Berrocalejo quiere potenciar su patrimonio histórico

Berrocalejo quiere potenciar su patrimonio histórico

Visita a los restos históricos de Berrocalejo. / MAF

Con apenas 200 habitantes, conserva restos prehistóricos, romanos, visigodos y tardomedievales.

«Quiero potenciar los activos de las personas». Así lo manifestó este jueves el alcalde de Berrocalejo, Ángel Pedro Martínez, aprovechando la oportunidad que se le brinda a este pequeño municipio de Campo Arañuelo frente a los restos históricos que van apareciendo tras la bajada del nivel del embalse de Valdecañas.

Fue durante una visita que promovió el propio primer alcalde, y en la que asistieron una decena de vecinos que quedaron sorprendidos por esos restos. Sobre todo las del puente del Conde, que «impresiona tanto por su tamaño como por su importancia histórica».

Construido en época romana, el primero en mencionar la construcción fue Hernando Colón, hijo de Cristóbal Colón, como recordó durante su visita el historiador y arqueólogo Antonio González Cordero. La estructura actual data de finales del siglo XV, cuando fue reconstruida por el Conde de Miranda, propietario de terrenos en Berrocalejo, El Gordo, Bohonal y Talavera la Vieja.

El principal objetivo del puente sobre el Tajo era el cruce del ganado de La Mesta, que pasaba por la Cañada Real Leonesa Occidental. “Es una obra impresionante, es sorprendente”, dijo González Cordero, viéndola por primera vez en su totalidad, quien investigó todos los restos históricos que rodean la cuenca y que han permanecido bajo sus aguas.

135 metros de largo y 35 metros de alto, quedó inutilizado en la Guerra de la Independencia cuando fue volado para evitar que las tropas francesas cruzaran el Tajo.

Este verano Valdecañas alcanzó el 20% de su capacidad, algo que no se veía en dos años después de su puesta en servicio, cuando se vació por problemas técnicos. Por eso las vistas actuales del puente son tan preciosas.

Menhir de la Edad del Cobre

El recorrido también sirvió para ver un menhir, ubicado en la orilla del pantano, que forma parte de un cromolech de la Edad del Cobre, al menos 2000 años antes de Cristo.

Un poco más adelante quedan restos romanos y visigodos, especialmente fragmentos de alfarería y molinos. Es decir, un municipio como Berrocalejo, de apenas 200 habitantes, tiene un patrimonio de varias épocas históricas y prehistóricas que ahora se está recuperando.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *