El ministro Serret, inhabilitado un año por desobediencia en la organización del 1-O

El ministro Serret, inhabilitado un año por desobediencia en la organización del 1-O


La sentencia del TSJC lo considera «plenamente consciente de la ilegalidad de todas las decisiones»

BARCELONA, 26 (PRENSA EUROPA)

El Tribunal Supremo de Cataluña (TSJC) ha condenado a la ministra de Exteriores de la Generalitat, Meritxell Serret, a un año de inhabilitación por desobediencia en la organización y celebración del 1-O en 2017, cuando dirigía el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación.

También se impone una multa de 12.000 euros en la sentencia tras el juicio del 29 de marzo, que ha sido consultada este miércoles por Europa Press.

En el juicio pidió su absolución, dijo que había cumplido el «mandato democrático» de la mayoría independentista del Parlamento a favor del 1-O, y afirmó que la consulta pública no era un delito.

La Sala da por hecho que cuando no fue nombrada miembro del gobierno, “se inició un proceso de independencia y de creación de una república catalana de acuerdo con las formaciones políticas surgidas de estas elecciones y en cuyo programa llevaban esta ideología”. y propósito».

Tras las elecciones catalanas del 27 de septiembre de 2015, Serret fue nombrado consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación y fue destituido el 27 de octubre de 2017.


“DEBER DE PREVENIR O DETENER”

En marzo de 2017, cuando ya ocupaba el cargo, por orden del Tribunal Constitucional (TC), se “indicó a todos los miembros del Gobierno el deber de impedir o paralizar cualquier iniciativa que pudiera sospechar, desconocer o eludir la suspensión acordada”.

También se les instruyó “que se abstengan, en particular, de solicitar, ejecutar o supervisar los contratos administrativos licitados por la Generalitat, competente para la preparación del referéndum”.

La frase confirma que el 9 de junio de 2017 el entonces presidente Carles Puigdemont anunció la fecha y la pregunta del 1-O: “¿Quieres que Cataluña se convierta en un estado independiente en forma de república?”.

En septiembre de 2017, Serret, junto con los otros miembros del gobierno que fueron acusados ​​en otro caso del Tribunal Supremo (TS), «ignoraron a sabiendas la solicitud del TC» y firmaron la citación, a pesar de que el TC suspendió su solicitud y la declaró inconstitucional y declaró vacío.

“La demandada era plenamente consciente de la ilegalidad de todas las decisiones que fueron objeto de la notificación y solicitud del TC, desconociendo a sabiendas y dolo las órdenes de dicho TC y por lo tanto decidió no interponer recurso de nulidad de las normas impugnadas ”, agregan los jueces.


Elena Resanes

Deja una respuesta