manifestacion sevilla kzkB 984x468@Diario Sur


Las movilizaciones impulsadas por CCOO y UGT en las capitales de provincia de Andalucía con motivo del Día Internacional del Trabajo incluyeron una caravana con cien coches en Almería, 8.000 personas en Cádiz, 2.000 personas en Córdoba, 5.000 en Granada, cien en Huelva, 700 en Jaén, 5.000 en Málaga y 6.000 personas en Sevilla.

En concreto en Cádiz, que actualmente está a punto de cerrar la planta del consorcio europeo de aviación Airbus en Puerto Real, el acto central de los sindicatos mayoritarios tuvo lugar con una manifestación desde los Jardines Varela de Cádiz hasta la Plaza de San Juan de Dios por la secretaria general de CCOO-A, Nuria López; y su homóloga de UGT-A, Carmen Castilla.

En esta movilización, en la que, según fuentes sindicales, participaron alrededor de 8.000 personas, según fuentes sindicales Europa Press, los máximos responsables autonómicos de dichos sindicatos han exigido al Gobierno central del PSOE y Unidos Unidos sus compromisos de derogar la las dos últimas reformas laborales patrocinadas por el PSOE y el PP en el contexto de la crisis anterior y en concreto la crisis de población de 2012; Anulación de la reforma de pensiones de 2013 y renovado aumento del salario mínimo interprofesional (SMI).

Según la última Encuesta de Población Activa (EPA), ésta arroja una tasa de paro del 22,54 por ciento para Andalucía y 887.900 parados, para los que reclaman un nuevo modelo productivo basado en la industria como sinónimo de “empleo estable y de calidad”.

El despedido

También criticaron las afirmaciones de Airbus de cerrar la planta de Puerto Real, donde los trabajadores están muy movilizados. la Ley de Regulación del Empleo (ERE) patrocinada por Caixabank, que tiene como objetivo despedir a 7.791 trabajadores en toda España tras la fusión de Bankia, el despido colectivo también propuesto por BBVA en relación con 3.340 empleados o cierre de sucursales promovidos por el grupo textil Inditex, con los consiguientes efectos sobre el empleo.

Y es que todos estos despidos se incrementan cuando algunas de estas grandes empresas “incluso pagan dividendos”, por ejemplo en los bancos, con un beneficio de más de mil millones de euros en 2020 en ambos casos.

En Almería, estas movilizaciones conjuntas de CCOO y UGT han provocado que una caravana deambule por las calles de la capital de provincia con más de un centenar de coches mientras más de 2.000 personas participaron en la manifestación de Córdoba. Allí el secretario general de la UGT Córdoba, Vicente Palomares, señaló la necesidad de “una mayor protección social y laboral” y el cumplimiento de las promesas de levantar las reformas laborales y volver a levantar el SMI.

Empleo estable

En Granada, las movilizaciones de la CCOO y UGT congregaron alrededor de 5.000 personas, mientras que en Huelva, en la Plaza de las Monjas, se alojó una concentración de cien delegados entre los dos sindicatos. En esta ley, la secretaria general de la CCOO en Huelva, Julia Perea, pidió al Gobierno central que “otorgue un reconocimiento efectivo a los trabajadores esenciales a través de aumentos salariales, estabilización del empleo y fortalecimiento de los servicios públicos”; y “Reforma del modelo productivo onubense basado en el sector primario e invirtiendo en industria sostenible, digitalización e infraestructuras”.

Sebastián Donaire, secretario general de UGT Huelva, pidió por su parte “visualizar la situación de Huelva, la provincia más afectada por el paro, la precariedad, la siniestralidad y la desigualdad” y pidió soluciones a las autoridades responsables.

En Jaén las protestas contaron con alrededor de 700 personas, y en Málaga las movilizaciones de la CCOO y UGT sacaron a las calles a unas 5.000 personas exigiendo que esta provincia ya no sea la Málaga del balón, el low cost, el barato, el temporal y el Trabajos precarios para convertirse en un Málaga con condiciones laborales dignas y empleo de calidad ”como han afirmado.

Finalmente, tuvo lugar una manifestación por las calles del centro de Sevilla, a la que asistieron alrededor de 6.000 personas. Se instó a los dirigentes provinciales de CCOO y UGT, Carlos Aristu y Juan Bautista Ginés, a oponerse al “ensanchamiento de la brecha de desigualdad, clase, género, territorialidad y generaciones” que enfrenta la sociedad en esta nueva crisis. Por tanto, pidieron “salarios más altos, el restablecimiento de los derechos perdidos, la estabilidad laboral y el fortalecimiento de los servicios públicos”.

FBV


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *