Juanma Moreno aboga por un andalusismo más allá de las divisiones ideológicas y partidistas

Juanma Moreno aboga por un andalusismo más allá de las divisiones ideológicas y partidistas


momento de izar la bandera. / SUR | VÍDEO: PRENSA EUROPA

El Palacio de San Telmo acoge la primera celebración del Día de la Bandera en un acto solemne

Héctor Barbotta

Juanma Moreno encontró el 4 de diciembre la piedra filosofal de su andalusismo, parte fundamental del proyecto político que dirige. El Presidente realizó este domingo un acto solemne con toda la pompa institucional en el Palacio de San Telmo con motivo de la primera celebración del Día de la Bandera de Andalucía, llamando a un movimiento andaluz inclusivo alejado de apropiaciones ideológicas y partidistas. Recordó las manifestaciones del 4 de diciembre de 1977, cuando cientos de miles de andaluces salieron a la calle tras la bandera blanca y verde para exigir la autonomía política de Andalucía.

Durante los años de gobiernos socialistas, el 4 de diciembre quedó en un segundo plano, reivindicado sólo marginalmente por Izquierda Unida y el resto del espacio político a la izquierda del PSOE-A y el extinto Partido de Andalucía. Esta situación dio un giro radical después de que Moreno reaccionara rápidamente cuando el exdirigente andaluz Alejandro Rojas Marcos, sin previo aviso, propusiera en un acto público el 19 de octubre al presidente de la Junta Directiva declarar el 4 de diciembre como Día de la Bandera de Andalucía.

El presidente de la junta aceptó el ofrecimiento y pocas semanas después el Consejo de Gobierno aprobó un decreto oficializando la conmemoración. En este primer 4 de diciembre institucionalizado, toda la vieja guardia de Andalucía, encabezada por el propio Rojas Marcos, que ocupó un lugar privilegiado en el acta del acto, tomó parte en el acto solemne de San Telmo. Ante un auditorio al que asistieron todos los partidos políticos excepto Vox, el presidente andaluz identificó el 4 de diciembre como una fecha significativa en la historia de Andalucía, junto con el 28 de febrero, que supone un hito fundamental en el surgimiento de la autonomía.

Ante las acusaciones que ha recibido del PSOE-A en las últimas semanas por su supuesta intención de reescribir la historia de la autonomía andaluza, el presidente ha insistido en reiteradas ocasiones en la idea de un andalusismo alejado de los créditos políticos. “En los albores de la autonomía, la bandera blanquiverde acogió sueños muy diferentes de personas muy diferentes que unieron lo más importante, el deseo inalienable de impulsar el progreso de nuestro país”, dijo el Presidente, “nuestra bandera es un insignias vivas precisamente porque todos encajamos».

Después de que Moreno simbolizara en el ucedeísta Manuel Clavero, los socialistas Rafael Escuredo y Plácido Fernández-Viagas, y el propio Rojas Marcos a los miles de andaluces que hicieron posible la autonomía, Moreno subrayó que los símbolos son importantes porque representan a las sociedades en toda su diversidad. “No son ideas específicas, ni creencias específicas, ni consignas, ni clichés”, subrayó. Como síntesis de esa unidad sin ataduras ideológicas, apuntó a la bandera “que no tiene dueño porque es de todos” y que une un sentimiento que se expresa “en mil formas distintas, con acentos distintos y con ideas dispares”. »

En su intervención, Juanma Moreno también se refirió concretamente a Manuel José García Caparrós, asesinado el 4 de diciembre de 1977 en la manifestación de Málaga, recordando que se había reunido recientemente con su familia para garantizar que su nombre destacara siempre en un lugar de la historia democrática andaluza.

En un discurso que citó a los cantautores Joaquín Sabina y Carlos Cano, Moreno se refirió a los nuevos retos de Andalucía y dijo que para ello cuenta con sus instituciones regionales como herramienta fundamental, por lo que abogó por este autogobierno tutelado y no se permite retroceder.

El mandatario estuvo precedido por la poeta Rosa Díaz, quien leyó un manifiesto reivindicando la bandera como símbolo del pasado, presente y futuro, así como valores compartidos e historia que nos pertenece a todos.

El PSOE y el resto de la izquierda también celebran actos alternativos

El PSOE andaluz y el resto de formaciones de izquierda también realizaron actos alternativos para conmemorar el 4 de diciembre. El secretario general socialista, Juan Espadas, tras asistir al acto institucional en San Telmo, presidió un acto de la Fundación Andalucía, Socialismo y Democracia junto a su presidente, Rafael Escuredo, primer presidente autonómico. Allí afirmó «el orgullo socialista de luchar con el pueblo andaluz el 4D, el 28F ya lo largo de la historia democrática andaluza por conquistar la libertad, la igualdad, la justicia y la dignidad de la plena autonomía de este país».

La ley reconoció a los sindicatos UGT y CCOO, a la Asociación de Mujeres en Zonas de Conflicto, a Miguel Rodríguez Piñero, catedrático de derecho del trabajo, exmagistrado y expresidente del Tribunal Constitucional y ahora miembro del Consejo Permanente de Estado y al periodista Iñaki Gabilondo .

Por otro lado, alrededor de un millar de personas se manifestaron este domingo en Sevilla para reclamar una Andalucía «soberana y dueña de su propio destino, libre de dependencia económica y subordinación política». Los manifestantes han partido desde la Plaza Nueva de la capital, Sevilla, en una marcha bajo el lema «La soberanía de Andalucía» hasta el Palacio de San Telmo, convocada por la plataforma 4D, a la que asisten Adelante Andalucía y la Confluencia Por Andalucía.

asignaturas

Carlos Cano, Joaquín Sabina, Juan Manuel Moreno Bonilla, Manuel José García Caparrós, IU Izquierda Unida, Vox, PSOE de Andalucía, PP de Andalucía, Junta de Andalucía, Parlamento de Andalucía, San Telmo


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta