La Junta de Andalucía y los agricultores hacen un último intento por mejorar la PAC en su fase final

La Junta de Andalucía y los agricultores hacen un último intento por mejorar la PAC en su fase final


La industria está luchando para que sus demandas más urgentes se incluyan en esta reforma de última hora para mitigar las graves pérdidas que ha pronosticado

La Junta de Andalucía y las organizaciones agrarias están librando su última lucha conjunta para que las demandas del sector sean tenidas en cuenta en la etapa final de la conclusión de la nueva Política Agraria Común (PAC) que está ultimando la Unión Europea y que con Los enfoques actuales, es un detrimento grave de los intereses agrícolas y ganaderos de la comunidad y compromete su futuro. La Mesa y el sector creen que todavía hay margen hasta principios de febrero para luchar en el último momento por que se acepten sus propuestas, aunque el Ministerio de Agricultura ya ha enviado el Plan Estratégico Nacional a Bruselas porque le gustó las denuncias realizadas. o en absoluto no había tenido en cuenta las peticiones del país andaluz.

Uno de los caballos de batalla es identificar los ecosistemas y regiones productivas donde Andalucía requiere expansión debido al fuerte impacto en las explotaciones, y teniendo en cuenta la diversidad productiva de la región. Según Carmen Crespo, ministra de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, “estos ecoprogramas no se pueden dejar en solo ocho como se propone, sino que deben ser al menos doce, y no pueden incurrir en costos de producción adicionales porque deben ser útiles, mejorar la sostenibilidad del paisaje andaluz ». para que no se queden en una tarifa plana oculta ».

Carmen Crespo defendió el compromiso del sector con el medio ambiente, afirmando que “no puede ser prohibitivo en costes y no puede verse como una tarifa plana oculta que amenaza su futuro porque si no hay rentabilidad no hay campo ni comunidad con oportunidad económica”. rural en el mundo «, argumentó.

Con los planteamientos actuales de la PAC, el 53% de los agricultores y ganaderos sufrirán pérdidas de estos fondos comunitarios, una región que también aglutina un tercio de esta ayuda europea en toda España.

Las organizaciones agrarias seguirán luchando en este tramo final para que se cumplan sus demandas, a pesar de la limitación en su capacidad de movilización debido a la actual ola de contagios por la pandemia de Covid, que les impide salir a las calles durante sus protestas.

El presidente de Asaja Andalucía, Ricardo Senra, ha dicho que «lamentablemente nuestras demandas no se han tenido en cuenta y el Ministerio de Agricultura sólo ha tenido buenas palabras pero pocas realidades».

El líder de Asaja insistió en la necesidad de ampliar los eco-regímenes según el número de regiones agrícolas y se opuso a la imposición de un límite al techo de ayuda por explotación y también solicitó que se pueda recuperar el 25% de retención establecido.

Por su parte, el secretario general de COAG Andalucía, Miguel López, ha afirmado que “el sector agrario andaluz, que es un pilar fundamental del empleo, con el argumento medioambiental y con un recorte que se traduce en una pérdida de renta de hasta el 70% con más de 125.000 fincas afectadas ”.

Miguel López denuncia que “Andalucía pierde con cada reforma y será 230 millones menos con la nueva PAC, mientras que muchos agricultores han hecho un gran esfuerzo económico e invertido en tecnología para mejorar sus explotaciones”.

El dirigente del COAG destacó los elevados costes de producción que soporta actualmente la industria, que están agravando su situación, a los que dará los últimos retoques el nuevo PAC. En este sentido, citó como ejemplo una ganadería en el Guadalhorce malagueño con alrededor de 400 cabras, que pasarán de unos ingresos de 14.000 euros anuales a tan solo 2.000 euros, lo que imposibilita el mantenimiento de su actividad.

Finalmente, Miguel López advirtió contra el abandono de muchos productores y el desembarco de los mercados financieros en el negocio agrario por parte de grandes inversores para la agricultura extensiva e intensiva.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.