Ordoñez (COVITE) asegura que «no se ha prohibido el odio» en el sentido de ETA y advierte de «radicalización»

Ordoñez (COVITE) asegura que «no se ha prohibido el odio» en el sentido de ETA y advierte de «radicalización»


Dice que se ha «negociado» el final de la ETA y critica el «uso repugnante» de las víctimas

PAMPLONA, 11.11.2019 (PRENSA EUROPA) –

La presidenta de COVITE, Consuelo Ordoñez, aseguró que «no se ha desterrado el odio porque ETA deje de matarnos» y advirtió que Navarra y Euskadi son «las zonas más radicalizadas de toda Europa».

En declaraciones a los medios de comunicación antes del acto inaugural del XIX. En la jornada anual COVITE que se celebrará este jueves en el Palacio de Policía de Pamplona titulada “Diez años sin la violencia terrorista de ETA: retos y prioridades en el posterrorismo”, reiteró Ordoñez “Evidentemente estamos mucho mejor que hace diez años salimos a la calle después de la amenaza de ETA y de la muerte de ETA, no hay mejor momento que el que tenemos la suerte de estar viviendo en estos diez años ”. Sin embargo, cree que «aún queda mucho por hacer».

Preguntado por los acuerdos entre el Gobierno de Navarra y EH Bildu, el presidente de COVITE ha señalado que «no nos gustan los acuerdos» con la formación Abertzale porque «no los vemos como un partido democrático; viajar, reflexionar, el Autocrítica que hay que hacer ”. Ordóñez ha subrayado que «ellos fueron los responsables, son los herederos del brazo político» que «diseñó las estrategias terroristas y aún no ha hecho un ápice del pasado criminal de ETA que las administraba».

También invalidaba la veracidad de las declaraciones del Coordinador General de EH Bildu, Arnaldo Otegi, que dependía el apoyo al presupuesto general de la liberación de los presos de ETA. «Quien decide que los asesinos de mi hermano salen de la cárcel son los jueces que los condenaron», dijo Ordoñez, y agregó que «afortunadamente, ni el gobierno central ni el gobierno vasco son responsables de liberar a ETA». En este sentido, condenó la «embriaguez, la tensión» y el «uso a veces nauseabundo de nuestra causa y de las víctimas».

En su opinión, «hemos visto cosas mucho peores en este país -que las negociaciones con EH Bildu- y eso afecta más directamente a las víctimas» como «un fin negociado de ETA, como lo estamos viviendo actualmente». En este sentido, criticó que tanto los gobiernos del PSOE como del PP “estuvieran muy de acuerdo en mentir a todo el país” al decir que el fin de ETA “llegó sin concesión de que el Estado de Derecho derrotaba a ETA”.

«Eso es mentira, aquí hubo un final negociado y una de las demandas fue, además de la legalización de sus armas políticas, la impunidad», dijo Ordóñez, quien se preguntó «quién vio el operativo policial para disolver la ETA». «¿Por qué ha habido solo 11 arrestos relacionados con delitos o lesiones en diez años?»

Enfatizó que en los Acuerdos de Gernika de 2010, la izquierda nacionalista pidió «que se legalicen mis armas políticas, que no arresten a nadie, que liberen a los que están y que se acaben sin ganadores ni perdedores». «Todas estas demandas son las que hemos confirmado que se cumplen», afirmó.

Consuelo Ordoñez destacó que «este país le debe mucho a las víctimas porque hemos pagado por esta paz que todos disfrutamos hoy y que es lo mejor que ha pasado en nuestro país». Pero exigió «no agradecemos ni a Zapatero ni a Rajoy», sino a las víctimas, «porque hemos pagado con impunidad esta paz que disfrutamos». Por ello, pidió «que se haga justicia y se diga la verdad», lo que solo cuenta, aseguró COVITE. «Ni otras asociaciones de víctimas ni, por supuesto, ningún partido político», enfatizó.

NAVARRA Y EL PAÍS VASCO, LAS «ZONAS RADICALIZADAS DE EUROPA»

La presidenta de COVITE también se refirió a un hecho ocurrido este miércoles en un bar de Pamplona cuando fue amonestada por una persona que «parecía que me estaba dando dos hostias» y le gritó: «Me das asco, no puedo». estar contigo, he estado aquí toda mi maldita vida «. «Es doloroso y muy significativo que esto me haya pasado en cuanto entro en Pamplona y voy a un bar», dice Ordoñez, quien critica que «nadie» reaccionó ni lo defendió de estos ataques.

«Esta es la realidad en la que nos encontramos, hay una parte muy radicalizada» y «No se ha prohibido el odio porque ETA deja de matarnos», advirtió Ordoñez, que creía que «sigue la libertad de los secuestrados». El presidente de COVITE ha confirmado que este incidente «es un ejemplo de lo que está pasando y que las autoridades miran para otro lado» porque «nunca se han tomado en serio desradicalizar esta parte de la sociedad».

Aseguró que Navarra y Euskadi eran «las zonas más radicalizadas de toda Europa» y criticó que existieran planes estratégicos a nivel nacional para evitar la radicalización yihadista violenta, pero no la «radicalización interna». Consuelo Ordoñez ha asegurado que «Navarra es peor que Euskadi en estos momentos».


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *