Alegaciones en el Parlamento andaluz bajo un tenso clima preelectoral

Alegaciones en el Parlamento andaluz bajo un tenso clima preelectoral


Aguirre sube a la grada bajo la mirada de los parlamentarios socialistas. / Joaquín Corchero/Europa Press

El presidente es blanco de críticas por no asistir al pleno extraordinario sobre salud al que faltó la mitad del Gobierno

Héctor Barbotta

Aún se desconoce la fecha de las elecciones, pero el ambiente de las primarias ya lo impregna todo. Aunque todos los partidos sin excepción pretenden centrarse en los asuntos que afectan a los ciudadanos, con la pandemia y la recuperación económica al frente, el Pleno Extraordinario de Sanidad y Hacienda, celebrado este viernes en el Parlamento andaluz, se ha producido después de que la oposición lo impusiera. lleno de mensajes electorales y recriminaciones, algunas de ellas estridentes.

El pleno se celebró a petición del Grupo Socialista y Unidas Podemos, a cuyos votos Vox sumó los suyos en el Consejo Permanente, reclamando el descontento no disimulado de los dos grupos oficialistas. Las alegaciones escuchadas en esta sesión –la acusación del PP y Ciudadanos de que la oposición formó una pinza para desgastar al Gobierno y bloquear su actuación; La censura del Gobierno sobre el descalabro sanitario y la supuesta inacción de la oposición para resolverlo encontró refuerzo este viernes en un pleno extraordinario en el que los mensajes se endurecieron considerablemente.

También hubo un hecho adherido por los grupos de la oposición, que acabó convirtiéndose en uno de los puntos centrales del debate: la ausencia del presidente Juanma Moreno, que optó por no cambiar la agenda previamente acordada y no asistir al pleno extraordinario. Moreno se reunió esa mañana en Madrid con el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, y posteriormente viajó a Salamanca para asistir a un acto electoral de apoyo al candidato de Castilla y León a la presidencia del Partido Popular, Alfonso Fernández Manuel Manuel. Además del presidente, estuvieron ausentes los concejales de presidencia, fomento, igualdad, educación y agricultura.

Este flanco ofrecido a los partidos de oposición fue persistentemente explotado por sus diversos voceros. Unidas Podemos El diputado Guzmán Ahumada, ante las reiteradas críticas de los grupos convocados de que el pleno no era más que un acto con fines electorales, inició su intervención asegurando que el único que realizó un acto de proselitismo este viernes fue Juanma Moreno.

El portavoz de Vox, Manuel Gavira, acusó al presidente de prepotencia por su ausencia, y el socialista Ángelez Férriz aseguró que si deja el sillón vacío es que no quiere al pueblo al que representa. ¿A qué distancia están sus pies del suelo?, se preguntó. El candidato socialista Juan Espadas, que ocupó un asiento en la tribuna reservada al público, también criticó duramente la ausencia del presidente.

En su discurso, el diputado popular Pablo Venzal pidió disculpas al presidente y aseguró que en su reunión institucional con el gobernador del Banco de España conocerá de primera mano el comportamiento esperado de los tipos de interés, como lo hará el Consejo en el próximo años venideros se endeudan por 5.000 millones de euros. «Es más importante saber cómo se comportarán las tasas de interés que escucharlos», les dijo.

No ha sido la única crítica dirigida a los grupos de oposición desde dentro del PP. En su intervención, el ministro de Sanidad, Jesús Aguirre, denunció la reunión de voces de izquierda y Vox para convocar el pleno y se mostró sorprendido de que Vox se convirtiera “tan claramente en un paliativo” para los socialistas. «Gavira está haciendo campaña por el señor Espadas como Abascal está haciendo campaña por Sánchez», dijo con ironía, «no sé qué dirán los votantes».

Para el consejero, su forzada aparición en el pleno se debe a que «el trío andaluz de PSOE, VOX y Unidas Podemos ha entrado desesperadamente en modo campaña con el afán de utilizar la sanidad pública como elemento de desgaste del gobierno». Lamentó que a los grupos opositores no les preocupe la salud, sino los “votos basura con la pandemia”.

Se repitieron las críticas a la gestión sanitaria. El portavoz de Vox dijo que era «tan malo como el de los socialistas» y acusó al Gobierno de utilizar la propaganda para encubrirlo.

Inmaculada Nieto, de Unidas Podemos, ha reiterado que la prepotencia del Gobierno está «causando gravísimos problemas de salud a los andaluces» y la socialista Ángeles Férriz ha denunciado que el Gobierno está desmantelando la sanidad pública para favorecer a las empresas privadas del sector.

A las facciones oficialistas se les recordó el voto en contra de la oposición antipresupuestaria, que aseguraron era la solución a muchas de las demandas que ahora plantean. «Votaron que no y ahora exigen eso, eso se llama ser canalla», dijo la vocera popular Beatriz Jurado, reprendida por el presidente de la cámara, quien le pidió que moderara el lenguaje.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.