fotonoticia 20210421195508 1024


LOGROÑO, 21 de abril. (PRENSA DE EUROPA) –

Varios de ellos fueron detenidos por el presunto asesinato del repartidor de Oyón (Álava). el 6 de abril pasado En el Parque del Ebro de Logroño, se examinaron previamente para colocar líneas de pesca en la misma zona y provocar caídas de ciclistas. según ha confirmado el Ayuntamiento de Logroño.

Ese mismo día, el Ayuntamiento de Logroño informó en nota de prensa que La Policía Local de Logroño investigó a cuatro jóvenes de entre 20 y 26 años por un delito de seguridad vial por colgar un hilo de pescar entre los árboles y farolas de los caminos del Parque del Ebro para provocar la caída de ciclistas.

Hoy se confirma que algunas de las personas examinadas (número no especificado) fueron detenidas días después por su implicación en el presunto delito del repartidor de Oyón de 34 años.

LOS HECHOS

Según confirmaron hoy fuentes policiales hace una semana, lo ocurrido cuando la víctima se encontraba recostada contra una pared en el estacionamiento de Revellín la noche del 6 de abril de 2021, “en la que accidentalmente golpeó a un grupo de seis jóvenes que se le acercaron y uno de los hombres le pidió un cigarrillo a la víctima. Ante la negativa de la víctima a dejarlo, se inició la discusión que desembocó en un brutal ataque ”.

Inmediatamente después, los atacantes abandonan el lugar y llegan a lo alto del hastial cuando uno de los hombres del grupo dice que “quiere volver para quitarle todo lo que tiene” y los dos menores responden: “Sí, tomaremos quita todo lo que viste “y trae a todos los miembros del grupo de regreso al lugar.

En ese momento, presuntamente aprovecharon para robar varios artículos, entre ellos la chaqueta que vestía, billetera, celular y bicicleta, no sin antes volver a darle patadas y puñetazos sucesivos.

Ocurre que los escritores aprovecharon estas circunstancias, así como el lugar donde ocurrieron los hechos, cuando abandonaron el lugar y debido al estado de alarma por la pandemia en la que estamos envueltos y en pleno “toque de queda”. Se tomaron pocas acciones para facilitar su acción, “ya que ningún peatón podía sorprenderlos”, dicen fuentes policiales.

Y son alrededor de las 7:30 a.m. del día siguiente cuando un vecino que paseaba a su perro descubre a la víctima inconsciente en el suelo y observa que tiene copiosas cantidades de sangre en la cabeza y las manos por lo que hace, se presenta. Una llamada a Urgencias 112, una patrulla de la policía local de Logroño se dirigió al lugar pidiendo asistencia médica urgente. Dos ambulancias acudieron al lugar e inmediatamente trasladaron a la víctima al hospital San Pedro, donde fueron ingresados.

El miércoles 7 de abril a las 10:30 horas, agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial en esa sede fueron solicitados por el Departamento de Emergencias del Hospital San Pedro para notificarles que un paciente había sido ingresado en el hospital. Las críticas y la falta de documentación solicitaron su identificación completa para contactar a los familiares hospitalizados, agentes de homicidios y peritos de la Brigada Científica Provincial que identificaron al hombre e iniciaron una investigación.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *