El coche eléctrico implica menos empleo, pero la alternativa «es desaparecer»

El coche eléctrico implica menos empleo, pero la alternativa «es desaparecer»


Buscan la complicidad de administraciones y sindicatos para compensar la pérdida de puestos de trabajo

BARCELONA, 6 de marzo (EUROPA PRESS) –

El presidente de Seat y Cupra, Wayne Griffiths, ha defendido que «el coche eléctrico supone menos trabajo, pero la alternativa es desaparecer», por lo que aboga por la democratización de la electrificación.

En una entrevista en ‘La Vanguardia’, recogida este domingo por Europa Press, Griffiths insistía en que ‘mantener el ‘status quo’ actual supondría desaparecer dentro de cinco o 10 años’.

Ha argumentado que “es muy difícil construir un coche eléctrico pequeño que genere dinero”, y ha explicado que el coche de combustible tiene componentes que no tienen los coches eléctricos, por lo que requiere un 30% menos de mano de obra.

Y ante la pregunta de si será posible compensar esta pérdida de empleo que supondrá la transición al coche eléctrico, decidió «buscar soluciones junto con los sindicatos y también con el Gobierno y la Generalitat».

PERTE Y CUPRA

«Solo decir que el coche eléctrico significa entre 2.500 y 2.800 puestos de trabajo menos es frustrante porque también significa el futuro», ha reclamado, vinculando su inversión en España a la apertura de convocatorias del Proyecto Estratégico de Recuperación y Transformación Económica (Perte) de la coche eléctrico.

Espera que el nuevo acuerdo aporte «flexibilidad para poder hacer la transición» y apoye la formación de la plantilla en coche eléctrico, y ha insistido en la posibilidad de cerrar la planta de El Prat de Llobregat (Barcelona). posible mantenerlo en sus palabras.

Ha negado que Seat vaya a desaparecer porque Cupra no pueda sustituirlo, al tiempo que ha asegurado que «no es el momento» de que este último venga a China porque primero tiene que trabajar en Europa.

Ha defendido que son necesarios incentivos para un mayor uso del coche eléctrico en España y para el despliegue de más infraestructuras de recarga ya que «la cuota de mercado del país es muy inferior a la media europea».

UCRANIA Y EUROPA

En cuanto a la falta de semiconductores, aseguró que en 2021 significó la pérdida del 25% de las ventas, sumándose a las dificultades provocadas por la guerra entre Rusia y Ucrania, pero cree que “estas crisis son una oportunidad para acelerar los cambios.

Preguntado por si Martorell (Barcelona) tuvo que parar su actividad por la guerra, se quejó de que «afecta» porque no hay motores para híbridos enchufables, por lo que ve posible parar la producción o reducir las capas.

Pese a asegurar que Seat tiene «bastantes proveedores» en Ucrania, ha dicho que algunas piezas se pueden encontrar en otros países, como el norte de África, y ha afirmado que está analizando la posibilidad de traer de vuelta la producción del producto a Europa.

«Al menos hay que analizarlo. Pero si cuesta el doble y te genera pérdidas, no será posible. Por eso insisto en la necesidad de que sindicatos y gobiernos trabajen juntos”, concluyó Griffiths.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.