Juanma Moreno advierte a su partido que la mayoría absoluta no es un cheque en blanco

Juanma Moreno advierte a su partido que la mayoría absoluta no es un cheque en blanco


Juanma Moreno, durante su intervención. / EFE / Raúl Caro

Ante la directiva del PP andaluz, el presidente insiste en ampliar la base social de su proyecto político

Héctor Barbotta

Juanma Moreno sigue negándose a hablar de mayoría absoluta y no quiere que nadie interprete la contundente victoria del pasado domingo como un cheque en blanco. Casi una semana después de hacer historia al lograr una diferencia abismal en las encuestas que le permitirá ostentar más de la mitad de los escaños del Parlamento andaluz, el aún candidato a la reelección sigue resistiendo, como ya hizo en la campaña electoral , se refieren a lo que se logró como mayoría absoluta. Continúa calificando la situación que disfrutará durante los próximos cuatro años como una «mayoría suficiente».

La elección de las palabras es tan mesurada como prudente. Moreno parece querer evitar trazar paralelismos entre el nuevo escenario político andaluz y el que su propio partido censura desde hace décadas: el de la mayoría absoluta y el que ha denunciado como papel socialista.

Esta es la idea de la intervención del presidente en ejercicio de Andalucía ante el Buró Autonómico del Partido Popular, que se ha reunido este viernes en Sevilla para valorar los resultados de la histórica jornada electoral del pasado domingo.

«Los andaluces no nos dieron un cheque en blanco, pero nos hicieron el inmenso honor de construir la Andalucía del futuro y del futuro», dijo Moreno a la dirección de su partido, antes de señalar que el mensaje que salió de las urnas fue que los andaluces queremos la paz. y seguridad y sin trincheras y tensión.

“Es importante interpretar bien los resultados, la adulación debilita”, advirtió Moreno. “Aunque la adulación es positiva porque es un refuerzo, puede hacernos creer que somos mucho mejores de lo que realmente somos; Por eso, ahora más que nunca, pido humildad en nuestra gestión y en nuestro trabajo y en nuestro comportamiento”, agregó.

El presidente pidió a su gente que interprete los resultados «sin complacencia, sin euforia y sin distensión, pero con responsabilidad y compromiso». Por ello, ha destacado que los 58 escaños obtenidos no pertenecen al PP sino a los andaluces y están a su servicio.

Sin mencionar nunca el término «mayoría absoluta», ha dicho que no pesará en su forma de hacer política y que el objetivo sigue siendo continuar la senda de «moderación, gestión y ambición por Andalucía» iniciada en 2019 y por las familias andaluzas. . “Nos han dado una enorme riqueza que convertiremos en prosperidad, bienestar y futuro de Andalucía”.

También aludió a la responsabilidad de cumplir la palabra dada desde el primer minuto. Por ello, ha destacado que el próximo Gobierno de Andalucía escuchará a todos los sectores, dialogará y buscará acuerdos con ellos, se dirigirá a todo aquel que quiera unir fuerzas y, por el contrario, se enfrentará a todo aquel que «desprecie, abuse «Andalucía o ignorada». . También se comprometió a continuar con las reformas exitosas destinadas a fortalecer los servicios civiles, proteger a las familias, reducir los impuestos, simplificar la burocracia, apoyar a las pymes y los trabajadores por cuenta propia y liderar la transformación digital y la economía verde.

“Los andaluces confiaron en el camino del PP andaluz y depositaron su esperanza en nosotros. Su demanda será proporcional a su confianza. Ahora comienza la prueba real. Esperan de nosotros lo que les prometimos: honestidad, cercanía, moderación, gestión y ambición. Los andaluces nos valorarán y el PP no les defraudará», ha subrayado.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *