Profundo dolor por la muerte del conocido banquero David Sánchez Carro a los 78 años

Profundo dolor por la muerte del conocido banquero David Sánchez Carro a los 78 años


Ayer en la capital gallega, un profundo dolor provocó el fallecimiento del reconocido banco David Sánchez Carro a los 78 años. Como persona muy querida y respetada en Santiago, donde desarrolló gran parte de su carrera profesional como director del Banco Etcheverría, su salud se deterioró repentinamente hace unas semanas y finalmente tuvo que lamentar su pérdida el martes. Murió en su casa en Sada, donde se retiró a descansar hace unos días después de que surgieron varios problemas de salud, dijeron familiares.

Será recordado en Compostela por su gran profesionalidad, actividad social, personalidad afable y trato cercano. En la década de 1980 fue presidente del comité local del Partido Popular y recibió un acta de consejo en el Raxoi-Pazo. También fue miembro de la Diputación de A Coruña, recuerda uno de sus familiares. Por otro lado, fue un gran impulsor del deporte local y ocupó cargos de responsabilidad en la SD Compostela durante la época de José María Caneda.

Lo cierto es que en Santiago, su hogar adoptivo, fue una persona muy conocida que también gozó del cariño de muchos. Compasivo y siempre alegre, cultivó en la capital gallega un amplio círculo de amigos que se quedaron con él hasta el final de sus días. En 2016, con motivo de su jubilación en la banca, su segunda gran pasión después de la familia, recibió un caluroso reconocimiento, al que se dedicó con dedicación.

Hombre decidido y perspicaz, sus compañeros del banco siempre han destacado su gran humanidad, los mismos que intentaron protegerlo cuando se jubiló. A partir de ese momento era muy común verlo paseando por el casco antiguo de Compostela, unas piedras históricas que lograron enamorarlo; y donde le gustaba charlar con amigos y viejos conocidos del banco.

Tampoco solía perderse la gran celebración de la sociedad civil compostelana, la Gala de la Gala de los Premios del Año, iniciativa de la Grupo de Correos Gallegos, un lugar de encuentro donde Sánchez Carro se sintió santiaguino.

Deja viuda, María del Pilar Babío Bra; y una hija, María del Amor Hermoso Sánchez Babío. Sus restos serán depositados en la funeraria Mariano de la parroquia coruñesa de Betanzos, donde permanecerán hasta mañana, cuando se inicie el cortejo fúnebre hacia la iglesia a las cuatro y cuarto de la tarde. El funeral por su eterno descanso tendrá lugar a las 16.30 horas en la parroquia de Santiago de Requián, en el Ayuntamiento de Betanzos, donde Sánchez Carro inició su carrera bancaria que continuó en Carral para luego culminar en Compostela. Después de la misa fúnebre, tendrá un entierro cristiano en el cementerio de esta comunidad.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *