Consideran la hipótesis de muerte natural en la muerte de la octogenaria y su hijo en Ruecas

Consideran la hipótesis de muerte natural en la muerte de la octogenaria y su hijo en Ruecas

El domicilio del difunto se encuentra justo a la entrada de Ruecas, en la rotonda de Vegas Altas/ Delaware

Hasta el momento se desconoce cuánto tiempo llevaban sin vida en la vivienda.

La Plaza Mayor de Ruecas amaneció este viernes consternada tras conocerse la noticia de la muerte de Emilia y Francisco, Kiko, como era conocido en la ciudad. Madre e hijo aparecieron sin vida sobre las 7:30 horas en su domicilio, una casa cercana a la entrada de Ruecas, un municipio menor de Don Benito que se encuentra a unos diez kilómetros de esta localidad de Badajoz.

La madre, Emilia, tenía 87 años; y su hijo, 65. Los cuerpos aparecieron sin vida en su domicilio y fue una nieta de la mujer, que tenía otro hijo también residente en la aldea, quien los encontró y alertó a los servicios de emergencia. No se sabe, hasta el momento, cuánto tiempo fallecieron y las circunstancias de su muerte, pero todo habría ocurrido en la noche entre el jueves y el viernes, luego de que la sobrina subiera a su habitación a dormir.

Según la Guardia Civil, al parecer no hay signos de violencia y se investigan las causas de la muerte. El alcalde de la localidad, Antonio Aguilera, dijo a este diario que hace unos días los vio a ambos caminando y «estaban bien».

Tras varias horas de estancia de la Guardia Civil en el interior de la vivienda, los cadáveres fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal de Badajoz para practicar la autopsia con el fin de determinar la causa de su muerte, aunque todo parece indicar que fue natural y que el hijo moriría de una grave enfermedad que padecía y su madre moriría más tarde.

Hallan a madre e hijo muertos en su casa de Ruecas

Esta es una hipótesis que también avalan algunos vecinos, que en los últimos meses habían visto perder peso a Francisco, y señalan que padecía algunas dolencias físicas, pero niegan que pueda tratarse de una muerte violenta.

«Es una noticia bastante dura, hoy el tema es siempre el mismo y toda la ciudad se ha quedado fría», dice una vecina de Ruecas, que cree ser una de las primeras en enterarse: «No me lo podía creer, con la familia me llevaba muy bien y los aprecio mucho, pero nadie sabe cómo pudo haber sido».

una familia bien conocida

Según los vecinos de este pueblo de unos 650 habitantes, se trata de una familia muy numerosa y conocida en la localidad, aunque no sean originarios de aquí. Algunos recuerdan que vinieron de Montijo hace muchos años. Su madre era ama de casa y su marido, ya fallecido, era agricultor. “Es una familia que vive aquí desde hace muchos años”.

Además, el marido de Emilia tenía una cantina cuando el río Ruecas estaba en su apogeo, hace muchos años, y ella siempre ha sido ama de casa, «muy dispuesta a ayudar a toda su familia», vecinos en una Plaza Mayor más tranquila de lo habitual en la que ese silencio se rompe solo con un comentario sobre lo sucedido.

“Cada familia tiene sus propias cosas. La mujer era anciana y él era una persona normal y muy inteligente, a pesar de estar enfermo. Era una familia normal que nunca le había creado problemas al país; lo más normal es que haya sido una trágica coincidencia”, dicen algunos sobre las posibles causas del suceso.

“Habrá que esperar a lo que diga la autopsia, pero me extrañaría que fuera algo raro, debe ser una triste coincidencia, nada más”, dice otro de los vecinos.

Algunas personas han podido hablar con familiares y allegados que explican que la madre se levantaría «y al ver que le pasó algo a su hijo le habrá causado una gran impresión, era una mujer que salía en su a su manera para su familia». Además, dicen, el hijo habría estado enfermo la noche del jueves antes de irse a dormir.

Incluso el primer alcalde de esta pequeña localidad hace un llamamiento a esperar los resultados de las autopsias que determinen las circunstancias de estas dos muertes que causaron gran dolor en Ruecas.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.