La huelga de camioneros ya está provocando pérdidas de 600 millones en la cadena alimentaria andaluza

La huelga de camioneros ya está provocando pérdidas de 600 millones en la cadena alimentaria andaluza


El Consejo de Gobierno de la Junta de Gobierno se ha celebrado este martes en la ciudad sevillana de Carmona. / Joaquín Corchero/Europa Press

El consejero delegado asegura que la salida al conflicto es una bajada de impuestos y pide su aplicación inmediata

Héctor Barbotta

La interrupción del tráfico, que se prolongará este miércoles por diez días, ha causado ya 600 millones de euros en daños a la economía andaluza. Esta es la cantidad que, según estimaciones de la Junta, suma las pérdidas de toda la cadena alimentaria en el territorio de la Comunidad Autónoma, que incluye el sector primario, la cadena de distribución y la hostelería.

El Gobierno andaluz no tiene dudas sobre cómo resolver el conflicto que tiene paralizado el transporte por carretera. Según el presidente del Consejo de Administración, Juanma Moreno, la solución pasa por una reducción inmediata de los impuestos sobre los carburantes. “Todo el país está pendiente de que él tome decisiones”, dijo el presidente de la Junta, Juanma Moreno, luego de presidir la reunión de la Junta Directiva del martes en Carmona.

El vicepresidente Juan Marín ha explicado que el sector de la alimentación ha sido el más afectado por la huelga, ya que la situación de la agricultura y la flota pesquera amarrada en el puerto se ve agravada por la falta de algunos productos básicos en los supermercados y en la hostelería.

Ante esta situación, la Junta de Andalucía cree que la medida más rápida y eficaz es reducir la presión fiscal sobre los carburantes, en especial el IVA, que cree que debería reducirse de forma inmediata. Dado que las comunidades autónomas reciben el 50 por ciento de lo que percibe el Estado por este impuesto, Moreno indicó la voluntad de la junta de absorber esta reducción de los fondos recibidos. La Junta también ha propuesto una reprogramación de la próxima generación de fondos europeos para permitir que las administraciones cubran este déficit.

Para el CEO, el recorte de impuestos es una decisión rápida que no requiere grandes reformas regulatorias y no debe limitarse solo al IVA. “Estamos a favor de bajar todos los impuestos y bajar todas las tasas vinculadas a los hidrocarburos”, dijo.

Acusando al Ejecutivo de Pedro Sánchez de no saber o no querer bajar los impuestos, Moreno se preguntó a qué estaba esperando para tomar una medida que advirtió que no se puede retrasar hasta el 29 porque la economía se desangra. «Es una sangría en la economía que hay que sellar con un acuerdo urgente con las empresas de transporte», subrayó el presidente andaluz, que acusó al Gobierno de quedarse en una posición absurda.

El Presidente también señaló otro aspecto que caracteriza este conflicto: la reticencia del gobierno a sentarse con la organización que convocó a la protesta, a la que acusa de falta de representatividad y uso de la violencia. Para Moreno, quien condenó la violencia la semana pasada, el Gobierno central debe sentarse con todos los sectores sin excepción y no levantarse de la mesa hasta que se llegue a un acuerdo.

En este contexto de conflicto, con graves repercusiones para la economía, el Consejo de Administración ha decidido este martes encomendar a la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades la puesta en marcha de un paquete de cinco medidas para mantener la competitividad de la industria andaluza en frente a la crisis internacional de materias primas y suministros.

Entre estas medidas, la Junta de Andalucía está ultimando la puesta en marcha de un instrumento financiero que da respuesta a las restricciones de liquidez a las que se enfrentan las pymes y autónomos del sector avalando préstamos por importe de 15 millones de euros.

Según la Junta de Andalucía, el aumento de los precios de las materias primas y las dificultades en el suministro de materiales y componentes para la fabricación de productos industriales están provocando tanto una reducción de los márgenes de venta como retrasos en la producción, factores que crean problemas en el capital circulante de la industria. tela.

Para paliar esta situación, el Ministerio recurrirá a la Sociedad de Garantía Recíproca (Garántia), que la pondrá a disposición financieramente para garantizar operaciones formalizadas entre empresas y entidades financieras por un importe total de 15 millones de euros. Se espera que unas 600 empresas manufactureras puedan acogerse a este mecanismo, con un préstamo medio de 25.000 € por operación financiera.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.