f0d6796a 3c44 4f7a ba55 e68c8b06f687 16 9 aspect ratio default 0


Hotel abandonado en la costa de Añaza en Santa Cruz de Tenerife.  |  |  ANDRÉS GUTIÉRREZ

Hotel abandonado en la costa de Añaza en Santa Cruz de Tenerife. | | ANDRÉS GUTIÉRREZ

Tras un complicado proceso que tardó cinco años en completarse, la dirección urbanística del Ayuntamiento de Santa Cruz ya ha emitido la resolución que le permite demoler el abandonado hotel de la costa suroeste conocido como el Mamotreto de Añaza. Agotada por todas las posibilidades de ubicar a sus propietarios y “restablecer la legalidad urbanística”, la dirección ha ordenado la ejecución de la filial, que permitirá al Ayuntamiento de Chicharrero ocuparse de la Demolición del inmueble y posterior expropiación del inmueble. Así lo anunció ayer a EL DÍA el alcalde Carlos Tarifas (PP) encargado de la zona, quien indicó que la intención de la sociedad local es reclamar este terreno para uso de la ciudadanía a través de una fundación pública que “podría ser una”. “parque nuevo”.

El alcalde informó que ya había dado instrucciones para encargar el correspondiente proyecto de demolición. Suponemos que esto ocurrirá en 2022 ”. La demolición supondrá una inversión cercana al millón de euros. El Ayuntamiento de Santa Cruz solicitará la colaboración del Gobierno de Canarias y de la Dirección General de Costas para la ejecución de la obra tal y como indica Carlos Tarifas. Esto, por supuesto, asegura que “con o sin cooperación, el ayuntamiento derribará el edificio abandonado de Añaza”. “Queremos recuperar de una vez por todas esta parte del litoral capitalino y destinarla a equipamientos públicos”, añade.

La construcción del denominado mamotreto de Añaza, en el que se produjeron varios accidentes y que supone un peligro real, se construyó en 1973, pero la obra quedó paralizada dos años después. De ahí que haya estado abandonado durante casi 50 años. Debido a los problemas de seguridad que generó esta construcción inconclusa en la zona, el Ayuntamiento de Santa Cruz trató de averiguar quiénes eran sus dueños y realizó una investigación que duró varios años. Finalmente se constató que sus propietarios son la entidad comercial Tenerife Ferienanlagen GMBH & CO. Treuhand-und Verwaltungs-KG, la comunidad inmobiliaria Santa María y la mercantil Promociones y Servios Los Guios. Sin embargo, ni las empresas ni sus agentes han respondido a las numerosas comunicaciones de la sociedad local.

Después de este innumerables intentos fallidos de que los propietarios asuman su responsabilidad, y con el objetivo de no continuar con el abandono de esta propiedad durante mucho tiempo y así evitar la posibilidad de accidentes, la administración urbanística declaró la caducidad de la licencia de obra para la construcción del hotel e inició el acto de restauración de la legalidad de la ciudad. .

El ayuntamiento tomó la decisión de iniciar la vía para hacerse cargo de esta construcción, sabiendo que la demolición supondría grandes inversiones. Y tras un engorroso proceso que duró más de cinco años, y este mes la dirección de urbanismo de la ciudad ordenó la ejecución de la filial. No hay vuelta atrás y ahora tiene que ser el Ayuntamiento el que se haga cargo y lleve a cabo el derribo correspondiente.

Durante todo este tiempo, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha intentado impedir el acceso a este peligroso inmueble mediante la adopción de diversas medidas de seguridad, como la instalación de una red perimetral de cuatro metros y la colocación de señalización en varios idiomas, advirtiendo de los que se convertían en riesgo en el edificio. Sin embargo, ha habido numerosos casos de intervención de la policía local de Chicharrera y numerosas denuncias de los ciudadanos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *