e6e88991 09cd 48a7 b1b2 736f866a96e4 21 9 aspect ratio default 0

La idea principal de lo que se proyecta para los barrios contenidos en los “grandes objetos” es su enérgica renovación. Para ello, se toman medidas en las fachadas y cubiertas de sus edificios, y se instalan sistemas de calefacción central y calderas eficientes. Pero la idea va más allá e intentará también rehabilitar espacios públicos, reformar calles y plazas, y renovar aceras y mobiliario urbano. Estas medidas son similares a las anunciadas en otros municipios españoles en los últimos días. El caso del casco antiguo es algo diferente. El consistorio intentará lavar a fondo la cara del anciano. El monto solicitado para esto también incluye la renovación de aceras y la rehabilitación sostenible de edificios; Sin embargo, esto incluye la instalación de cámaras de vigilancia, la mejora de la iluminación y el desarrollo de un plan especial para proteger el casco antiguo y su urbanización.

Oviedo solicitará 111 millones de euros de fondos europeos para 25 proyectos


El Naranco es otro punto específico al que el documento presta especial atención y al que se destinarían unos 5 millones. Según uno de estos puntos, el ayuntamiento examinaría la posibilidad de construir un parque alrededor de las joyas prerrománicas, que también tendrá un plan especial, un modelo que será recreado en los Meandros del Nora. La creación de rutas peatonales y “bio-saludables” costaría un millón y medio de euros. Además, está prevista una “calle prerrománica” con otros dos millones de euros, una serie de corredores peatonales que conectarán la ciudad con los monumentos.

El alcalde, Alfredo Canteli, dijo ayer que Oviedo será “proactivo” a la hora de recaudar fondos europeos. Según el ayuntamiento, “todos los proyectos investigados cumplen con los requisitos de la convocatoria”. Aunque quiso “lamentar el contexto de incertidumbre en el que se encuentra este plan ya que aún no se sabe cuándo se publicará la convocatoria y qué criterios se utilizarán para seleccionar los proyectos”. Así que el equipo de gobierno habría hecho “todo lo posible” para definir los proyectos que “necesita Oviedo”.

El desglose de los planes también muestra intervenciones “menores” en otras partes de la ciudad. De un juego denominado “Movilidad vertical en Ciudad Naranco, Montecerrao y Argañosa” se puede deducir que el consistorio prevé instalar elementos que ayuden a evitar los desniveles. Reaparecen La Argañosa y Vallobín, esta vez con el proyecto de coser barrios con puentes peatonales y caminos peatonales, para el que se gasta un millón de euros. Como parte del concepto de “humanizar el circuito sur”, se prevén otros cuatro millones de rubros para la integración de los distritos de la ciudad. El Campo San Francisco también podría sacar un buen total de ceros. El consistorio prevé solicitar hasta seis millones de euros para su “plan de recuperación del pulmón verde”. Una gran parte de este dinero se utilizaría para iluminación y debería permitir un “drenaje sostenible”. Esto también incluye elementos que ya son conocidos como mejora de la eficiencia energética de los edificios municipales o creación de una red fotovoltaica municipal para suministrar energía a los edificios públicos.

Antes de que esto se convierta en realidad, hay muchos obstáculos en el camino, algunos muy alejados de la capital asturiana. El tribunal constitucional alemán, por ejemplo, podría arruinar los planes si evita que Europa se endeude para llenar de dinero los bolsillos de los estados miembros. Otro factor decisivo será la Moncloa, que esta semana deberá enviar a Bruselas la solicitud conjunta de los proyectos elegidos por empresas y administraciones de nuestro país. Sin embargo, los expertos advierten que los fondos están destinados a empresas y no a administraciones públicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *