Urkullu pretende «ganar la lucha contra el virus» y pide «acuerdo y cooperación» para superar «un desafío inmenso».

Urkullu pretende «ganar la lucha contra el virus» y pide «acuerdo y cooperación» para superar «un desafío inmenso».


Considera que la economía y el empleo vascos se han «dedicado» a la recuperación «de los niveles anteriores al COVID» y se acercan a la normalidad.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha manifestado su intención de “ganar la lucha contra el virus” y ha pedido “mutuo acuerdo y cooperación” para superar “un inmenso desafío” al que se enfrenta el País Vasco. Para ello, propone reducir la incidencia acumulada de Covid-19 a menos de 60 en los próximos meses y a 300 en las próximas semanas, además de reducir las estancias intensivas a las tasas más bajas y vacunar completamente a la población.

En un momento en el que la economía y el empleo vascos habían sobrevivido a «la primera fase de resistencia», se mostró optimista porque el País Vasco estaba a punto de recuperarse «de los niveles anteriores al COVID» y se acercaba a la normalidad. Para ello, sin embargo, ha pedido que se aborde la “transformación verde, digital y social” en Horizonte 2030, a la que contribuirán los proyectos de Euskadi Next y el programa de reactivación de Berpiztu.

Urkullu compareció en el Palacio Miramar de San Sebastián tras la primera junta de gobierno del nuevo curso político para señalar que este verano se afrontará una nueva ola de pandemias en Euskadi y en toda Europa, aunque “con dificultad”. y obstáculos, gracias al esfuerzo de cada individuo, “la tendencia se ha revertido.

Asimismo, recordó que el Consejo Asesor del Plan Vasco de Protección Civil (LABI) adoptó ayer un nuevo decreto, que entrará en vigor este miércoles, que relajará las restricciones de capacidad en las actividades culturales, deportivas y de restauración.

Esta flexibilización responde, ha apuntado, a «la consolidación de una tendencia positiva» con una tasa de incidencia acumulada de 370, cuando se situó en 873 el 30 de julio.

El indicador “R cero” alcanzó su punto máximo en 1,53 el 2 de julio y está por debajo de 1 el martes (0,86). La tasa de ocupación de las camas de cuidados intensivos, por su parte, alcanzó su máximo el 22 de agosto con 82 camas; hoy ronda las 70.

Iñigo Urkullu también señaló el proceso de vacunación, que está «significativamente avanzado». Actualmente, más del 86% de la población mayor de 12 años está recibiendo una dosis y más del 8% está recibiendo tratamiento completo.

«Sobre esta base, iniciamos este nuevo rumbo», aseguró, señalando que podemos proyectar nuevos objetivos para la gestión del tercer cuatrimestre del Covid y del Bizi-Plan Berri IV, el plan de emergencia del Gobierno Vasco. .

Con eso en mente, destacó que la meta para los próximos meses es mantener la tasa de incidencia acumulada por debajo de 60 y estabilizarla, lo que significa que se mantiene en el Nivel de Advertencia 1. En las próximas semanas se espera una tasa de incidencia por debajo de 300, se reduce la ocupación de la unidad de cuidados intensivos a los valores más bajos del Escenario 1 y se aumenta la cobertura de vacunación al 85% con el calendario completo.

Junto con estos objetivos, el Lehendakari recordó que garantizar la enseñanza en el aula al comienzo del año escolar es una prioridad. Para ello, se ha actualizado la bitácora y se ha enviado a todos los centros que contarán con los excepcionales recursos de apoyo del año pasado desde el primer día. «La posición de salida es mejor que la del año pasado, pero queremos extremar las precauciones y tomar precauciones», dijo.

En este sentido, afirmó: “Demuestra que la normalidad en el desarrollo del curso escolar en el aula también tiene un efecto muy positivo en el entorno familiar, profesional y social” y concreta “mejor” el escenario actual. futuro «, pero pidió que se mantenga» la misma actitud de realismo, compromiso y responsabilidad «.

“Podemos ganar esta lucha contra el virus, pero solo lo haremos si no creemos, erróneamente, que ya hemos ganado. No debemos olvidar la imprevisibilidad del virus y su capacidad de mutar ”, advirtió.

Hizo un llamado a la gente a «mantenerse alerta» porque la vacuna protege pero no exime de la prevención. «Los riesgos encuentran condiciones favorables en el relajamiento social y la falsa seguridad, lo que lleva al desconocimiento de las medidas preventivas básicas», advirtió.

Tras reiterar que las «fortalezas» son la vacunación, las pruebas, el seguimiento y el mantenimiento de las medidas preventivas básicas, recordó que LABI exige el mantenimiento de tres medidas «básicas», entre las que destaca: el uso de mascarilla, el espaciamiento de una y media Metro, y que no forma parte de ninguna tertulia, fiesta o evento, ya sea al aire libre o bajo techo, «que es una reunión de personas sin controles ni protocolos y medidas preventivas».

Urkullu dijo que en el Consejo de Gobierno se compartió la visión de la situación social y económica, y también se presentó ‘Aukerak’, la agencia vasca de reinserción, ya que el próximo 1 de octubre se supone que tiene lugar el concurso penitenciario.

“La economía y el empleo vascos dan señales claras de que hemos sobrevivido a la primera fase de resistencia. Estamos ante la fase de recuperación de los valores pre-Covid ”, aseguró.

Sin embargo, dijo que «claramente todavía hay amenazas, negocios en apuros y sectores que más han sufrido los efectos negativos de la pandemia», entre ellos el comercio, la cultura o la hostelería, así como ciertos sectores de la industria.

“Económicamente, el País Vasco se está acercando a la normalidad”, dijo, señalando que las exportaciones vascas crecieron un 24% en el primer semestre del año; la industria está saliendo de la crisis “con fuerza” con un crecimiento del 14% respecto al año anterior; El PIB creció un 18% en el segundo trimestre respecto al mismo trimestre del año anterior.

También señaló que este es el cuarto trimestre consecutivo con crecimiento; La recaudación de impuestos aumentó un 15% en la primera mitad del año y la confianza del consumidor se encuentra en el nivel de junio de 2019.

El Lehendakari ha destacado que las proyecciones son de un crecimiento acumulado del 6,7% este año y del 5,7% el próximo, y en 2022 todo el PIB perdido durante la pandemia será «definitivamente» restablecido.

Como señaló, esta recuperación económica se está derramando en el mercado laboral. Al hacerlo, dijo que la tasa de desempleo del segundo trimestre fue del 10,3%, muy cerca del objetivo del 10%, y que prácticamente todos los empleos industriales y de construcción perdidos fueron restaurados.

Aunque todavía 12.000 personas están cubiertas por ERTE, recordó que más del 90% ya están integradas normalmente en sus empresas. “Esta es una excelente noticia. Son datos alentadores, pero estamos en una carrera de larga distancia. Necesitamos restaurar todos los empleos perdidos durante la crisis mientras enfrentamos la fase de transición de nuestra economía ”, agregó.

El Lehendakari y sus consultores también compartieron la visión de las tres transformaciones que tienen que afrontar: técnico-digital, energético-ecológico y sanitario-social.

“Las directrices económicas y presupuestarias; el Programa de Reactivación Berpiztu o los Proyectos Euskadi Next de Fondos Europeos son la base para afrontar la “transformación verde, digital y social” en el horizonte 2030 ”, afirmó. Como dije, es “un desafío inmenso que solo puede superarse a través de un espíritu abierto de comprensión y cooperación”.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *