requena U64844570050vpm 984x468@Las Provincias


“Vengo con entusiasmo y mucha fe para poder conocer a mis nietos sin riesgo de contagio. Confío en los que hicieron las vacunas, no tengo miedo. Mari Santos García, vecina de 69 años de CheraFue ayer una de las primeras valencianas en recibir una de las 14.600 dosis de Janssen que solo habían llegado a la región 24 horas antes. A Mari Santos, como a otros 184 vecinos de Requena y pueblos aledaños, se le había dicho que acudiera al recinto ferial de la comunidad, un centro donde los trabajadores de salud del departamento comenzaron a administrar la dosis única de la empresa anglo-sueca, la primera vacuna que recibió España que no requieren un segundo pinchazo; en total, el Ministerio de Sanidad espera inmunizar a unos 5.000 valencianos esta semana.

Las esperanzas de lograr la tan esperada inmunidad al coronavirus conmovieron a prácticamente todos los ancianos que se acercaron a las instalaciones. “Al principio estaba un poco asustado porque escuchas tantas cosas … pero quería ponérmelo para no grabar. Tengo hijos y nietos y quiero volver a la normalidad “, resumió. María Cárcel, 70 años y residente en RequenaMomentos después de recibir la punción y mientras espera en la sala de espera, los 15 minutos correspondientes (30 en caso de alergias) para descartar cualquier tipo de efecto secundario.

GG / Damián Torres

Eusebia Martínez, también vecina del municipio, a los 70 años Estaba lleno. “No noté nada y estoy bien. Es genial haber conseguido Janssen porque era la vacuna que quería. Tuve suerte. Eusebia destacó las ganas de viajar a Cartagena para ver a su familia “y encontrarse con amigos que no han visto a nadie en mucho tiempo” porque la vacuna marca un punto de inflexión en la pandemia para ellos.

Ese optimismo fue palpable durante todo el día. Rafael Ochando, Director Médico de Atención Primaria del Departamento de Salud de Requena, manifestó que se había decidido convocar a los beneficiarios al recinto ferial para no interferir con el día a día del centro de salud, y que se trataba de un espacio contiguo a un gran estacionamiento, aunque algunos de los las personas mencionadas anteriormente vinieron a pie. Además, estas instalaciones ya estaban preparadas para la vacunación masiva ya que acogieron la vacunación del profesorado y personas de entre 60 y 65 años con viales de AstraZeneca. “Tuve uno muy buena acogidaCuriosamente, ya tenemos a cinco personas que dicen que las han citado pero no están en la lista ”, dijo.“ Tomamos su palabra y las vacunaremos. Espero que no falten latas “.

Por tanto, los mecanismos ya han sido internalizados por los empleados que visitaron las instalaciones. Un agente de la policía local controló el acceso a las instalaciones e intentó Coloca la entrada al interiordonde se planificó una ruta para que los beneficiarios hicieran cola antes de pasar por los mostradores donde se registraron sus datos. Posteriormente pasaron a otro punto donde los trabajadores de salud los metieron en cuartos pequeños para vacunación, donde pasaron toda la información y aclararon las dudas (Qué síntomas son comunes y cuáles deben consultar a un médico fue una de las preguntas más frecuentes.). Luego fueron a la parada de descanso, donde permanecieron al menos un cuarto de hora como precaución. Pasado este tiempo podrían salir del local por otra puerta.

La EMA solicitará la segunda dosis de AstraZeneca en un plazo de 12 semanas.

En esta linea Lourdes Navarro, Subdirectora de Enfermería del Hospital RequenaDescribió que “la gente está encantada de vacunarse, incluso han llamado al centro de salud para ver cuándo se vacunarán”. Navarro admitió que luego de que AstraZeneca fuera descontinuada, se encontraron objeciones en parte de la población. “La gente vino con miedo pero les dijeron que todas las vacunas son buenas y se fueron muy contentos”, agregó, subrayando que “también les dijimos que deben seguir tomando medidas de precaución”. En el caso de Janssen, el nivel más alto de inmunización ocurre el décimo día después de recibir la dosis.

Gonzalo Carrillo fue un ejemplo del rechazo de AstraZeneca. “Si me hubiera tocado, lo habría pensado, aunque creo que de todos modos me hubieran vacunado. Mucho mejor con Janssen. A mi esposa le dieron el AstraZeneca ayer -por el jueves- y le duele la cabeza”, comentó. A sus 69 años, el vecino de San Antonio señaló que “estoy muy emocionado de poder visitar a mi hija en Galicia ya mi familia en Córdoba”.

Mientras tanto, Concha Piqueras estimó que Janssen solo necesitaba un pinchazo (“Mejor para no tener que volver”), enfatizando que “nada duele, esperaba un poco más. Me siento muy bien”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *