fotonoticia 20210419124606 1024


Espera que haya un nuevo gobierno “lo antes posible” y pide un consejo mundial local.

BARCELONA, 19 de abril (EUROPA PRESSE) –

El presidente de la Agrupación Catalana de Municipios (ACM), Lluís Soler, ha pedido este lunes al Gobierno que amplíe la restricción distrital a Veguerías y que forme parte de la comisión técnica del Procicat para poder asumir la “corresponsabilidad” de la decisiones a mano.

Tras una reunión con el Gobierno en marzo, manifestó que ellos, junto con la Federació de Municipis de Catalunya (FMC) y la Associació de Micropobles de Catalunya, habían presentado una propuesta pidiéndoles que aceptaran si se aplicaban nuevas restricciones de movilidad. La veguería se basó en la realidad del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), las pequeñas localidades y municipios vecinos, así como los indicadores de cada ámbito.

“Cuando se volvieron a tomar las restricciones en la región hace tres semanas, las recibimos con cierta tristeza”, admitió Soler, quien espera que se extiendan a la zona de Veguería a partir del 26 de abril.

Luego de pedir un “bilateralismo efectivo” con el gobierno para tomar decisiones de manera coordinada, solicitó en el Foro Nueva Economía ser parte del comité técnico de Procicat, no solo de su consejo asesor.

Respecto a las negociaciones entre ERC y Junts luego de las elecciones del 14 de febrero, aseguró que el gobierno de la ciudad espera que “lo antes posible” haya un gobierno estable y fuerte que le permita enfrentar los desafíos de la crisis de salud de Face y gestión diaria.

Soler cree que, entre los retos que plantea la crisis sanitaria, la Generalitat debería revisar el fondo extraordinario de cooperación local que concedió de 120 millones de euros y aumentarlo a 300 millones de euros y compensar a los municipios por las competencias inadmisibles que se han apoderado de la pandemia durante esta crisis.

En lo que respecta a la gestión del día a día, ha pedido al nuevo ejecutivo catalán que “restituya el ministerio al mundo local para que haya una visión y un bilateralismo efectivo”, que dé impulso regulatorio a las unidades locales para que el comunalismo vuelva a funcionar. y elaborar un informe sobre el impacto económico y las competencias de las normas que aprueba.

SUSPENSIÓN DE NORMAS TRIBUTARIAS

Soler ha hecho un llamamiento al Gobierno central para que extienda la suspensión de la normativa fiscal desde octubre del año pasado hasta el 2023 para que los alcaldes puedan hacer frente “satisfactoriamente” al fin del mandato municipal.

También pidió una aportación económica de 3.000 millones de euros para reactivar los municipios, un fondo de transporte público para los ayuntamientos, que debe garantizarlo, y la participación en la administración de fondos europeos.

ACM-FMC

Según Soler, una de las premisas de su plan de mandato al frente de la ACM era “tejer una sola voz del comunalismo en la FMC”, objetivo que se ha retrasado porque han priorizado acompañar a las autoridades locales de cara a la secuelas del impacto de la pandemia comunitaria.

Sin embargo, destacó que siguen comprometidos con la búsqueda de esta voz única del comunalismo porque “no tiene sentido que la coordinación efectiva con la FMC no se traduzca en una estructura cómplice”.

40 AÑOS

Soler dijo que el 3 de octubre de este año, la ACM cumplirá 40 años de historia tratando de ser “el vocero de las preocupaciones, carencias y necesidades” de las comunidades.

Por ello, el trabajo de una empresa que gestiona actualmente 939 de los 947 concejales catalanes, gran parte de las empresas descentralizadas, los cuatro ayuntamientos y los 41, es valorado “muy positivamente” por los ayuntamientos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *