Exitosa startup extremeña

Exitosa startup extremeña

José M. Martín

Cree un negocio desde casa en un solo paso. Es la disposición más llamativa de la Ley de Startup que aprobó el Consejo de Ministros el pasado 10 de diciembre, que tiene como objetivo incentivar el nacimiento de empresas de base tecnológica en nuestro país.

Y es que, según la Cámara de Comercio, una ‘startup’ es una «empresa de reciente creación o en edad temprana que tiene un gran potencial de crecimiento y comercializa productos y servicios mediante el uso de tecnologías de la información y la comunicación». En este sentido, lo que diferencia a una ‘startup’ de una pyme es que las primeras buscan un crecimiento rápido para obtener financiación a través de la transformación digital, mientras que las pymes empiezan a operar tras invertir una determinada cantidad de dinero y deben tomarse un tiempo para amortizar esa inversión. .

El texto aprobado por el Consejo de Ministros tiene como objetivo, a juicio del Ejecutivo, atraer inversiones y talentos y promover el emprendimiento innovador.

Para lograrlo, la nueva ley propone la simplificación de trámites burocráticos y desgravaciones fiscales. De esta forma, una de las medidas previstas es la aceleración de los trámites para poder constituir una empresa hasta el punto de poder hacerlo en un solo paso y de forma electrónica. De esta forma se eliminan los costes de notaría o registro.

Para facilitar la entrada de capital en startups, se eleva a 100.000 € la base máxima de deducción para inversiones en empresas de nueva o reciente creación y se incrementa el tipo de deducción hasta el 50%. En la misma línea, el impuesto de sociedades se reduce en diez puntos, que se convierte en un 15%.

Para emprendedores

Dirigida directamente a los emprendedores, la ley elimina la doble cotización a la Seguridad Social para quienes estén simultáneamente empleados y se estén preparando para crear su propia empresa. Es normal que hasta que la «startup» no coja velocidad, sus fundadores mantengan sus puestos de trabajo, con lo que esta medida alivia su carga fiscal.

Además, se amplía el plazo durante el cual se considera una sociedad de nueva constitución. “Va de tres a cinco años”, comenta Santos Salgado, socio fundador de la startup extremeña Ventum IDC. Esta medida ayuda a las empresas a acceder a determinadas ayudas durante más tiempo. “Hubiera sido muy lindo para nosotros presentarnos al programa NeoTec, que es muy difícil de ingresar y tiene excelentes condiciones”, agrega Salgado.

Precisamente para apoyar a los emprendedores, el Gobierno ha puesto en marcha FondICO Next Tech, que tiene un objetivo de inversión de 4.000 millones de euros, y una línea dirigida a empresas emergentes lideradas por mujeres, que cuenta con un presupuesto de 51 millones de euros.

Las empresas extremeñas que llevan mucho tiempo en funcionamiento dan la bienvenida a la nueva ley. Creen que con esto en su lugar les habría sido más fácil en ese momento, aunque eso no les ha impedido lograr el éxito. Estos son cuatro ejemplos.

Santos Salgado, en una explotación ganadera a la que se dirigen las soluciones de Ventum Innovation.

Santos Salgado, socio fundador de Ventum Innovation

«Las medidas que nos propusieron hubieran sido de gran utilidad»

Santos Salgado ve con excelente mirada la Ley de Startup aprobada recientemente por el Consejo de Ministros. El socio fundador de Ventum Innovation cree que hubiera sido una bendición si hubiera estado en su lugar cuando su empresa comenzó en 2018. «Hay medidas que nos hubieran sido muy útiles», dice este emprendedor, citando elevar la base. Máxima contribución para inversiones y la eliminación de la doble cotización a la Seguridad Social.

De cualquier manera, Salgado se habría beneficiado, ya que mantiene su puesto de empleado e hizo una importante inversión de dinero en su ‘startup’. Además, cree que la ampliación de la consideración a cinco años como empresa emergente permite acceder a programas de ayudas y apoyos durante más tiempo.

Productos

Gracias a uno de estos programas, NeoTec, Ventum pudo acelerar sus proyectos. Todos están relacionados con el sector agrario, en el que Salgado tiene una dilatada experiencia. Los productos en el mercado se utilizan para facilitar el movimiento de animales en granjas extensivas controlando sus movimientos, para obtener información sobre el nivel del agua o silos a través del teléfono móvil o para medir el nivel de CO2 que tiene un barco.

Son ideas que surgen de la experiencia. “La empresa nació como respuesta a una necesidad que hemos identificado y estamos ampliando el catálogo”, explica Salgado, quien cree que las necesidades de digitalización del sector agrario representan una buena oportunidad de negocio para su empresa. “Hay dificultades, nos topamos con el alto promedio de edad de los agricultores y ganaderos reacios al cambio y nos cuesta ver los beneficios de las herramientas que proponemos”, concluye.

Alberto Moreno, Cristina Salas y Jacinto Salas, socios de Biotme. /

HOY DIA

Jacinto Salas, director general de Biotme

Vemos una proyección espectacular de la simulación médica ”

Fueron necesarios más de tres años para ver un horizonte con buenas expectativas. Un periodo de tiempo en el que, con la antigua normativa, ya no se consideraría una ‘startup’. “Ahora seguimos siendo; con la nueva ley todo se oficializa ”, explica Jacinto Salas, director general de Biotme.

Esta empresa con sede en Zafra nació en junio de 2017 y lleva más de dos años investigando y desarrollando sus productos. A partir de ahí, pudieron iniciar la producción y llevan ocho meses en el mercado con sus simuladores de entrenamiento médico anatómico. Los hacen con su propia gelatina. Vemos una proyección espectacular de la simulación médica ”, reconoce Salas, que cree tener un futuro muy prometedor con este proyecto.

No siempre fue así y en los primeros momentos les costó mantener la empresa en marcha. «La principal dificultad de las ‘startups’ es el acceso a las ayudas y que si te las otorgan, lleva mucho tiempo meter el dinero; Por eso hay convocatorias que no gastan todo su presupuesto porque la gente no los pide ”, critica Salas, quien espera que la nueva ley resuelva estos problemas y agilice los pagos.

Además, para el CEO de Biotme este texto es bueno para incentivar inversiones, por lo que cree que puede ser útil a la hora de facilitar la aparición de ‘startups’ en nuestro país.

Actualmente la empresa está trabajando en el desarrollo de materiales y ha patentado una férula termoformable con electroestimulación.

Fernando Sánchez muestra la plataforma desarrollada por Homeria. /

JORGE REY

Fernando Sánchez, cofundador de Homeria

«Con la ley vigente, podríamos haber atraído más inversiones»

“La pandemia nos ha dado el empujón definitivo”, reconoce Fernando Sánchez, cofundador de Homeria, quien no olvida que “hemos estado a punto de cerrar la empresa varias veces”, dice.

La empresa entró en funcionamiento en 2008. “No había ayudas, pero había burocracia”, recuerda Sánchez de aquel inicio donde se centraron en la ingeniería web. «Teníamos la tecnología para acelerar el desarrollo de aplicaciones, pero nos costó mucho vender nuestro producto», agrega.

El camino hacia el éxito se encontró en 2013. «Comenzamos con la ‘entrega’; mucho antes de que nacieran empresas como Glovo ”, dice Sánchez, quien agrega que en su momento ya habían intuido que la tendencia sería consumir en casa.

Desarrollaron una plataforma para la entrega de comida a domicilio con Burger King y funcionó muy bien. «Fue un poco disruptivo, porque mejoró enormemente el sistema utilizado por las empresas hasta ese momento», dice el cofundador de Homeria. Sin embargo, no fue hasta 2016 que pudieron comenzar a beneficiarse del negocio. “Lo que más nos costó fue llegar al mercado”, dice Sánchez.

Desde esa fecha, aunque han seguido desarrollando proyectos, se han centrado en gestionar la parte tecnológica de su sistema de ‘delivery’.

Para Sánchez, la nueva ley será positiva a la hora de facilitar el surgimiento de más empresas de base tecnológica fomentando la capitalización. «Con esta nueva ley en vigor, podríamos haber atraído más inversiones y crecer más rápido», dice el cofundador de Homeria. A cambio, los socios pusieron el capital necesario, también tuvieron que hacer aumentos en ese capital inicial. “Hemos sido una empresa que ha crecido a pulmón”, apunta.

Fue un esfuerzo importante, aunque les permitió una mayor autonomía y que el 100% de la capital es Extremadura. Con la nueva ley, las deducciones fiscales de las que podrían haberse beneficiado habrían sido un poco más altas.

Nacho Cano conduciendo el simulador utilizado en Talavera. /

HOY DIA

Nacho Cano, fundador de Skydronex

Contratos con el Ministerio de Defensa de Badajoz

Ubicado en el Parque Científico y Tecnológico de Badajoz, Skydronex entró en funcionamiento en 2014 y seis años después ya había vendido al Ministerio de Defensa un sistema de realidad virtual para la formación de sus pilotos en la Academia General Aérea de la Base Aérea de Talavera.

No fue su primer proyecto, ni siquiera el que les dio un impacto nacional, pero está muy relacionado con el trabajo que están haciendo hoy. «Estamos ampliando la funcionalidad del simulador de vuelo para que se parezca lo más posible a la cabina de un avión», explica NachoCano, fundador de la empresa. «Queremos añadir movimiento al asiento», añade este informático.

Entre las ventajas del simulador está la reducción de riesgos y el consumo de combustible. Los estudiantes pueden extender sus horas de vuelo sin despegar, por lo que no hay posibilidad de accidentes y hay ahorros significativos en los costos de capacitación. Además, se evitan las emisiones contaminantes resultantes del lanzamiento de una aeronave al aire.

No es el único sistema de realidad virtual en el que está trabajando Skydronex. También están intentando implementarlo en la agenda de formación piloto, para que puedan seguir la formación de forma remota, sin la obligación de estar en la base de Talavera.

el principio

La empresa nació como operadora de drones. Los inicios no fueron fáciles, Cano decidió emprender tras dejar la empresa donde trabajaba. «Fueron los golpes de la crisis económica y perdí mi trabajo», recuerda. «Pero bueno, gracias a eso estamos hoy aquí», dice este técnico de TI que reconoce que no tuvo dificultades para montar la empresa y se sintió apoyado por la administración.

Además, Skydronex comenzó a trabajar en un momento difícil. «La primera legislación sobre drones acaba de salir y complicó bastante nuestro negocio, porque había muchas áreas en las que no era posible operar», recuerda.

Esta dificultad les llevó a desarrollar su primer proyecto exitoso: Icarus RPA. Un mapa de toda la Península Ibérica en el que se identifican con los colores las restricciones al vuelo de los drones. En Extremadura, por ejemplo, los alrededores de la central nuclear de Almaraz están identificados como zona prohibida y las áreas de las bases militares de Talavera y Bótoa como limitadas al vuelo fotográfico. Hemos llegado a los 20.000 usuarios, superando con creces las expectativas, ya que nos hemos centrado en los operadores de drones, que en España son unos 3.000 ”, especifica Cano, que estudió en la Escuela Politécnica de Cáceres, lo que le convierte en un ejemplo de lo que quiere la Ley de Startup. promover: que el talento se quede en España.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.