fotonoticia 20210706125555 1024


Una decena de personas se han reunido en la Plaza Consistorial con sus pañuelos rojos a pesar de la interrupción de las festividades

PAMPLONA, 6 de julio (EUROPA PRESS) –

Pamplona se quedó sin el chupinazo por segundo año consecutivo, que debería haber comenzado el 6 de julio a las 12 del mediodía por las fiestas de San Fermín, que quedaron suspendidas por la pandemia del Covid-19.

Sin embargo, a primera hora de la mañana se vio a algunas personas vestidas de blanco y rojo caminando hacia el centro de la ciudad, donde algunas tripulaciones se reunieron para celebrar el día 6, a pesar de que el Ayuntamiento de Pamplona había anunciado en abril que las fiestas habían sido suspendidas, al igual que lo había hecho. los de 2020.

De hecho, este martes, día gris con lluvias ocasionales en Pamplona, ​​se vio menos gente en la Plaza Consistorial que el año pasado. Sin embargo, bares y restaurantes han registrado un elevado número de reservas para los habituales almuerzos pre-chupinazo.

Media hora antes del mediodía y antes de una ligera llovizna, varias decenas de personas, la mayoría de blanco y rojo, se han concentrado en la Plaza Consistorial, donde se tomaron fotos frente a la fachada del ayuntamiento. En una de las estatuas de la puerta del ayuntamiento colocaron un gran trozo de pan con la inscripción “Volveremos San Fermín”.

A cambio, la policía de la ciudad ha comenzado a instalar vallas para limitar el acceso y las salidas a esta sala y ha creado un perímetro en el centro de la plaza para que los medios de comunicación hagan su trabajo.

Minutos antes del mediodía, varias personas desplegaron sus pañuelos rojos y esperaron a que las campanas anunciaran las 12 en punto a qué hora habría comenzado el anuncio. En ese momento, se escucharon varios cohetes en diferentes puntos de la ciudad, se arrojó confeti y el público comenzó a gritar “Viva San Fermín” y “Gora San Fermín”. Este año, a diferencia de 2020, el ayuntamiento decidió no mostrar un pañuelo en la fachada del ayuntamiento.

De esta forma, Pamplona vuelve por segundo año consecutivo, en medio de los llamados de las instituciones a la prudencia.

El alcalde Enrique Maya exige “máxima responsabilidad” a la ciudadanía. “No hay fiestas de San Fermín. Lo teníamos que decir hace un año y por un tiempo pensé que un año después estaríamos en las mismas circunstancias, pero así fue”, dijo.

El alcalde ha dicho que el aumento de casos de Covid-19 en los últimos días “nos ha tocado mucho a todos”. “Hubo una tendencia que parecía muy positiva con los datos de infección, y ahora ese número de infecciones ha aumentado enormemente. Algunas expectativas que podríamos tener sobre estos días o sobre el verano deberían dejarse de lado”. el insistió.

El Ayuntamiento de Pamplona cuenta desde principios de este martes con un centro de pre-licitación, a través del cual se coordinan los esfuerzos entre la Policía de la ciudad, la Policía Provincial, la Policía Nacional y la Guardia Civil para que todo marche sobre ruedas.

Según se acordó en la Junta de Seguridad Local el pasado mes de junio, este puesto también podría ser liberado los días 7, 9 y 10 si las circunstancias así lo requieren.

El Puesto de Mando Avanzado se ubica en el tercer piso del edificio (sala de comisiones), en el mismo lugar en el que se ubicó en la operación preparada en 2020.

En esta sala, agentes de diversas instalaciones trabajan con computadoras y pantallas conectadas a cámaras de vigilancia ubicadas en áreas donde podrían ocurrir aglomeraciones o concentraciones.

La policía trabajará en conjunto para controlar calles como Jarauta, San Nicolás-San Gregorio, Navarrería, Estafeta, Calderería, García Castañón y Avenida de Roncesvalles-Plaza de Toros. El consumo de bebidas debe realizarse dentro del recinto o en las terrazas. Si estas áreas tienen una afluencia que impida que se mantengan las medidas de seguridad adecuadas, se cortará el acceso.

Estos dispositivos de seguridad tienen como objetivo el cumplimiento de la normativa sanitaria vigente, en particular en lo que se refiere a medidas de higiene, distancias, anchos de vía, horarios de apertura, vías públicas, instalaciones, actividades y ocio. Además, la operación se enfocará en prevenir las agresiones o abusos que puedan ocurrir bajo la protección de una mayor presencia de personas en la vía pública y el control de la conducción de vehículos bajo los efectos del alcohol.

Se aconseja a las empresas de hostelería y restauración que soliciten la presencia de la policía en sus instalaciones llamando al 092 en caso de incumplimiento de la normativa para no tramitar expedientes sancionadores, sino para facilitar el restablecimiento de la normalidad.


583384.1.260.149.20210706125555

Video de la noticia



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *