El proyecto de añadir más plantas a Doñana abre un nuevo frente entre el Gobierno y la junta

El proyecto de añadir más plantas a Doñana abre un nuevo frente entre el Gobierno y la junta


Plantación de fresas en la zona de Doñana. / Sur

El secretario de Estado de Medio Ambiente denuncia la deslealtad del ejecutivo andaluz y le pide que vete la redacción de la ley

Héctor Barbotta

El proyecto de ley que regulariza más de 1.400 hectáreas de suelo, actualmente no considerados como tales en la zona norte de Doñana, ha abierto un nuevo espacio de enfrentamiento entre el Gobierno central y la Junta de Andalucía. Aunque la iniciativa no ha sido presentada únicamente por el Gobierno andaluz, sino por los dos partidos que la apoyan y por Vox, el Gobierno central la considera desleal y exige el veto al Ejecutivo regional.

Este martes, el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, ha advertido de que la zona de Doñana apenas dispone de recursos hídricos para asegurar las actuales cosechas y que no puede quedar ni una sola hectárea. Este es el principal argumento con el que Morán, que se reunió en Sevilla con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Joaquín Páez, y el delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández, calificó de fraude el proyecto de ley. Por ello, ha pedido al Gobierno andaluz que «no someta al Parlamento a un debate estéril y no traslade a toda la ciudadanía un conflicto basado en expectativas poco realistas».

En concreto, el secretario de Estado exigió al Consejo Ejecutivo vetar la revisión de la ley porque no había agua «y no habrá» para legalizar nuevas zonas de cultivo, y acusó de deslealtad a la Junta de Andalucía por no apoyar este proyecto. última reunión del Consejo de Participación de Doñana, que tuvo lugar el 17 de noviembre. También expresó sorpresa porque en el proceso de planificación hidrográfica, que se encuentra en curso hasta el 22 de diciembre de 2021, la Junta “no ha señalado una sola línea en cuanto a alegación, solicitud o sugerencia de disponibilidad de más recurso hídrico para revisar usos del recurso”. en el Entorno de Doñana».

La junta ha evitado abordar estas acusaciones y pide un veto a la iniciativa. Preguntado por el asunto, el portavoz de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, se limitó a pedir calma y mostrar el compromiso de la Junta con el medio ambiente y en particular con Doñana, a la que calificó como una joya del patrimonio ambiental del municipio. .

Bendodo, que no aclaró si el Ejecutivo andaluz emitirá un informe de valoración del proyecto, limitándose a asegurar que si el Gobierno tiene que hablar, lo hará tras analizar las propuestas que se le plantean. El portavoz de la junta justificó la iniciativa, que pretende dar solución a los derechos históricos heredados y conciliar los intereses de estos agricultores con la preservación de Doñana.

Para el gobierno central, estos son derechos inexistentes, ya que solo podrían haberse obtenido a través de un proceso reglado. Además, Morán llamó la atención sobre el daño a la imagen que podrían sufrir los productos agrícolas de la región en los mercados europeos si sus productores se identificaran con la degradación que podría sufrir el parque nacional.

El parque y sus alrededores atraviesan la situación de estrés hídrico más apremiante que se recuerda, según Morán. “No hay capacidad para poner ni un solo metro cúbico más disponible para nuevas actividades económicas”, advirtió el canciller. Sobre el argumento de que el nuevo regadío utilizará las aguas superficiales y no los acuíferos que mantienen la viabilidad de Doñana, la ministra de Exteriores ha señalado que las aguas superficiales deben fluir hacia las zonas de cultivo ya reconocidas, ya que la superficie tiene una cuarta parte que se movilizó cuando el se construyó la infraestructura del embalse actual.

Por su parte, Unidas Podemos por Andalucía ha pedido a la Comisión Europea que explique su posición sobre el proyecto de ley que, según la izquierda, concederá una amnistía a la captación ilegal de agua en el parque natural.

En el escrito, registrado este martes en el Parlamento Europeo, Unidas Podemos recuerda que en junio de 2021, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) invalidó varias disposiciones de la Directiva Marco del Agua y la Directiva de Hábitats por captación ilegal de agua. La carta pide a la Comisión que aclare si la iniciativa contradice la sentencia del TJUE o atañe al espacio protegido de Doñana.

asignaturas

Elías Bendodo, Comisión Europea, Junta de Andalucía, Unidas Podemos por Andalucía, Vox, Andalucía, Espacio Natural de Doñana, Parque Nacional de Doñana, Agricultura, Agua, Sequía


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.