Alrededor de mil personas ingresan cada año en la unidad de ictus del hospital Universitario de Navarra

Alrededor de mil personas ingresan cada año en la unidad de ictus del hospital Universitario de Navarra


Salud organiza este viernes diversas actividades informativas con el fin de saber reconocerlo y valorar el riesgo individual de padecerlo

PAMPLONA, 27 de octubre (EUROPE PRESS) –

El Hospital Universitario de Navarra (HUN) registró un total de 758 pacientes inscritos en el servicio de ictus en el registro de ictus entre enero y octubre de 2021. Según datos del Instituto Navarro de Salud Pública y Laboral (2013-2017), es la primera causa de muerte en mujeres y la segunda causa de muerte en la Comunidad Autónoma.

Además, se considera la primera causa de discapacidad adquirida en adultos y la segunda causa de demencia.

En el marco de las celebraciones del Día Mundial del ictus y la sensibilización de la ciudadanía, el Ministerio de Salud organizó este viernes 29 de octubre diversas actividades encaminadas a difundir conocimientos, detección precoz, medidas preventivas y factores de riesgo de esta enfermedad. Estas actuaciones se desarrollan entre las 9.00 y las 14.00 horas en el pabellón C del HUN y no requieren registro previo, indicó el Gobierno de Navarra.

El accidente cerebrovascular es un problema de salud causado por un cambio repentino en el flujo de sangre al cerebro, ya sea por un bloqueo de una arteria con un trombo (accidente cerebrovascular isquémico) o una rotura de un vaso sanguíneo que causa sangrado (accidente cerebrovascular hemorrágico), lo que lleva a el daño cerebral conduce, a menudo de forma permanente.

Algunos de los síntomas que pueden indicar un derrame cerebral son la aparición repentina de una desviación en la comisura de la boca, parálisis total o parcial u hormigueo de cualquier parte del cuerpo, o pérdida total o parcial de la visión, alteración del habla o comprensión, o repentina y dolor de cabeza severo. Dados estos síntomas, incluso si son temporales o temporales, HUN insiste en que es importante acudir a la sala de emergencias de inmediato.

34% MÁS CASOS EN 2030

Según el estudio Ictus: Action Plan in Europe 2018-2030 de la European Stroke Organisation (ESO) y la Stroke Alliance For Europe (SAFE), los accidentes cerebrovasculares se reducirán en un 34% en 2030 debido al envejecimiento de la población, la mala alimentación, el estrés o la carencia. de ejercicio.

El pronóstico de estos pacientes está determinado principalmente por la ubicación y extensión del daño cerebral, la condición previa y la respuesta al tratamiento. El 73% de los casos corresponden a ictus isquémico y el 11% a ictus hemorrágico. Hasta un 27% de todos los pacientes tratados se han beneficiado del tratamiento en fase aguda, este valor supone una mejora respecto al mismo periodo de 2020 (25%).

La recanalización arterial precoz es el tratamiento en la fase aguda que, junto con la atención en las unidades de ictus, ha mostrado la mayor disminución de la morbimortalidad, así como las secuelas de los ictus isquémicos por oclusión arterial.

Hay dos tipos de tratamiento, fibrinolítico intravenoso y tratamiento endovascular. El tratamiento endovascular ha mostrado los mejores resultados en accidentes cerebrovasculares más graves en los que se observa la oclusión de un gran vaso arterial con técnicas de imagen. En 2020 se benefició el 8% de los pacientes que participaron como Stroke Code, y en 2021 se benefició el 13%.

Como neurólogo de la unidad de accidentes cerebrovasculares, el Dr. Nuria Aymerich explica que las razones por las que ha aumentado el número de pacientes tratados con terapia endovascular «se debe a una mejor activación del código de ictus, que permite a los pacientes entrar en la ventana terapéutica, y un aumento de las indicaciones de tratamiento de acuerdo con los nuevos Hallazgos desde los ensayos clínicos y el aumento del personal de radiología intervencionista, que ha pasado de ser un profesional en 2020 a un equipo de 5 profesionales formados o en formación este año.

En los últimos diez años se han producido «grandes avances que posibilitan la atención individual, integral, multidisciplinar y coordinada de esta patología». En este sentido, el ictus requiere “una atención ultrarrápida y coordinada dentro de una cadena de suministro en la que intervienen muchos especialistas de los servicios de urgencias extrahospitalarias, urgencias hospitalarias, neurología, radiología y neurorradiología intervencionista”.

HUN, CENTRO DE REFERENCIA PARA EL TRATAMIENTO DE IMPACTO

A nivel autonómico, el HUN es el centro de referencia para el tratamiento endovascular del ictus en los hospitales de Navarra. Algunos pacientes del municipio de La Rioja y los derivados del Hospital Reina Sofía de Tudela (HRST) también son trasladados allí y tratados por el HUN por telectus del neurólogo de guardia.

Navarra cuenta con un protocolo de actuación consensuado conocido como Código Ictus. Dentro de la estrategia de emergencia temporal, priorizada en el Plan de Salud de Navarra 2014-2020, existe un grupo de trabajo del código de ictus que creó el documento del código de ictus que registra la cadena de suministro multidisciplinar. Como novedad, en la última actualización realizada este año, los indicadores de calidad que se pueden calcular gracias a la presencia del Registro de Ictus de Navarra, el protocolo para extender la ventana terapéutica de 6-24 horas en casos seleccionados, se transmiten directamente al Angiografías en pacientes procedentes de otros hospitales y el protocolo del código de accidentes cerebrovasculares pediátricos.

Además, a través de un equipo liderado por profesionales de la Dirección de Enfermería, comprometidos con el programa de Centros de Excelencia en Enfermería, el HUN ha implementado la Guía de Buenas Prácticas para la «Evaluación del ictus a través de la atención continua» y la acreditación internacional. BPSO) que reconocen su trabajo.

MEJORAS VEGETALES

En 2020 se mejoraron las instalaciones de HUN y se aumentó de 6 a 8 el número de camas en la unidad de ictus, así como el personal de enfermería y auxiliares de enfermería que las atiende. Las nuevas camas están ubicadas en habitaciones individuales, de manera que puedan ser ingresados ​​en aislamiento los pacientes que, además de un ictus agudo, dieron positivo en la prueba COVID-19, que se realiza como cribado antes del ingreso, durante la pandemia.

La inmediatez e intensidad con la que comienza el proceso de rehabilitación también mejora el pronóstico. El proceso de neurorrehabilitación comienza con el ingreso en la unidad de ictus por parte del servicio de rehabilitación. En el caso de lesiones moderadas o graves, la mayor parte de la recuperación se produce en los primeros tres meses después del accidente cerebrovascular, por lo que la intervención en esta etapa es importante.

Expertos del HUN y también del centro de investigación biomédica Navarrabiomed, junto con otras regiones de España y del sur de Europa, participaron en el proyecto europeo ICTUSnet, una iniciativa de cooperación transfronteriza en el marco del programa europeo INTERREG SUDOE. A partir de este proyecto, en colaboración con las asociaciones de pacientes (ADACEN), se elaboró ​​una hoja de ruta con los pasos que deben seguir las autoridades sanitarias locales para una buena atención al ictus. Esta hoja de ruta se presentará próximamente en ADACEN a la Comisión de Salud del Parlamento de Navarra.

También se presentará la campaña sobre el día del ictus desde esta red: # CuidaLoQueMásTeImporta, que se extenderá hasta mediados de 2022 para concienciar sobre la prevención, detección y superación del ictus.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *