La Junta de Andalucía lidera gracias al voto de Vox. el decreto legislativo sobre simplificación administrativa

La Junta de Andalucía lidera gracias al voto de Vox.  el decreto legislativo sobre simplificación administrativa


Elías Bendodo y el presidente del Consejo de Administración, Juanma Moreno, en el pleno del Parlamento. / Sur

w

El socio parlamentario endurece su discurso opositor, pero apoya una iniciativa que permite al ejecutivo concluir la parte central de su agenda legislativa para el año

Héctor Barbotta

El gobierno de la junta terminará el año con una contundente victoria electoral. El parlamento andaluz aprobó esa noche el decreto legislativo sobre simplificación administrativa, una de las reformas que el ejecutivo andaluz considera fundamentales para reactivar la economía.

Lo hizo gracias al apoyo de Vox, que, aunque había endurecido su discurso contra el gobierno de la junta en los últimos meses, volvió a apoyarse en una votación clave como hace semanas sobre la Ley de Tierras (LIST). otra norma que es considerada fundamental por los partidos que apoyan al gobierno. El rechazo al presupuesto, más que la regla de una nueva realidad parlamentaria, es actualmente una excepción a la regla de los últimos tres años.

La sesión parlamentaria que comenzó a las 12 del mediodía y finalizó después de las 9 de la noche. En todo este tiempo ha habido un giro inesperado. Por la mañana, en la reunión de control, el portavoz de Vox, Manuel Gavira, tomó medidas enérgicas contra el gobierno de la junta. Durante la noche, su grupo parlamentario votó a favor de las posiciones del gobierno, incluido el decreto legislativo sobre simplificación administrativa. En medio hubo una larga jornada de negociación donde Vox obtuvo concesiones en derecho tributario sobre la caza y temas estrechamente relacionados con su agenda ideológica, como la violencia de género.

Video.

La diputada de Vox, Ángela Mulas, justifica la posición de su grupo

improvisación

La diputada de Vox Ángela Mulas, al justificar su apoyo al decreto de simplificación administrativa, se refirió a la responsabilidad y a que los acuerdos alcanzados al inicio de la legislatura ya contemplaban medidas tendientes a simplificar la normativa.

Sin embargo, atacó lo que creyó que era la improvisación improvisada del gobierno luego de entregar los documentos apenas una semana antes del debate, y solicitó que los ministerios afectados por el reglamento les enviaran «todo tipo de informes y documentos». El decreto ley fue aprobado con 56 votos a favor y 50 en contra.

La reforma a la ley, defendida por el presidente del Gobierno Elías Bendodo, simplifica 150 trámites y afecta a 33 materias, entre las que se encuentran medio ambiente, turismo, educación, agricultura, pesca, patrimonio histórico, etc. Vivienda, puertos, energía, fondos europeos, salud, profesionales. asociaciones, fundaciones, transporte o urbanismo, e implica cambiar 80 ordenanzas entre estatutos, ordenanzas, estatutos, ordenanzas u ordenanzas, incluidas varias exenciones gubernamentales.

Bendodo aseguró que era una medida que beneficiaría a todos los sectores de la economía para que nadie entendiera que medidas como ésta no tienen éxito. «Es el decreto del sentido común», dijo el consejero, quien aseguró que la regla no tenía carga ideológica.

Para el PSOE de Andalucía, el decreto legislativo no es más que «propaganda barata de la fábrica de Bendodo», dijo el parlamentario Mario Jiménez, que reclamó sin éxito la aprobación de la norma. En este punto acusó al gobierno de mentir en el sentido de que esto retrasaría la implementación, ya que podría entrar en vigencia desde el primer minuto y luego ser ratificado por el parlamento. En su opinión, la posibilidad de revisarla como ley «sólo daría transparencia y respeto a la Cámara». Esta moción fue rechazada por 49 votos contra 57.

Jiménez señaló que el 80 por ciento de los cambios propuestos son de carácter cosmético y que se trata de un decreto de desregulación que atenta contra la sostenibilidad ecológica de Andalucía. También reiteró que las grandes empresas están detrás del decreto. “En Andalucía no se manda la gente, sino los que cogen el teléfono y les piden que pongan los intereses generales al servicio de los intereses privados”, finalizó.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *