Subirats lamenta una «coalición de bloqueo que solo acuerda el no» a la ley de educación superior

Subirats lamenta una «coalición de bloqueo que solo acuerda el no» a la ley de educación superior


Propone «algún tipo de consulta» sobre el modelo de gobierno

BARCELONA, 14 de enero (EUROPA PRESS) –

El ministro de Universidades, Joan Subirats, ha lamentado este viernes la existencia de una «coalición de bloqueo» contra el proyecto de ley de universidades.

En una entrevista en Ser Catalunya recogida por Europa Press, ha señalado que estas mayorías de bloqueo «sólo se ponen de acuerdo en el ‘no’ y no se ponen de acuerdo en nada alternativo».

“Se trata de encontrar la solución para salir adelante”, dijo, citando como ejemplos el respeto a la autonomía de las universidades, el respeto a las diferencias y la diversidad entre universidades, y una lógica de redistribución e igualdad.

Se refirió al anteproyecto de ley orgánica del sistema universitario (LOSU), también conocida como «ley Castells», que actualmente se encuentra en fase de negociación entre los órganos responsables del sistema universitario y que, según Subirats, sea ​​apoyada por el Consejo de Ministros para una segunda lectura «tan pronto como sea posible» porque prefiere que se apruebe antes de 2023.

El ministro, que tomó las riendas de la ley tras la dimisión del anterior titular del ministerio, Manuel Castells, dijo que pidió «un poco de tiempo» para hacerse cargo del proyecto.

Ha sugerido que su contribución se basará en «impulsar una especie de ley que ponga más énfasis en hacia dónde vamos que en las regulaciones», y ha mencionado el aprendizaje permanente, la erudición abierta y centrada en las personas y la apreciación de la complejidad de el Sistema de derecho como elementos a considerar.

En concreto, ha destacado la importancia de las universidades como centros de formación continua, ya que España tiene un menor porcentaje de graduados de bachillerato no universitario tras la educación secundaria obligatoria en comparación con otros países europeos y Subirats quiere recurrir a ellos para completar su formación: “Universidades tienen ‘objetivo’ a los 18 años, pero tienen la oportunidad de sumarse a un gran cambio: contribuir al aprendizaje permanente’.

Además, ha indicado que la futura ley valorará la visita, convirtiéndola en algo «más significativo» que asistir a una clase magistral, y la relación de la universidad con el entorno a través de la transferencia de conocimientos y la adaptación de los planes de estudios a nuevas realidades como como los artificiales Inteligencia.

Ha afirmado que no cree que haya un «conflicto» con el catalán en las universidades y que el sistema está haciendo bien en fomentar una fuerte presencia de esta lengua -según sus palabras- ya que ha tenido dificultades para dar clases en catalán.

TABLA DE DIÁLOGO

Subirats aseguró que no había comentado su presencia en la mesa de la Generalitat con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y recordó que su antecesor, Manuel Castells, no compareció en la última teleconferencia tras los ajustes provocados por el cambio de los miembros de la delegación catalana.

Sin embargo, ha celebrado que la existencia de la mesa es un «cambio muy importante» ya que implica el reconocimiento de un conflicto político, que dice contrasta con el enfoque que ha dado el PP al tema.

Subirats ha defendido que «en algún momento debería existir algún tipo de consulta para un cambio en la estructura del Estado» porque ha habido un problema de fondo -según sus palabras- desde que el Tribunal Constitucional anuló parte del estatuto en 2006.

Por otro lado, ha señalado que la aprobación de los presupuestos catalanes con los Comunes «ha producido cambios que pueden ser relevantes en la búsqueda de otras alianzas».


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.