Juanma Moreno marca distancias con el pacto PP-Vox en Castilla y León

Juanma Moreno marca distancias con el pacto PP-Vox en Castilla y León


Juanma Moreno, durante su intervención en el pleno de este jueves. / Joaquín Corchero/Europa Press

El consejero delegado aprovecha la sesión de escrutinio para subrayar sus diferencias con el partido de Abascal y advierte de la singularidad de la realidad andaluza

Héctor Barbotta

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, se distancia de Vox. También con el acuerdo alcanzado con esta formación por el Partido Popular en Castilla y León.

Moreno se sometió este jueves a una nueva sesión de control y el Pacto de Gobierno de Castilla y Leona programó el pleno del Parlamento, aunque el presidente andaluz durante la sesión y también durante su posterior comparecencia ante los periodistas insistió en dos ideas fuertes: que la realidad de esta Comunidad es muy diferente a la de Andalucía y hay líneas rojas que la separan de la fundación de Abascal.

Al consejero delegado se le ofrecieron dos oportunidades para subrayar sus desacuerdos con Vox durante la sesión de revisión, y no las desaprovechó. Una la ofreció el partido de Abascal, que planteó una pregunta sobre la grave crisis que atraviesa el sector agrario. El portavoz de Vox, Manuel Gavira, atribuyó gran parte de estos problemas a la apertura de fronteras con terceros países y la lucha contra el cambio climático, que se refleja en la Agenda 2030 y el Green Deal. Mostrando su compromiso con la preservación del medio ambiente, Moreno advirtió de las nefastas consecuencias que el cierre de fronteras puede tener sobre las exportaciones, de las que depende la vitalidad del campo andaluz. El portavoz popular José Antonio Nieto también se refirió a la exportación para criticar la posición de Vox. “Pretenden cerrar las fronteras cuando Andalucía exporte 11.300 millones de euros”, ha apuntado.

Por eso, el mismo día que sus compañeros de Castilla y León firmaron el pacto con Vox, Moreno se preguntaba en el Parlamento andaluz cómo “un Gobierno fuerte de Vox que no cree ni en la Unión Europea ni en el Estatuto de Autonomía andaluz”.

política de igualdad

El presidente también aprovechó las preguntas de los grupos Socialista y Unidas Podemos sobre las políticas de igualdad de la junta para destacar los puntos que le diferencian de Vox.

La vocera de la UP, Inmaculada Nieto, lo ha criticado, entre otras cosas, por los servicios contratados por la junta que crean empleos precarios para las mujeres, subsidian a grupos antiaborto, acosan a las pacientes en las puertas de las clínicas donde se interrumpen los embarazos y que durante todo el mandato de Moreno ninguna mujer fue nombrada hija predilecta de Andalucía, y en respuesta el presidente recordó, entre otras cosas, la aprobación del Plan Estratégico para la Igualdad. “Aún nos queda un largo camino por recorrer, pero este gobierno no se detendrá hasta lograr la igualdad”, dijo.

La política de igualdad también se centró en la intervención de la portavoz socialista Ángeles Férriz, que acusó al presidente de ceder ante las posiciones antifeministas de Vox. Férriz se refirió al acuerdo en Castilla y León para asegurar que los barones del PP «dieron un golpe de Estado contra Casado para abrir las puertas a la ultraderecha» y acusó al Gobierno andaluz de adjudicar a Vox ininterrumpidamente durante tres años. Férriz preguntó a Moreno si, llegado el caso, estaría dispuesto a hacer lo que hizo Mañueco y firmar un pacto de gobierno con ese partido, y el presidente, tras tergiversar los acuerdos de Pedro Sánchez con los partidos independentistas, aseguró que las realidades de ambas comunidades son diametralmente opuesta. «Castilla y León es Castilla y León y Andalucía es Andalucía», dijo.

mayoría suficiente

Moreno aspira a poder prescindir de Vox y no hay otro escenario que el de una mayoría suficiente que le permita hacerlo. Tras la conclusión de la sesión de control y las preguntas de los informantes, el presidente mostró su respeto por la decisión tomada por Fernández Mañueco, pero recordó que el PP es una formación autónoma y descentralizada en la que las direcciones autonómicas actúan con independencia ante situaciones que afectan afectan a los gobiernos regionales. Por eso exigió el mismo respeto por la decisión que deberá tomar llegado el momento. Sin embargo, señaló que ese momento aún no había llegado. “No estamos en campaña electoral, no hay elecciones programadas”, recordó.

A pesar de esto, anunció que su objetivo era asegurar una mayoría suficiente que le permitiera comandar una mayoría suficiente para gobernar solo. “Ese es un reclamo legítimo y no utópico”, aseguró.

El presidente andaluz pidió que no se interprete de tal forma que lo ocurrido en Castilla y León moldee Andalucía «porque no será así», recordando las grandes líneas rojas que le separan de Vox, incluida la defensa del Estatuto de Autonomía de Andalucía y la igualdad entre hombres y mujeres.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.