“Vamos a tener que seguir pagando una casa en La Candelaria que van a derribar”

“Vamos a tener que seguir pagando una casa en La Candelaria que van a derribar”


Silvia, junto a otros vecinos que el

Silvia, junto a otros vecinos, que se niegan al pago “desorbitado”. | | MARIA PISACA

Cuatro vecinos del anciano Barrio de 115 viviendas en el casco antiguo de La Candelaria Contradice la demanda por el monto que Vivienda Municipal les pagó en el marco del programa de reposición que se inició hace más de diez años en la región, y afirman que “nadie nos ha advertido jamás que tendremos que pagar lo que estamos pagando”. . Nos exige, pero nos aseguraron que sería un aporte simbólico ».

Silvia, José, Rosario y Verónica son algunos de los propietarios o representantes de familiares dueños de una de las 115 casas antiguas de La Candelaria, que entre los quince vecinos de la zona están asombrados porque la oficina municipal de la vivienda le envió hace días una carta a informarle el monto exacto a pagar. La aportación se sitúa entre los 12.000 y los 18.000 euros, cantidad que es superior a los 7.000 euros que reclaman -y contribuyen a la grabación de un encuentro con la exjefa de Vivienda Urbana, Carmen Delia Alberto- se recogieron en la reunión de noviembre. 21, 2018. “Y la mayoría de nosotros somos jubilados o recibimos becas entre 420 y 800 euros”, añaden.

Los vecinos no entienden por qué tienen que pagar para reemplazar sus casas si compró su casa y ya pagó la hipoteca o aún está pendiente; “Imagínense si tengo que pagar el apartamento viejo y el nuevo”, añaden. También aseguran que su hogar es privado y ahora quieren convertirlo en un hogar protegido oficialmente. “Esta es una expropiación que han disfrazado sin derecho a réplica”, dicen estos vecinos, quienes aseguran que no pagarán el monto que requiere la vivienda urbana y por lo tanto están dispuestos a continuar en su antigua casa.

«El mismo ayuntamiento también nos dijo que no nos preocupáramos porque el importe sería simbólico porque habría un exceso de plazas de aparcamiento -dos pisos con capacidad para 70 vehículos de los 5 construidos para coches- que el ayuntamiento está vendiendo y este aporte permitiría compensar la brecha ». “Tendremos que pagar una casa que van a derribar”, se quejan, señalando que el ayuntamiento les ha dado instrucciones para negociar con sus bancos la cesión de la nueva casa. “Lo vengo pagando desde hace 9 años”, dice Verónica, quien se niega a endeudarse nuevamente por el monto que le piden. “Se presentó un primer proyecto, de Elías Medina -arquitecto del estado- en la época de Ángela Mena, que fue maravilloso y luego fue rechazado; Nos dijeron que todo era transparente y luego se cambió a algo diferente que no tenía nada que ver ”, añaden,“ ahora quieren que paguemos por sus errores.

Algunos de los vecinos que se niegan a mudarse a la nueva casa porque necesitan “mucho dinero”. | | MARIA PISACA


El concejal de Vivienda Municipal, Juan José Martínez, actuó en estos casos: “Las condiciones económicas no han cambiado; Quizás pueda ser un error si alguien dice que tiene que aportar 7.000 euros. Siempre hemos hablado de que iría hasta los 18.000 euros y en función de qué piso entregan y cuál reciben.

Martínez explica que la ley define la figura del intercambio y por ello se crea la vivienda social, que posibilita la mejora de la vivienda actual, tanto patrimonial como de calidad de vida, añadiendo que cada vecino solo es responsable de su aportación es el 10% de el trabajo total y nadie se ha opuesto nunca. «El programa de financiación del Ministerio, que permite la reposición de viviendas en La Candelaria, implica y exige que se considere vivienda social. No son posibles otras opciones. “No pararemos el proceso de entrega de las casas a quienes demuestren su propiedad y hagan su parte”, recalcó Martínez.

En cuanto a que la venta de terrenos sobrantes permitiría abonar la cotización, el ayuntamiento afirmó que “la subasta de las plazas de aparcamiento tendrá un efecto proporcional sobre la cotización de las administraciones y propietarios individuales cuando se cierre. Para estos últimos será una media del 13% de lo recibido ».

Respecto al hecho de que un vecino se niega a mudarse al nuevo edificio, Martínez admitió que podría hacerlo, pero “este es un escenario poco probable dado el estado casi ruinoso del edificio y las opciones de pago que la administración de la Ciudad” dificultades ”. Insistiría en que se trata de“ un proyecto con financiación pública para sustituir viviendas particulares ”.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *