Un estudio muestra la presencia de leishmaniasis felina en gatos callejeros en Zaragoza

Un estudio muestra la presencia de leishmaniasis felina en gatos callejeros en Zaragoza


Un estudio en el que participaron investigadores de la Universidad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, miembros del Instituto Agroalimentario de Aragón (IA2, Unizar-CITA de Aragón) y personal de la Universidad de Barcelona ha demostrado la presencia de leishmaniasis felina, una a través de vectores. transferidos y por Leishmania spp. causó enfermedad parasitaria – en gatos callejeros aparentemente sanos de la ciudad de Zaragoza.

Se trata del primer estudio de este tipo en estado salvaje en la capital aragonesa y el estudio más completo de este tipo en España hasta la fecha. Sus resultados pueden arrojar luz sobre la distribución geográfica y las características epidemiológicas de esta infección.

Así como se sabe que la leishmaniasis es endémica en perros del Mediterráneo, la información sobre la enfermedad en otros animales como los gatos sigue siendo escasa, especialmente en los gatos callejeros urbanos. Por tanto, el papel epidemiológico del gato todavía no se comprende con claridad.

El objetivo del estudio fue investigar la prevalencia de la infección por L. infantum en gatos callejeros. Dado que esta enfermedad puede ser de difícil diagnóstico, se ha utilizado una combinación de diferentes métodos serológicos y moleculares para luego comparar los resultados de las diferentes técnicas.

Se tomaron muestras de sangre de un total de 180 muestras de adultos (97 mujeres y 83 hombres) de colonias urbanas y suburbanas que no presentaban signos de enfermedad durante el examen físico para análisis serológicos y moleculares. Para su estudio se utilizaron tres métodos serológicos: la prueba de inmunofluorescencia de anticuerpos (IFAT), la prueba de inmunoabsorción enzimática (Elisa) y el Western Blot (WB) para la detección de anticuerpos contra L. infantum y una prueba de PCR en tiempo real (qPCR) para Detección del ADN de L. infantum.

El análisis serológico mostró una positividad del 2,2% (4 de 179) para una infección por Leishmania por IFAT, del 2,8% (5 de 179) de Elisa y del 14,5% (26 de 179) de WB. El ADN de Leishmania se detectó mediante qPCR en el 5,6% de los gatos. Dieciséis gatos fueron positivos con una sola técnica serológica y cuatro fueron positivos con los tres métodos serológicos utilizados.

La tasa global de gatos infectados (calculada como el número de gatos seropositivos y / o qPCR positivo) fue del 15,6%, y solo dos gatos dieron positivo por todos los métodos de diagnóstico. Se encontró una asociación significativa entre gatos machos y un resultado de PCR positivo. Una comparación de las técnicas mostró una buena concordancia en la seropositividad entre qPCR en sangre e IFAT, qPCR en sangre y Elisa, WB y Elisa, y WB e IFAT.

La concordancia más alta entre los resultados seropositivos fue entre IFAT y Elisa (0,89) y la más baja entre qPCR en sangre y WB (0,19). La prevalencia del antígeno del virus de la leucemia felina fue del 4,49% y la del anticuerpo del virus de la inmunodeficiencia felina (VIF) del 6,74%, mientras que se observó coinfección con ambos retrovirus en una gata de 178 años. La seropositividad a Leishmania de Elisa e IFAT se asoció estadísticamente con el estado de FIV mediante la prueba de chi-cuadrado.

Por tanto, los resultados obtenidos indican la existencia de L. infantum en gatos callejeros de Zaragoza, lo que puede considerarse un factor en la epidemiología de la infección felina, ya que los animales evaluados fueron clasificados como sanos y asintomáticos.

Por favor imprima, PDF y correo electrónico


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *