Elecciones en Andalucía 2022: crónica de una mañana electoral: votando en chanclas y con paraguas

Elecciones en Andalucía 2022: crónica de una mañana electoral: votando en chanclas y con paraguas


SALVADOR SALAS / VIDEO: PEDRO J.QUERO

Problemas específicos con el censo han desalentado a algunas personas a votar

Juan Soto

JUAN SOTO málaga

El calor es sin duda el protagonista de este domingo de votaciones. La ola de calor que azota la provincia está impulsando a muchos votantes a acudir a los colegios electorales a primera hora de la mañana antes de dirigirse a la playa. Sin duda, las 19J son la elección de las chanclas y los paraguas.

En alguna ocasión, colegios de la provincia han abierto sus puertas a las 9 de la mañana sin reportar incidencias. Sin embargo, a medida que avanzaba el día, los auditores encontraron problemas específicos con el censo. Al parecer, algunas de las personas que acudieron al colegio con su cartilla censal no estaban en las listas de los pupitres y tuvieron que volver a casa sin poder ejercer sus derechos.

Junto a este problema, los electores que iban a la escuela sin la correspondiente credencial censal han tenido problemas porque no se publicaban las listas de las mesas en las que cada persona debía votar, lo que provocaba retrasos y cuellos de botella en determinadas mesas.

Muchas familias enteras y parejas de ancianos se pueden ver entre los votantes. En Churriana, por ejemplo, optó Elena, una joven que traía a su hija con una bolsa llena de juguetes de playa. “Hay que votar porque es un deber que tenemos todos los ciudadanos, pero vamos corriendo a la playa”, resumió.

Del mismo modo, Marta y María, dos jóvenes de 25 años que votaron en La Térmica. Ambos habían acordado ir juntos y decidir qué hacer durante los próximos cuatro años. “Venimos del primer año que hemos podido y lo seguiremos haciendo”, dijeron.

Rafi y Manuel a los 94 años y 84 fieles a su fecha de elección:

Fieles a la fecha electoral, Rafi y Manuel también acudieron a las urnas. Fueron al colegio Alfonso X de Teatinos y nunca faltaron a su cita en las mesas electorales. A diferencia de sus antecesores, Rafi tiene 94 años y va al colegio con la misma ilusión que el primer día. «Deberíamos hacer eso», dice.

El ánimo escolar ha bajado significativamente después de la 1 p. m., justo cuando el calor comenzaba a aumentar con mayor fuerza. Si bien es difícil predecir algo, los auditores esperan que los colegios electorales permanezcan tranquilos por la tarde y se calmen a medida que se acerca el cierre. Una larga noche llena de nervios e historias te espera en colegios y locales de fiesta.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *