paraguasturistas 422 3525544 20210621205715


Las drásticas fluctuaciones de temperatura están poniendo patas arriba a los compostelanos en estos días. Y da la casualidad de que Santiago pasó de temperaturas prácticamente tropicales a días lluviosos y fríos propios del invierno en muy poco tiempo.

José Ángel Docobo, director del Observatorio Astronómico de la USC, afirmó ayer que en apenas “cinco días pasamos de una temperatura máxima de 31 ° 8 (15 de junio) a una temperatura máxima de 14 ° 1 (20 de junio)”.

Docobo también se refirió a la gran cantidad de lluvia que había caído en la capital gallega en las últimas horas. “Desde el domingo, 8 p.m., 10 a.m. al lunes, 9 p.m. Observatorio de la USC. De hecho, afirmó que “desde el 11 de febrero en Compostela no ha llovido tanto en 24 horas”.

La temperatura más alta en lo que va de año en Santiago se alcanzó el 15 de junio a 31 ° 8, hasta que el mercurio golpeó a las 3:48 p.m. El día anterior era 30º7, el domingo 13 era 29º3 y el sábado solo 30º.

De momento no es un año con temperaturas demasiado elevadas.

Recientemente, ha habido años en los que hacía más de treinta grados a finales de mayo, como en 2017, cuando la temperatura máxima era de 24.

También en junio hubo años con temperaturas más altas que las nuestras. Sin ir más lejos, la capital gallega alcanzó los 33º4 el 23 de junio de 2020, 33º7 en 2019, 33º8 en 2018 y nada menos que 35º4 en 2015, aunque fue el 29 de junio.

[email protected]


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *