanos están comprando estos medicamentos. Hasta el agotamiento en algunos casos.

La alarma entre la población se produjo tras los bombardeos rusos que provocaron un incendio en las inmediaciones de la mayor central nuclear de Europa, ubicada en la ciudad ucraniana de Zaporizhia. La decisión de Vladimir Putin, presidente de Rusia, de advertir a sus fuerzas nucleares también contribuyó a este temor.

pastillas de yodo

Las tabletas de yodo se utilizan para evitar que la glándula tiroides absorba yodo radiactivo en caso de emergencia nuclear, que puede liberarse en caso de accidente radiactivo. Sin embargo, estas pastillas tienen poco que ver con los medicamentos de yoduro de potasio que se pueden comprar en la farmacia. “Tienen una dosis de 0,1 a 0,3 miligramos, una cantidad mínima; mientras que las pastillas de yodo, en cambio, tienen una dosis de 130 miligramos”, explicaba la diferencia Iván Espada, del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, en declaraciones a Europa Press.

Por ello, el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Badajoz insiste en que estos fármacos no son efectivos contra la radiactividad y pide tranquilidad a la ciudadanía. “No tiene sentido acopiar”, añade Venegas, quien agrega que en caso de emergencia nuclear, que ni siquiera ha ocurrido, el Estado tiene reservas para abastecer a la población.

En la misma línea, el Consejo de Colegios de Farmacéuticos recuerda que el Gobierno ha elaborado planes de emergencia por si fuera necesario repartir pastillas de yodo que son eficaces para evitar que el organismo absorba la radiactividad.

Finalmente, Espada señala que se necesitarían entre 300 y 1.200 tabletas de yoduro de potasio para igualar la dosis de una sola pastilla de yodo. Además, advierte que no es bueno tomar esa cantidad de yodo durante varios días, que “es una sustancia que el cuerpo necesita en cantidades muy pequeñas. Dar una dosis tan alta puede conducir a una intoxicación».


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.