Elecciones andaluzas 2022: Juanma Moreno conquista Andalucía y logra la mayoría absoluta

Elecciones andaluzas 2022: Juanma Moreno conquista Andalucía y logra la mayoría absoluta


Héctor Barbotta

El cambio político iniciado en 2018 se ha afianzado en Andalucía, y esto con fuerza. Juanma Moreno seguirá siendo consejero delegado durante otros cuatro años y lo hará con un respaldo que no ha dejado dudas. Los con derecho a voto confirmaron su gestión como Presidente del Directorio por mayoría absoluta. A diferencia de su primera presidencia, cuando Moreno obtuvo apenas 26 escaños y desbancó al PSOE del poder gracias a un pacto de gobierno con Ciudadanos y el apoyo parlamentario de Vox, en esta ocasión tendrá las manos libres para formar gobierno, y tendrá de sobra apoyo parlamentario para implementar leyes e iniciativas sin tener que hacer acuerdos con otras fuerzas.

Moreno: «Hicimos historia con una victoria contundente y gobernaremos con humildad para todos»

El contraste con el resultado de 2018, cuando el PSOE ganó en todas las circunscripciones menos en Almería, es radical y explica el vuelco político operado en estos tres años y medio. El Partido Popular se convierte en el partido con más votos y lo hace en todas las provincias, incluida Sevilla, donde nunca ha sido la fuerza política más electa en elecciones generales, autonómicas o municipales.

La contundente victoria del PP cierra el ciclo de transición iniciado hace tres años y medio y abre una nueva etapa política y social en la Comunidad Autónoma. Andalucía ha pasado a la historia como un paraíso de voces socialistas.

Euforia y gritos de alegría recorren la sede del PP Málaga, que vivió una gran fiesta

Se trata de una victoria personal de Juanma Moreno, que impuso en la campaña una estrategia basada en su carácter, conscientemente desideologizado y en la que buscaba conseguir el apoyo de todos los sectores del electorado, tanto de su izquierda como de su derecha. centrar el mérito de la dirección del gobierno de coalición.

El candidato del pueblo consiguió reunir para su partido los votos de centroderecha que no querían volver a la era socialista, haciendo marginal la huida a Vox, y también buena parte de los votos de centroizquierda que impiden la entrada que quería Macarena Olona en todos los gastos en el gobierno de la Junta de Andalucía. «Soy consciente de que debo gobernar para todos, incluso los que no eligieron nuestra fuerza política pueden dormir tranquilos», dijo tras confirmar los resultados.

Con su victoria, Moreno se convierte además en el líder del Partido Popular con mayor poder institucional. La comunidad autónoma más poblada de España no solo gobernará, sino que lo hará con una amplia mayoría absoluta, que no había conseguido ni siquiera Isabel Díaz Ayuso, hasta este domingo la figura con mayor proyección del PP.

La contundente victoria del PP cierra el ciclo de transición iniciado hace tres años y medio y abre una nueva etapa política y social en la Comunidad Autónoma. Andalucía ha pasado a la historia como un paraíso de voces socialistas.

Ciudadanos, que está desapareciendo del mapa político de Andalucía, es la principal víctima del triunfo arrollador de Juanma Moreno, pero no la única. Las elecciones andaluzas han firmado el acta de defunción de la formación Orange, que ha pasado de oficialismo a desaparecer del Parlamento. Durante tres años y medio, Juan Marín trabajó con una posible alianza electoral con el PP como único horizonte estratégico. La falta de un plan B, la incapacidad de mantener unida a su facción y la brutal caída de la marca Ciudadanos pusieron fin a la carrera política de Juan Marín.

El PSOE tiene un duro camino por delante. Los socialistas, víctimas en parte de la inteligente estrategia de Juanma Moreno pero también de la falta de autocrítica tras sus 37 años en el poder en la Comunidad Autónoma y posiblemente del desgaste de la marca a nivel nacional, han cosechado el peor resultado de su historia. Se han quedado muy lejos de la marca de un millón de votos y tendrán que competir los próximos cuatro años con un grupo parlamentario de 30 diputados.

Pese a ello, Juan Espadas logró salvar la cabeza, y no es previsible que en el PSOE vuelvan a sonar los tambores de guerra interna, al menos a corto plazo. «A partir de mañana seré el líder de la oposición», anunció.

Si bien Vox logró mejorar sus resultados de 2018, ni siquiera estuvo cerca de cumplir sus objetivos. No solo porque no entrará en el Ejecutivo, sino porque su candidata Macarena Olona, ​​una de sus figuras políticas más valiosas hasta la fecha, ha dejado claras sus limitaciones. El anunciado «Macarenazo» brilló por su ausencia y Vox está siendo arrinconado como fuerza de oposición. Pese a conseguir dos escaños más que en 2018, ya no es una fuerza influyente en Andalucía.

La izquierda pagó cara su escisión. Con la escisión de Teresa Rodríguez y su proyecto andaluz ha conseguido la mitad de diputados que habría obtenido si se hubiera concentrado el mismo porcentaje de votos en una sola candidatura.

Por Andalucía, la coalición de Izquierda Unida, Podemos, Más País y otras tres fuerzas apenas ha conseguido un número suficiente de diputados para formar su propio grupo parlamentario, y Teresa Rodríguez seguirá con solo dos escaños como diputadas sin asignar.

Con un total de más del 12 por ciento de los votos, Por Andalucía obtiene 5 diputados y Adelante obtiene dos. Vox será el tercer grupo en la cámara de 14 escaños con una participación ligeramente mayor del 13 por ciento.

Ciudadanos, que está desapareciendo del mapa político de Andalucía, es la principal víctima del triunfo arrollador de Juanma Moreno, pero no la única. Las elecciones andaluzas han firmado el acta de defunción de la formación Orange, que ha pasado de oficialismo a desaparecer del Parlamento. Durante tres años y medio, Juan Marín trabajó con una posible alianza electoral con el PP como único horizonte estratégico. La falta de un plan B, la incapacidad de mantener unida a su facción y la brutal decadencia de la marca Ciudadanos acabaron con la carrera política de Juan Marín.

El PSOE tiene un duro camino por delante. Los socialistas, víctimas en parte de la inteligente estrategia de Juanma Moreno pero también de la falta de autocrítica tras sus 37 años en el poder en la Comunidad Autónoma y posiblemente del desgaste de la marca a nivel nacional, han cosechado el peor resultado de su historia.

Pese a ello, Juan Espadas logró salvar la cabeza, y no es previsible que en el PSOE vuelvan a sonar los tambores de guerra interna, al menos a corto plazo.

Si bien Vox logró mejorar sus resultados de 2018, ni siquiera estuvo cerca de cumplir sus objetivos. No solo porque no entrará en el Ejecutivo, sino porque su candidata Macarena Olona, ​​una de sus figuras políticas más valiosas hasta la fecha, ha dejado claras sus limitaciones. El anunciado «Macarenazo» brilló por su ausencia y Vox está siendo arrinconado como fuerza de oposición. A pesar de conseguir dos escaños más que en 2018, ya no es una fuerza influyente en Andalucía.

La izquierda pagó cara su escisión. Con la escisión de Teresa Rodríguez y su proyecto andaluz ha conseguido la mitad de diputados que habría obtenido si se hubiera concentrado el mismo porcentaje de votos en una sola candidatura.

Por Andalucía, la coalición de Izquierda Unida, Podemos, Más País y otras tres fuerzas apenas ha conseguido un número suficiente de diputados para formar su propio grupo parlamentario, y Teresa Rodríguez seguirá con solo dos escaños como diputadas sin asignar.

Con un total de más del 12 por ciento de los votos, Por Andalucía obtiene 5 diputados y Adelante obtiene dos. Vox será el tercer grupo en la cámara de 14 escaños con una participación ligeramente mayor del 13 por ciento.

asignaturas

Isabel Díaz Ayuso, Juan Espadas, Juan Manuel Moreno Bonilla, Juan Marín, Macarena Olona, ​​Teresa Rodríguez, Izquierda Unida IU, Junta de Andalucía, Más País, Partido Popular PP, PSOE Partido Socialista Obrero Español, Podemos, Por Andalucía, Vox , Adelante Andalucía, PP Andalucía, PSOE Andalucía, Elecciones Andalucía 2022


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.