LOGROÑO, 30 de abril. (PRENSA DE EUROPA) –

Con motivo de la celebración de este sábado 1 de mayo, Día Internacional del Trabajo, el secretario general del PSOE de La Rioja, Francisco Ocón, y el secretario de Empleo y Relaciones Laborales del PSOE, Toni Ferrer, han celebrado esta tarde un acto de reunión prácticamente abierto a la militancia, en el que tanto jefes de Estado como de gobierno analizaron los últimos avances del mercado laboral y los próximos retos a superar.

Toni Ferrer inició su intervención recordando que “la identidad del socialismo español está ligada a la lucha de los trabajadores” y, por el contrario, “cuando el derecho político habla de trabajo, siempre cuestionan los derechos en nombre de la competitividad, como si así fuera ser. ” en sí mismo absolutamente “.

Ferrer censuró la lectura que hace el derecho al desarrollo del empleo durante la pandemia “porque es oportunista y no funciona”. Con eso en mente, afirmó que debemos monitorear los problemas del mercado laboral antes de la pandemia. “Uno de los problemas era, por tanto, que el volumen económico aún no se había alcanzado antes de 2007, aunque la economía había crecido desde 2014”.

Además, “la mayor parte del nuevo empleo ha sido precario, temporal, estacional y parcial. La forma en que se organizó el empleo tras el fin de la crisis de 2008 y con la austeridad y la reforma laboral en última instancia hizo estallar los sistemas de contratación”, declaró. Por otro lado, “la distribución de la renta se derrumbó y no se recuperó, dando lugar a una transferencia de la renta del trabajo a la renta del capital”. Todo esto junto con el “paro estructural”.

La ministra de Empleo y Relaciones Industriales añadió que “no es un problema de regulación laboral” sino que “es un problema que arrastramos desde finales de los 80 y problemas posteriores como los tecnológicos, los cambios climáticos, organizativos y de consumo” como así como “un cambio en la cultura empresarial de una cultura paternalista a una puramente al servicio de la competitividad a expensas del sacrificio de salarios y empleo”.

En este sentido, ha citado el ejemplo del ajuste que se está produciendo en el sector bancario como un “botón ejemplo de estas circunstancias” que “nos obliga a los socialistas a pensar en esta cuarta revolución en la etapa del capitalismo. Financiera”. , él explicó.

Ferrer agradeció el trabajo para contener la destrucción de puestos de trabajo durante la pandemia, realizado por ERTE, y el tremendo beneficio para los autónomos, así como la respuesta del gobierno español y de la propia UE.

Ante la austeridad y rebajando el costo del factor laboral para que la recuperación venga de manos de la competitividad a expensas de los salarios, la respuesta ahora ha sido todo lo contrario, sumado a la necesidad de contener el virus y establecer políticas de recuperación, que sean transformadoras. son “, enfatizó.

Con ello en mente, ha sentado las bases sobre las que descansa el Plan de Restauración, Transformación y Resiliencia del Gobierno español, que “suponen una oportunidad para promover empleos de calidad, reducir el paro estructural y juvenil y modernizar” la negociación colectiva, entre otras cosas.

“Tenemos que entender que el trabajo es empleo más derechos. En España, la tarea ahora es cambiar la situación actual y desarrollar un modelo de empleo digno, de calidad y con derechos”, dijo.

Para ello, también destacó los avances en la reducción de los aspectos más perjudiciales de la reforma laboral de 2012, comenzando por los más urgentes, como “la rescisión del contrato por menos de un año sin indemnización, la posibilidad de que un enfermo trabajador con baja médica fue despedido o la tipificación del piquete en el artículo 315.3 del Código Penal “.

“Ahora estamos en un proceso de diálogo, también ligado al plan de recuperación, para reenfocar el rol de la negociación colectiva, reformular la contratación – fortaleciendo el empleo permanente y estableciendo causalidad en la contratación temporal”, y “la capacitación por contrato de los trabajadores de Review con quienes “derechos” laborales y “subcontratación de direcciones”.

En resumen, “reformular las partes más dañinas de la reforma laboral que realmente están en el corazón de la reforma, y ​​sentar las bases para un nuevo estatuto obrero modernizándolo para sentar las bases del futuro”.

“Se abre un período de desafío no escrito”, afirmó, “una situación de oportunidad de cambio y desafío colectivo” que choca con “los problemas de la falta de solidaridad de la derecha española y el resurgimiento de la extrema derecha” que intentará evitar que reconstruyamos este país ”, concluyó.

Por su parte, el secretario general del PSOE de La Rioja, Francisco Ocón, citó algunos de los avances recientes del gobierno de Pedro Sánchez, como “incrementar el SMI por su dignidad efectiva y como herramienta para proteger a las mujeres” trabajadoras y trabajadoras sin cobertura arancelaria para hacer frente a situaciones desleales Evitar la competencia en las actividades económicas sin un convenio colectivo. “

Por otro lado, aplaudió “el ejemplo de un acuerdo social alcanzado entre el gobierno español y los actores económicos y sociales para la implementación y expansión de ERTES, y vio esta figura como una de las medidas necesarias para proteger la economía y el trabajo. recuperación y fortalecimiento del estado de bienestar, así como el principal instrumento para evitar la destrucción masiva de puestos de trabajo y proteger el tejido productivo en la crisis ”, dijo.

Este apoyo para proteger el empleo y los ingresos “fue de vital importancia, como lo fue el beneficio de frenar a los autónomos o utilizar el escudo social”, recuerda.

Y todo ello, “incluida la apuesta por una adaptación a las nuevas realidades laborales con la aplicación del Real Decreto sobre trabajo a distancia, que regula los derechos de los trabajadores que realizan teletrabajo”, o la derogación del artículo 315.3 del Código Penal “que es el derecho legítimo de huelga criminalizado “.

Finalmente, citó algunos de los “ambiciosos desafíos” que tiene por delante, como concretar el plan de recuperación para promover empleos de calidad, reducir el desempleo estructural y juvenil, modernizar la negociación colectiva, apoyar la protección social y la sostenibilidad de nuestro sistema de pensiones o Promoción. de una política activa de empleo “.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *