mg 2045 422 3198596 20210426221414


Muchos de los que hoy circulan por el Periférico de Santiago habrán visto carteles advirtiendo de la labor que el Ministerio de Transportes inició anoche. Se trata de un proyecto de rehabilitación y repintado de la vía de 10 kilómetros del Periférico de Santiago, SC-20. El presupuesto de la obra es de 200.000 euros.

La reparación del pavimento se realiza en los tramos peores mediante fresado y posterior reposición del pavimento para posteriormente mejorar la capa perfilada del pavimento en todo el tramo de la SC-20 entre Polígono del Tambre (km 0.000) y Milladoiro (km 10,350), además del repintado final de las marcas viales en las carreteras. En este sentido, la preocupación por la mala señalización de las marcas viales ha sido una preocupación constante de los vecinos a lo largo del tiempo. Algo que en los últimos años ha afectado al tramo de la Avenida de Lugo que discurre entre la rotonda del Hórreo y el cruce de la SC20 hacia las áreas industriales. En esta zona, la pintura a veces ha desaparecido casi por completo y los conductores tienen serias dificultades para permanecer en carriles no señalizados.

Los baches también se reportan con frecuencia en un tramo que es de 10,3 kilómetros en total y es utilizado por más de medio millón de vehículos cada mes. También es la principal puerta de entrada a las áreas industriales. Como denunció este diario a principios de año, el resultado del tráfico constante y la congestión diaria en el periférico es el deterioro del pavimento. Las obras anunciadas ayer por el ministerio se extenderán hasta junio y mientras se llevan a cabo habrá problemas de tráfico debidamente señalizados. Esta medida se enmarca dentro del programa de mantenimiento y reparación de la organización, que tiene como objetivo mejorar la calidad del servicio de la infraestructura vial estatal existente y que ha invertido casi 37 millones de euros en la provincia de A Coruña desde 2018.

ENLACE ORBITAL. En noviembre del año pasado, se colocó la primera piedra de un proyecto que se prevé tardará dos años y medio en completarse. Como explicó en su momento el alcalde Sánchez Bugallo; el entonces delegado del gobierno, Javier Losada; y el director del proyecto Ignacio Ardá, el Orbital, permitirá todos los movimientos posibles entre la autovía y la autovía de Lavacolla, mejorando la conexión con el aeropuerto y facilitando el acceso a las áreas industriales, eliminando el tráfico pesado que ahora fluye por la periferia y el tráfico. , Se reducirá la salida a San Lázaro de la AP-9.

El proyecto Orbitaliño también forma parte del proyecto que recibió un impulso el pasado mes de marzo para superar la fase de impacto ambiental. El hermano pequeño del Orbital es una rotonda elevada que completará los enlaces entre las áreas industriales de la zona norte y las vías de alta velocidad. Está ubicado en A Sionlla y está conectado al orbital. Conecta con la N-550 desde A Coruña y da acceso a la circunvalación de Aradas por el Polígono del Tambre.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *