fotonoticia 20210430132246 1024


Ciriza y Arasti participaron en el inicio de los trabajos de este tramo, que contará con una inversión de 10,8 millones de euros

PAMPLONA, 30 de abril. (PRENSA DE EUROPA) –

Los trabajos del segundo tramo de la N-121-A de Olave a Lantz para convertir la carretera en una ruta 2 + 1 comenzaron este viernes en Etulain. Las obras, que tardarán nueve meses en completarse, cuentan con una inversión de 10,8 millones de euros con cargo al presupuesto general del Estado.

El consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, y el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, asistieron al inicio de las obras, acompañados del director general de Obras Públicas e Infraestructuras, Pedro López; el director del Servicio de Nuevas Infraestructuras, Jesús Polo; el gerente de la empresa ganadora Construcciones Mariezcurrena, Francisco Javier Mariezcurrena; y algunos representantes municipales de las localidades de esta sección.

Las obras cubrirán un recorrido de 12 kilómetros con un movimiento de 90.000 metros cúbicos de tierra y una ejecución gradual para reducir el impacto en el tráfico, informó el gobierno provincial en un memorando.

El área de trabajo está dividida en dos subsecciones, separadas por el bypass de Burutain. de Olave a Burutain y de Burutain a Lantz. Si se trabaja en cada uno de ellos, la velocidad del subtramo se reducirá a 60 kilómetros por hora.

La obra, en la que hay que atravesar toda la calle, se realiza por etapas los días con menos tráfico y se resuelve con un paso alternativo a una velocidad limitada a 40 km / h. El tráfico en ambas direcciones se desvía del carril que está libre.

Las obras de paso alternativo se realizarán en la zona del cruce de la N-121-A con Etulain, en el tramo de Burutain a Olagüe, en el cruce de Zandio y Osacáin y en la circunvalación de Olagüe en la zona de El señorío de Echaide.

Esta obra coincide con la ejecución del drenaje transversal, en el que se colocan las tuberías de abastecimiento y evacuación de agua a ambos lados de la calzada, y con la última fase de la obra durante la ampliación de las capas de la calzada.

DETALLES DE DISEÑO

El tramo comienza en Olave, donde se está construyendo una variante y se están estudiando alternativas. Las distintas opciones cubren hasta la intersección actual con Zandio-Osacáin, por lo que este tramo no se modificará hasta que no se complete esta variante.

Desde este punto hasta el cruce sur de la circunvalación Endériz-Ostiz, la N-121-A contará con dos carriles al norte y un carril al sur con una mediana de 2 metros y una barrera vertical.

El tronco principal de la N-121-A en la variante Endériz-Ostiz conservará una tipología de dos carriles en dirección a Irún y uno en dirección a Pamplona, ​​aunque se añadirá la mediana con la barrera.

Se construirá una vía lateral en la vía norte para eliminar los puntos de conflicto creados por las entradas y salidas a las diversas fincas que se encuentran junto a la autovía y el cruce sur de Endériz.

El proyecto prevé la mejora de la salida de Endériz en el actual cruce de acceso a Ostiz, donde hay una parada de autobús y una mini rotonda. La rotonda se ampliará para permitir que los autobuses giren, eliminando una parada al otro lado de la calle, centralizando toda la carga y descarga de pasajeros en la marquesina de la margen izquierda, mejorando la seguridad del tráfico terrestre. Además, se ampliará el carril de aceleración para facilitar la inclusión del tráfico en la N-121-A en dirección sur.

En Burutain se está construyendo una variante en la que se examinan alternativas, de forma que se retiene temporalmente el trazado actual desde la salida norte de la variante Endériz-Ostiz hasta la gasolinera Burutain. La opción elegida para la variante es compatible con la ruta 2 + 1. Cuando se lleve a cabo, se vinculará para dar continuidad al trazado de la N-121-A en su conjunto.

Desde la salida de Burutain a Etulain, la autovía tendrá dos carriles en dirección Pamplona, ​​uno en dirección Irún y una mediana de 2 metros con barrera metálica. Para ello, la plataforma se ampliará mediante excavaciones en la zona de la margen izquierda.

NUEVAS SALIDAS Y ENTRADA A ETULAIN Y LANTZ

Se construirá un nuevo acceso en la intersección de Etulain. Consistirá en un cruce en forma de T con dos carriles de espera centrales para entrar en la ciudad o para incorporarse a la N-121-A.

Estos carriles están marcados en rojo en la propia carretera para facilitar su identificación y diferenciarlos de los carriles centrales de adelantamiento.

También se construirá una rotonda todoterreno asimétrica para permitir cambios de dirección y se iluminará la sección de esta nueva intersección.

Desde este renovado cruce, en la primera mitad de la circunvalación de Olagüe, discurrirán dos carriles en dirección Irún y uno en dirección Pamplona con una mediana de dos metros y una separación con barrera metálica. Posteriormente, en el tramo final, el 2 + 1 se invierte con dos carriles al sur y uno al norte, manteniendo una mediana y barrera similar hasta la zona del cruce de Lantz.

En el cruce de Lantz se está construyendo un nuevo acceso similar al previsto en Etulain. El cruce en forma de T contará con dos carriles de espera centrales marcados en rojo, lo que mejorará la seguridad vial en los giros a la izquierda, tanto para entrar en la ciudad como para llegar a la N-121-A. Se construirá una rotonda escalonada para permitir cambios de dirección. Toda la intersección está iluminada.

TRANSFORMACIÓN EN 2 + 1 FORMAS

La obra de rehabilitación de la N-121-A se ha dividido en cinco tramos, desde los Túneles de Ezcaba hasta el Puente de Endarlatsa en el límite entre Navarra y Guipúzcoa. El primer tramo (Ezcaba-Olave) se encuentra en construcción desde el pasado mes de febrero y ahora se están sumando las obras entre Olave y Lantz.

El proyecto permitirá transformar la calle en un diseño 2 + 1 consistente en calles de doble sentido con tres carriles disponibles para que el carril central se utilice periódicamente en un sentido u otro como carril de paso por otro sentido de circulación una mediana. que no se puede superar.

El Gobierno autonómico ha destacado que la solución de ruta 2 + 1 “está muy extendida a nivel internacional y ha demostrado su eficacia en cuanto a seguridad y funcionalidad vial”. Según apunta el Ejecutivo, “el principal beneficio es que evita al 100% los adelantamientos con tráfico en sentido contrario, reduciendo significativamente el riesgo de colisión frontal, que es la causa más dañina de la actual siniestralidad en la N-121 que se reduce . ” -A”.

Además, “las colas se pueden resolver más fácilmente porque se optimizan las zonas de adelantamiento”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *