Manuela, la paciente psiquiátrica que contó su vida en servilletas

Manuela, la paciente psiquiátrica que contó su vida en servilletas



  • Los recuerdos de Manuela forman parte de la exposición ‘Drawixos. Darrere els murs del mental ‘junto con dibujos de otros pacientes


  • Mercedes Hidalgo fue quien rescató estos documentos olvidados en 1987 y trabaja en el piso del hospital psiquiátrico


  • Estas obras guardadas buscan aumentar la importancia de “crear un archivo de personas y salvar a una persona del olvido”.

Manuel García pasó años en un antiguo manicomio de La Guineueta, Barcelona. Ella era solo otra paciente con problemas de salud mental. Pero ahora Tus recuerdos y vivencias perdurarán en el tiempo porque pasaron a formar parte de la exposición ‘Dibújalos. Darrere els murs del mental ‘junto con otros trabajos de ex becarios. Algunos documentos fueron recuperados por Mercedes Hidalgo Rebollo, exfuncionaria del centro y funcionaria del Archivo Histórico Roquetes-Nous Barris, quien los sacó del manicomio tras ser desalojados. Fueron olvidados en carpetas y cajas.

En uno de ellos estaba la vida de uno de los pacientes psiquiátricos más conocidos. Una historia escrita en servilletas de papel. donde también indicó su voluntad: “Guarda todo esto bien, será mi historia cuando muera pronto”. Dicho y hecho. La “historia” de Manuela García, nacida en Jaén en 1931 y fallecida en mayo de 2020, vio la luz un año después de su muerte y se puso a disposición del público junto a otras obras. Dibuja, como subraya Mercedes, el “un Visión para la sociedad de que los trastornos mentales no anulan a la persona en su totalidad“.

Los amantes escriben

“Manuela era una paciente que entró en ‘El Mental’ pero se ganaba la vida. En casa siempre escuchaba la radio y se interesaba por todo lo que escuchaba y luego lo escribíaIncluso se inventó dichos “, dice la ex funcionaria del centro, quien admite que ella lo animó a escribir su historia”. La semana siguiente las escribió en un servilletero “, enfatiza entre sonrisas.

En los papeles de cocina que se enumeran para poder seguir un orden, Manuela repasa con más detalle todos los episodios que la han plasmado. “Habla de eso cuando era pequeña, recuerda cuando su tío y su mamá la dejaron sola para ir a buscar leña y lo que comía … un poco”, dice Mercedes, señalando que Manuela estaba fuera de la En momentos de crisis lejos lejos fue sufrido en el que vino a quemar los muebles de su casa.

Manuela explica como se siente mal cuando derriban ‘el Mental’, era su segundo hogar

“Es una persona que ha estado enferma desde entonces que se va a casar y el novio le dice a su mamá ya ella que no lo volverán a ver, que está con otra chica “ El empleado de Arxiu también cuenta a NIUS, quien a su vez destaca otro episodio del “libro” que desencadenó un “shock desestabilizador” para la entonces joven: dejar su trabajo. “Cuando tenía 37 años la fábrica funcionaba y no querían compensarme. Al cabo de un mes cambiaron la máquina, la frenaron y le quitaron la energía a la máquina de pedales. Dañaron la rama derecha de mi pie por mi ojo “, escribió la paciente psiquiátrica en sus memorias.

Además de sus recuerdos personales, también explica en las servilletas su paso por lo espiritual y el sentimiento que tiene al entrar. Por otro lado, como explica la ex trabajadora psiquiátrica, comenta en el cuento “lo mal que se siente cuando derriba el mental: Fue su segundo hogar“.

La importancia de “salvar a una persona del olvido”

Esta exposición muestra, además de los recuerdos de Manuela, varios dibujos realizados por los internos de ‘El Mental’ en las décadas de 1950 y 1960. Obras que hablan de libertad y vida exterior. y esto coincide con la apertura de los pacientes a la calle y las actividades fuera del centro.

“Fue el comienzo de la nueva visión de la psiquiatría, menos oscura y más abierta”, dice Arnaldo Gil, titular de Arxiu, quien también enfatiza la importancia de “crear un archivo popular y salvar a una persona del olvido” que tiene con Manuela García y su historia, que Gil describe, hizo “Una historia en primera persona clara y concisa”.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *