Otra búsqueda en la casa de Tomás Gimeno no encontró sedantes ni analgésicos


Agentes de la Guardia Civil llevaron a cabo un sexto registro en la casa de Tomás Gimeno en Igueste de Candelaria (Tenerife) el pasado jueves para encontrar sedantes o analgésicos que podría haberles dado a sus hijas.Sin encontrar rastro de ellos, han informado a Efe fuentes cercanas al caso.

Este nuevo registro es parte del pendiente de trámite para reconstruir las horas previas al momento en que presuntamente Tomás Gimeno aterrizó en esta casa con la vida de sus hijas, una de ellas, Olivia, la mayor, fue encontrada muerta en el fondo del océano 40 días después de los hechos.

En este caso especial, para comprobar si pudieron haber sido envenenados, un extremo que debe ser confirmado por los resultados finales de la autopsia convirtió a la niña en un cadáver.

Según el informe preliminar, la causa de su muerte fue un edema agudo de pulmón.

La casa de Tomás Gimeno ha sido objeto de varios registros, en varios de los cuales habían intervenido dos perros entrenados para rastrear restos biológicos sin encontrar pruebas concluyentes.

Mientras tanto, continúa la búsqueda por mar de Anna y Tomás Gimeno en el buque oceanográfico Ángeles Alvariño.

Durante las últimas horas, este barco ha estado rastreando un área frente a Las Caletillas y Barranco Hondo. concentrado, siguió los pasos del teléfono celular de su padre hasta que finalmente perdió la conexión en la madrugada del 28 de abril.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *