Barcelona advierte de contenciones en la Gran Vía por la apertura del túnel de Glòries hacia Llobregat

Barcelona advierte de contenciones en la Gran Vía por la apertura del túnel de Glòries hacia Llobregat


Entrará en funcionamiento este domingo, dejando sin tráfico el tramo Bilbao-Padilla de la Gran Vía

BARCELONA, 31 de marzo (EUROPA PRESS) –

El Ayuntamiento de Barcelona ha advertido este jueves de que en los primeros días y semanas tras la apertura del Túnel de las Glòries hacia el Llobregat, prevista para este domingo, es de esperar un aumento de las detenciones en la Gran Via.

Ha dicho el responsable de Movilidad e Infraestructuras de Barcelona, ​​Manuel Valdés, en rueda de prensa junto al inspector y portavoz de la Guardia Urbana, Jordi Oliveras, en la que han explicado el impacto y las recomendaciones de movilidad por la apertura del túnel de entrada a la ciudad.

Ante la previsión de que los embotellamientos duren más a primera hora de la mañana, Valdés destacó la «alternativa del transporte público» y dijo que es importante estar atento a los cambios que se producirán para elegir la ruta adecuada.

Explicó que se trabajará combinando los semáforos en las bocas de los túneles de tal forma que la congestión se produzca delante de la boca del túnel y no por dentro: “Todo esto se irá ajustando en los próximos días”.

También ha asegurado que el radar del túnel (que estará operativo en mayo de este año) estará operativo como estaba previsto a partir de agosto de este año.

TRANSPORTE PÚBLICO

La Guardia Urbana iniciará a finales de este sábado los desvíos de tráfico para la puesta en marcha de la nueva configuración vial, con el objetivo de tener el túnel en pleno funcionamiento sobre las 8:00 horas del domingo 3 de abril.

Oliveras ha recomendado que se priorice el transporte público y que, cuando no sea posible, los ciudadanos determinen su ruta y consulten periódicamente los canales de transporte.

En este sentido, ha explicado que implantarán dispositivos con puntos fijos y móviles, especialmente en los días de mayor afluencia, para garantizar la seguridad del tráfico y «prevenir y reducir posibles atrasos».

Impacto y Alternativas

Valdés ha recordado que el principal impacto en la movilidad será que los vehículos entre las calles Bilbao y Padilla no podrán circular por la Gran Vía en superficie y solo podrán circular vecinos, prestadores de servicios, transporte público y vehículos de emergencia, que tendremos que circular por los laterales entre el tramo Bilbao-Independència y el tramo Castillejos-Padilla.

Con esta nueva configuración, los vehículos que pasen por el túnel tendrán la opción a la salida de entrar en la calle Padilla (carril derecho) o en la calle Marina (carril central) y en línea recta por la Gran Vía solo desde el carril izquierdo podrán circular los autobuses.

También ha indicado que la calle de la Llacuna quedará sin conexión con la Gran Via dirección Llobregat y sólo estará operativo un carril de acceso al mar dirección Besòs (vados y servicios).

Asimismo, ha destacado el nuevo tramo de carril bus que permitirá a los autobuses del carril bus C31 conectar con el carril bus de Gran Via, cruzar Glòries y llegar al centro de la ciudad en un solo carril: “Es muy importante porque vienen 250 autobuses e ir todos los días.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.