La Junta de Andalucía ultima una línea de subvenciones para mejoras energéticas en los hogares

La Junta de Andalucía ultima una línea de subvenciones para mejoras energéticas en los hogares


La ministra de Obras Públicas, Marifrán Carazo, ante el encuentro con instituciones y colegios profesionales. / SALA ÑITO

El Plan Ecovivienda ya ha activado las ayudas para municipios y pondrá en marcha antes de junio las destinadas a particulares y comunidades de propietarios, financiadas con fondos europeos

Francisco Jiménez

La Junta de Andalucía ultima la convocatoria de una nueva línea de ayudas a particulares y comunidades de propietarios para la financiación de medidas de eficiencia energética en las viviendas, tales como: B. la sustitución de ventanas y persianas, trabajos de aislamiento térmico, instalación de paneles solares u otras medidas para reducir las emisiones y, de paso, la factura de la luz. La intención del Ministerio de Fomento es que el plazo para solicitar estas subvenciones comience antes de junio. Así lo ha asegurado este jueves la directora de Fomento, Marifrán Carazo, quien ha explicado que la Secretaría General de Vivienda ultima los contratos que cobrarán las bases de hasta cuatro convocatorias por un total de 140 millones de euros.

Esta cantidad forma parte de los 373 millones de euros concedidos a la Administración Autonómica por los Fondos de Próxima Generación de la Unión Europea. En conjunto, estas medidas enmarcadas en el plan de ecovivienda permitirán la rehabilitación energética de unas 33.000 viviendas de la región hasta junio de 2026 (fecha límite para el uso de este dinero), beneficiando a unas 100.000 personas y creando 24.000 empleos directos, además de reducir emisiones a la atmósfera de cien mil toneladas de CO2.

El plan Ecovivienda posibilita la rehabilitación energética de 33.000 viviendas en Andalucía

A la espera de las ayudas para particulares, se activan las dos líneas, dirigidas a los municipios andaluces y por un importe de 233 millones, repartidas en dos programas: uno para la rehabilitación de edificios en barrios y otro para la construcción de viviendas de alquiler asequible en suelo público. “Animo a los ayuntamientos a que aprovechen al máximo estos fondos europeos de la vivienda”, subrayó Carazo antes de mantener un encuentro en Málaga con organizaciones profesionales (arquitectos, administradores de fincas, aparejadores y arquitectos técnicos), la Asociación de Constructores y Promotores de Proyectos de Málaga y Representantes de la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de la capital.

La primera línea tiene una partida de 60 millones de euros, con los que se espera poder reformar unas 3.900 viviendas andaluzas para reducir el consumo energético de los edificios. El requisito de la licitación es que las reformas consigan un ahorro energético de al menos un 30%. Si supera el 60%, la subvención podría alcanzar el 80% del coste total, con un tope de 21.400 euros por piso. Se puede articular ayuda adicional de hasta el 100 por ciento del trabajo para personas en situación de vulnerabilidad.

Para poder optar a estas ayudas, los municipios deben delimitar el área y elaborar proyectos de rehabilitación energéticamente eficientes de los edificios. Si son propiedad de propietarios privados, deben llegar a un acuerdo con ellos sobre cómo gestionar el proyecto y desarrollar una estrategia para que el ministerio subvencione una oficina de rehabilitación. Las propuestas, que podrán realizarse antes de junio de 2026, previo acuerdo y con un nivel óptimo de estudio y madurez, serán remitidas al Ministerio para la firma de los convenios de financiación.

La segunda línea de financiación para municipios está destinada a la construcción rentable y energéticamente eficiente de nuevas viviendas de alquiler en suelo público, con una previsión de 3.000 nuevas viviendas. Con este programa se ofrece gratuitamente suelo público a iniciativas privadas para la construcción de vivienda en alquiler a través de la concesión pública del país por un período de 50 a 80 años.

En este caso, la subvención puede alcanzar los 50.000 euros por apartamento, con precios de alquiler limitados fijados en las propuestas. Sin embargo, los concesionarios pueden ofrecer canon o mejoras en las tarifas de alquiler.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.