Un juez permite que cuatro personas sean vacunadas en un dormitorio después de que los miembros de la familia se nieguen

Un juez permite que cuatro personas sean vacunadas en un dormitorio después de que los miembros de la familia se nieguen


El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Única del Priego de Córdoba ha acordado autorizar la administración de vacunas contra Covid-19 a cuatro usuarios de la residencia Fundación Arjona Valera del municipio cordobés luego de que los familiares se negaran y se solicitara al Ministerio Público que aprobara la vacunación.

Según los expedientes judiciales consultados por Europa Press y puestos a disposición por el Tribunal Supremo de Andalucía (TSJA), “en general, cualquier tipo de vacuna y hasta la fecha se cree que la vacunación es voluntaria”. “Existe un marco legal básico para introducir la vacunación obligatoria, especialmente durante las epidemias”., a lo que agregó que “la administración de esta vacuna es beneficiosa para los residentes”. Las decisiones se apelan ante el tribunal provincial.

En un caso en particular Una hija se niega a estar de acuerdo, alegando que “si su madre tenía una vacuna como la gripe, se enfermó gravemente”.. Por otro lado, algunos padres se niegan a proporcionar la vacuna a su hijo, usuario de esta residencia, porque no creen en “los beneficios” de la misma.

Asimismo, la hija de una reclusa de la residencia se niega a vacunarse porque no confía en la vacuna y Señala que “el Covid pasó en noviembre y estaba asintomático”. Y una mujer se niega a permitir que se vacune a su hermana de 47 años, una usuaria residente, porque “no sabe” los beneficios de la vacuna.

Primero, El forense afirma que no tienen enfermedades que contraindiquen la vacunación y afirma que “el riesgo de efectos secundarios y complicaciones causados ​​por la vacuna es mucho menor que las posibles consecuencias de una enfermedad grave debida a Covid-19”.

Resistencia de familiares de usuarios de dormitorios a vacunarse, hecho que se ha producido en toda España volver a poner sobre la mesa el debate sobre la frontera de los derechos, “En este caso, un tercero resultará perjudicado”, dice el fiscal.

Teniendo esto en cuenta, recuerda que en una casa “hay más libertad, pero cuando vives con otras personas y pones en peligro su salud, el contenido de tus derechos se restringe severamente y en ocasiones desaparece”.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *